82 minutos de Paul-Georges Ntep

Auxerre - Ntep - geoterranaute

Gilles Grimandi, ojeador del Arsenal en Francia, siguió atentamente a Paul-Georges Ntep en la tarde-noche de ayer, en el partido entre Auxerre y Dijon correspondiente a los dieciseisavos de final de la Coupe de France.

El joven delantero de origén camerunés se ha convertido en objeto de deseo de numerosos clubes -se especula con el interés de Stade RennaisWest Ham, Newcastle y Arsenal (Wenger ha elogiado al futbolista, pero descarta su incorporación inmediata) y el QPR parece tener las negociaciones avanzadas con el club presidido por Guy Cotret-. Diversos medios franceses, como France Football, inciden en que es el futbolista de mayor proyección de la Ligue 2 y uno de los de mayor nivel del último lustro en la segunda división. De hecho, las expectativas en torno al jugador disminuyen las posibilidades de que se materialice su traspaso a un equipo de la zona media-alta de la Ligue 1: para los conjuntos franceses de mitad de tabla su precio es demasiado elevado y los más poderosos económicamente, Mónaco y PSG, o tienen bien cubierta esa parcela del campo (parisinos) o, de reforzarse, optarían por futbolistas de un impacto inmediato (monegascos). Demasiado arriesgado/innecesario para unos, demasiado caro -a priori- para otros. En estas circunstancias, aparece, como siempre, el fútbol inglés.

Auxerre - Ntep - Christopher Lance
Auxerre disfrutó de la victoria de su equipo ante el Dijon. Foto: Christopher Lance.

Reconozco que nunca lo había visto jugar, ni siquiera había ojeado las típicas compilaciones de sus acciones más destacadas que abundan por la red. Ayer, antes de comenzar el LIVETEXT de la Coupe, decidí que tampoco iba a leer ningún perfil suyo. No quería “contaminarme”. Mi aliciente consistía en tener un primer impacto de un futbolista del que me llegaban un rebumbio de ideas y, sin embargo, no tenía referencias exactas. Durante 82 minutos pude obtener mis primeras conclusiones.

Ntep (1992) es rápido y atrevido. Eso es lo más llamativo: la verticalidad es su principal signo de identidad y no tiene miedo a encarar, disfruta haciéndolo. Arriesga. Es muy explosivo. Usa bien las dos piernas, aunque con mayor frecuencia se apoya en la derecha para combinar, salir de los regates y tirar a puerta. No es un gran pasador ni le gusta la pausa, es pura energía. Cuando le llega la pelota, busca al contrario: no le da tregua.

No es demasiado alto (alrededor de 1,80), pero tienen un físico absolutamente privilegiado: es fibroso, extremadamente atlético y su tren inferior es muy potente. Sus piernas son más anchas de lo que parece, puesto que no es un futbolista de complexión fuerte.

En la banda izquierda, su primera opción es perfilarse para el disparo a puerta y el autopase, aprovechando una punta de velocidad muy superior a la de los contrarios y las bicicletas, son recursos que emplea con asiduidad para romper al oponente. Otro punto fuerte es que no rehúye el desmarque al espacio, otros futbolistas de sus características suelen pedir la pelota siempre al pie, una y otra vez, para hacer su jugada. Ntep no. Y esto es muy interesante de cara a un posible cambio de aires (Ligue 2 a Premier/Championship). A la hora de finalizar sus acciones individuales, siempre trata de colocar la pelota lejos del alcance del portero. No es excesivamente impulsivo, su primera opción no es el disparo potente, sino que trata de ajustar la pelota a los palos. En cualquier caso, y tras solo haberlo visto durante 82 minutos, en este apartado tiene bastante margen de mejora.

Es posible que el nivel de sus rivales condicione cualquier análisis, pero no es necesario verlo jugar más de un cuarto de hora para darse cuenta de que el chico está para algo más. Tiene potencial. Yo no me perderé su cruce contra el Rennes en octavos de final de la Coupe, aunque quizá llegue demasiado tarde: el Auxerre puede vender a Ntep en las próximas fechas.

Foto de portada: geoterranaute

Related posts

Deja un comentario

*