Un equipo de Tercera en la final de la Coupe

coupe-de-france- Marcadorint

Por cuarta vez en los últimos veinticinco años, un equipo de una categoría no profesional disputará la final de la Coupe de France. El sorteo de las semifinales emparejó al Chambly con Les Herbiers, los dos equipos del tercer peldaño del fútbol galo que siguen vivos en la Coupe, lo que garantiza automáticamente la presencia de un club amateur en la final del próximo 8 de mayo en París. El Nîmes en 1996 y el Quévilly en 2012 la disputaron siendo equipos de Tercera mientras el Calais jugó la final del año 2000 a pesar de militar en la cuarta categoría del fútbol francés. Los tres perdieron por un gol de diferencia. Pese a los precedentes, sigue siendo una situación excepcional.

Más llamativo aún es que tanto Chambly como Les Herbiers están inmersos en la lucha por evitar el descenso a la cuarta división. Se trata de una temporada extraña en Tercera, con los cinco primeros equipos separados por seis puntos en la pelea por el ascenso y el resto de clubes implicados en la pugna por la permanencia. A día de hoy, solo seis puntos separan al sexto clasificado del decimosexto: once equipos están en riesgo de ocupar dos de los tres puestos de descenso, con el Créteil ya descolgado en el farolillo rojo. Entre ellos, Les Herbiers y Chambly, con este último disputando la semifinal de la Coupe de France mientras descansa en la zona de descenso a National 2.

Así pues, Les Herbiers y Chambly se conocen muy bien. Tanto que nadie podía imaginar después de su último enfrentamiento en la liga que se volverían a cruzar, por tercera vez este curso, a mediados de abril en la Coupe. Para Les Herbiers, todo cambió a raíz del último partido contra el Chambly, el 12 de enero de 2018. El conjunto rojo perdió en casa ante un rival directo por la permanencia. Llevaba cuatro meses sin ganar ningún partido de liga y destituyó al entrenador, Frédéric Reculeau. Su asistente, Stéphane Masala, se hizo cargo del primer equipo cuatro días después y solo ha perdido un partido desde entonces. Por el camino, ha convertido a Les Herbiers en todo un semifinalista de la Coupe tras vencer a dos clubes de Ligue 2 como Auxerre y Lens. Sus dotes de liderazo han surtido efecto para revertir una situación delicada.

“Les Herbiers estaba condenado al descenso. Este club de la costa oeste de Francia es uno de los conjuntos más modestos de National: ascendió por primera vez a la tercera división francesa en la temporada 2015-16 y parecía destinado a regresar a la cuarta categoría del fútbol galo. Al fin y al cabo, se pasó cuatro meses sin ganar ningún partido de liga“.

Los dos héroes de Les Herbiers

La clasificación para semifinales, en el estadio del Nantes tras una tanda de penaltis, desató la locura en esta localidad del departamento de Vendée. Aunque no quedaron tan satisfechos con el resultado del sorteo. En el vídeo adjuntado, el presidente del club Michel Landreau confesaba que prefería a un rival de Ligue 1 o incluso Ligue 2 antes que un adversario de su propia categoría. “Jugar contra un equipo del mismo nivel en la Coupe de France no es lo ideal. Preferíamos jugar contra un rival de Ligue 2 o Ligue 1. El ambiente es distinto, no tienes nada que perder. Este es un cruce más equilibrado y difícil, con futbolistas y clubes que se conocen. No hay lugar para las sorpresas. Es más complicado para nosotros, aunque lo saborearemos de la misma forma”, lamentaba Landreau.

La Coupe de France se le da bien últimamente al Poiré-sur-Vie. Foto: MarcadorInt.
Un equipo de National 1, la tercera categoría del fútbol galo, disputará la final de la Coupe de France. Foto: MarcadorInt.

El Chambly es un equipo mucho más joven que Les Herbiers. Tiene mucha menos tradición que su próximo rival. El año que viene cumplirá las tres décadas de vida y jamás había disputado los octavos de final de la Coupe hasta esta edición. Así que a la primera superó los octavos y los cuartos hasta plantarse en la semifinal. Sin embargo, la victoria contra el Estrasburgo dejó un regusto amargo en el seno del club. Su presidente fundador, Walter Luzi, falleció de un infarto la misma noche de la clasificación para las semifinales de la Coupe. En febrero ya profundizamos sobre los orígenes de este club, impulsado por la familia Luzi, de origen italiano. Como eran aficionados del Inter, copiaron su escudo y sus colores azul y negro.

El Chambly nació en 1989 cuando los hermanos Luzi decidieron fundar un club de fútbol. Se encontraron con la predisposición de una localidad pequeña como Chambly, en el departamento del Oise, al norte de París, y ahí se instalaron. En los primeros años, el padre de Fulvio y Bruno, Walter Luzi, fue el presidente. Hasta entonces, Walter ejercía de cabeza visible, Fulvio era el entrenador y Bruno se vestía de corto en los terrenos de juego. Hasta 2001, cuando Walter cedió el testigo a Fulvio, que se hizo cargo de la presidencia del club y dejó su sitio en el banquillo a Bruno Luzi, su hermano. Estos cambios en la estructura del club propulsaron al Chambly: en 2002 ascendió a la octava división del fútbol galo, en 2010 debutó en la CFA (5ª categoría) y en 2014 se estrenó en Tercera. Todos estos éxitos llegaron con Bruno Luzi en el banquillo”.

Todo queda en familia

Además de la familia Luzi, el otro gran protagonista de la hazaña en la Coupe de France es Lassana Doucouré, en origen lateral derecho, que ya ha marcado cinco goles en las últimas cinco eliminatorias. Doucouré anotó el gol de la victoria ante el Estrasburgo en el minuto 83 y también marcó dianas decisivas ante Granville, Chateauroux y Haguenau.

La Coupe de France es un pozo sin fondo de historias preciosas de clubes que superan obstáculos contra pronóstico y sorprenden a rivales profesionales, con presupuestos mucho mayores. La edición de este año ha situado en el mapa a Chambly, una población de unos 10.000 habitantes al norte de París, y Les Herbiers, otro municipio pequeño, cerca del Oceáno Atlántico, donde viven unas 15.000 personas. Vaciando ambos municipios, ni siquiera se podría llenar el escenario de la semifinal, el Stade de la Beaujoire de la ciudad de Nantes, con capacidad para 35.322 espectadores. Así de pequeños son estos dos clubes y así de grande es el mérito de haber alcanzado la penúltima ronda de la Coupe de France.

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Buaaaa, justo a la misma hora que el Celta-Barcelona y también coincide con un partido del equipo en el que juego. Con las ganas que tenía de ver este partido, aunque intentaré ver lo que pueda 😉

Deja un comentario

*