El primer gran obstáculo del Guingamp

Concarneau -  y.becart

Guingamp, un pueblo francés de menos de 8.000 habitantes, defiende el título de campeón de la Coupe de France por segunda vez en su historia. La temporada pasada, contra pronóstico, el equipo bretón fue superando rondas hasta ganar la final al Rennes, el otro gran club de la Bretaña. Alzó el título y gozó de una larga aventura europea de 8 partidos en la que superó al PAOK en la fase de grupos de la Europa League y puso en jaque al Dynamo de Kiev en la primera ronda eliminatoria. Sin embargo, hubo un equipo que hizo peligrar toda esta aventura. Un equipo bretón, el club de un pueblo que duplica Guingamp en población pero que milita en la cuarta división del fútbol francés. Se trata del Concarneau, representante de un municipio de 18.500 habitantes. El rival del Guingamp el próximo jueves en los cuartos de final de la Coupe es un viejo conocido del vigente campeón copero.

El EA Guingamp encadena nueve triunfos seguidos en la Coupe. No sólo ganó el título el año pasado, sino que lo está defendiendo dignamente, aunque también es cierto que no se ha enfrentado a ningún rival de Ligue 1 hasta ahora. Tampoco lo es el Concarneau, sexto clasificado del grupo D de la CFA, cuarto escalón del fútbol francés. Sin embargo, fue este mismo equipo quien puso contra las cuerdas al Guingamp hace poco más de un año, en el segundo encuentro que disputaron los de Gourvennec en la Coupe y que pudo haber derrumbado la magnífica historia que protagonizaron los bretones. Entonces el Guingamp no dejaba de ser un candidato al descenso en la Ligue 1 que visitaba un campo de un rival inferior en un perfil de choque normalmente propicio a las sorpresas.

Concarneau -  Fabio Spinozzi

Concarneau. Foto: Fabio Spinozzi

No obstante, parecía que el Guingamp iba a superar el segundo escollo en la ruta hacia la final de la Coupe sin excesivas dificultades, pues después de un inicio complicado Yatabaré, ahora en el Trabzonspor, adelantó al equipo de Ligue 1 en el minuto 64. Cuando todo parecía cerrado, emergió la figura de Killian Gargam, defensa o centrocampista según la fuente que se consulte, que salió desde el banquillo para empatar antes del 90 y adelantar a los suyos en la prórroga con un golazo extraordinario desde la frontal. Viendo el tanto, cuesta de creer que este chico sea defensa. En cualquier caso, Killian Gargam sólo ha anotado cinco goles en su carrera profesional y dos de ellos se los marcó al Guingamp. Sin embargo, sus dianas no sirvierion porque el Guingamp remontó el encuentro antes de alcanzar el minuto 120. Superó esa segunda ronda y se terminó proclamando campeón. Aunque la historia de Gargam quedó guardado en nuestra memoria como uno de los nombres propios de la última Coupe.

“El Concarneau empató ante el Guingamp en el tramo final del partido y forzó una inesperada prórroga. En los 30 minutos extra, el modesto conjunto local se adelantó y obligó al Guingamp a remontar. Sus dos goles los marcó Killian Gargam, un defensa de 22 años. Sorprendentemente, un defensa de un equipo de la 4ª categoría francesa casi elimina a uno de Ligue 1. Además, este jugador formó parte del Saint Colombain que el año pasado solo perdió por 1-2 ante el PSG. Un equipo que entonces jugaba en la 5ª división francesa. Pero Gargam se perdió esa eliminatoria por una lesión de última hora. Esta semana, tuvo la oportunidad de enfrentarse a un equipo de Ligue 1 para quitarse esa espina que se le había quedado clavada. Salió desde el banquillo y anotó los dos tantos de su club. No fue el héroe, pero se quedó muy cerca de serlo”. Historias de la Coupe.

Pero el destino es caprichoso y 14 meses después los dos conjuntos bretones se vuelven a ver las caras. El Concarneau, cuartofinalista por primera vez en su historia, ha superado todas las expectativas después de derrotar a dos clubes de Ligue 2 como Niort o Dijon en su feudo. Aunque más épica fue la eliminatoria de octavos, disputada a domicilio ante el Iris de Croix, de su misma categoría, al que derrotó en una tanda de penaltis tras un partido sin goles. El lanzamiento decisivo, cómo no, lo anotó Gargam.

La revancha está servida.

Foto de portada: y.becart

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*