La gesta insignificante del Cercle Athlétique Bastiais

IMG_4127

Llegué a Bastia el martes por la mañana. La idea era vivir en desde allí y con sus aficionados los partidos que los dos equipos de la ciudad jugaban esa tarde fuera de casa, de competiciones distintas. El Sporting Club Bastia, de Ligue 1 y máximo representante del fútbol corso, jugaba un partido de liga en Toulouse. A la misma hora, el Cercle Athlétique Bastiais, de Ligue 2, jugaba su eliminatoria de octavos de final de la Coupe de France en Angers. Ése era en realidad el motivo por el que estaba en la ciudad, el papel del CAB en la competición copera. El segundo equipo de la ciudad había llegado incluso más lejos que el Sporting, que fue eliminado por el Lens en dieciseisavos, y yo quería descubrir cómo lo veían los bastienses, qué partido seguirían, qué retransmitirían en los bares. Quería buscar peñas de ambos equipos y hablar con sus aficionados para que me transmitieran sus opiniones. Quería, en definitiva, analizar la rivalidad entre dos clubes de la misma ciudad cuando el pequeño –al menos en Copa- ha superado al grande. Pero no pudo ser.

No pudo ser porque en Bastia no hay rivalidad entre sus dos equipos. Porque en todo un día de paseo por el centro, el puerto y la parte más nueva de la ciudad vi coches, balcones y bares decorados con los colores del Sporting, pero nada hacía pensar que allí existía un segundo equipo. Me crucé con algunos jóvenes ataviados con el chándal del SCB y les pregunté. “¿Esta noche? El Sporting, por supuesto”. A nadie parecía interesarle lo más mínimo el CAB, aunque yo insistía en recordar que estaban jugando octavos de Coupe. “Ya, pero es que no hay aficionados de ese equipo”, respondían. Al fin encontré un quiosco que, pese a tener en la puerta numerosas banderas y camisetas del SCB, en el interior tenía una bufanda del pequeño de la ciudad. Era el primer rastro que encontré de que en Bastia había más de un equipo, y también fue el último. Charlé con Henry, el quiosquero, que me habló sobre la indiferencia respecto al CAB y de lo que representa el Sporting para la ciudad, pero esto último lo dejo para otro artículo.

Le preguntamos el porqué de esa nula expectación por el cruce de Coupe: “El principal club aquí es el Sporting. El CAB es un pequeño equipo que ha llegado hasta ahí, pero a todo el mundo le da igual. Sólo hay unos mil aficionados en cada partido, y no tiene ninguna rivalidad con el grande”. Henry también me indicó cómo llegar a la sede de una peña de aficionados, que pese a ser del SC Bastia me podrían ayudar a entender qué pasaba con el equipo pequeño de la ciudad. Aquí podéis encontrar un extracto de la conversación, en francés:

A la hora del partido, a falta de seguidores del Cercle Athlétique con los que seguir la Coupe, me dirigí a ver el partido de liga del Sporting Club. Durante ‘su’ partido les fui avisando del resultado del CAB para ver qué opinaban, si preferían que marcasen sus vecinos o los rivales, quería que se posicionaran. Un par de ellos, de hecho, miraban el resultado de vez en cuando en el móvil.

-“Mira, van ganando”.

-“Mejor, a ver si aguantan”.

Vista mi insistencia, algunos me contaron que de vez en cuando incluso iban a ver partidos del CAB: “Juegan en nuestro mismo estadio y este año están en Ligue 2. A veces, si un fin de semana no tenemos nada que hacer y algún amigo lo propone, nos acercamos a verlos. Pero si pierden o si ganan no nos quita el sueño”.

IMG_4171

Peña de aficionados del SC Bastia. Foto: Miki S.Gonzalo

Olivier Vincenti es uno de los fundadores de la peña Bastia 1905, en la sede de la cual seguí el partido. Con él conversé durante casi todo el encuentro, sobre el Sporting y el fútbol corso en general pero también acerca del CAB. Todo lo que me explicó me pareció muy interesante, así que al final de la noche le pregunté si podía hacerle una pequeña entrevista para que me resumiera lo mismo que me había dicho durante los noventa minutos, y accedió encantado.

Olivier, ¿por qué el CA Bastia no tiene aficionados?

Porque nunca ha estado en la escala nacional. Siempre ha estado en ligas regionales, entre quinta y cuarta división. La temporada pasada fue la primera de su historia en la tercera y consiguieron subir a Ligue 2. No tiene pasado en la escala nacional, y encima convive en la misma ciudad con un gigante como el Sporting, que con su pasado en Europa se ‘come’ a todos los otros clubes de Córcega. No hay casi lugar para otros equipos en la isla, así que menos en la misma ciudad.

Aún sin afición, una vez eliminado el SCB de la competición, ¿por qué la ciudad no se interesa un poco en el único representante que queda?

Porque la gente no se identifica con ese club. Es un club que nunca ha existido como opción, la gente casi lo descubre ahora. Estoy seguro que había gente que antes ni lo conocía. Además, tenemos mucha pasión por el Sporting, y eso es como cuando tienes pareja, no se comparte. Hay algunos bastienses, incluso algunos que son del Sporting, que de vez en cuando consultan el resultado del CAB, como yo por ejemplo. Suelo ver si han ganado o perdido, y si pierden no me gusta pero en dos minutos me olvido. Con el Sporting no pasa lo mismo. No puedes apoyar a un equipo que no te hace vibrar.

Hoy el Cercle Athlétique ha quedado eliminado de la Coupe, pero ¿si hubiera ganado, habría habido alguna celebración en la ciudad?

No, a la gente le da igual. Quizá algunos coches habrían tocado el claxon pero eso es todo.

En cambio, según he escuchado por la ciudad, la gente apoya bastante al Île-Rousse en su partido de Coupe. Misma ronda y es el club de otra ciudad. ¿Por qué a ellos sí y no al vecino?

Porque el Île-Rousse es el pequeñito, es un equipo en el que incluso podríamos jugar nosotros, son un grupo de amigos con los que te identificas. En cambio el CAB es un equipo que está en el fútbol profesional, pero que a la vez tampoco ofrece demasiado. Además, pese a que realmente no hay ninguna rivalidad, el año pasado ellos nos eliminaron, y hace cuatro los eliminamos nosotros pero ellos marcaron el primer gol y dedicaron algunos gestos ofensivos a nuestros aficionados. Si hoy hay alguno del Sporting contra el CAB será sobre todo por ese detalle de años, pero que en general nos da igual.

Normalmente ¿cuántos aficionados tiene el Cercle Athlétique en cada partido?

El año pasado llevaban a unas 600 personas al estadio, jugaban en otro más pequeño. Esta temporada que juegan en el nuestro pueden llegar a unos 1.200, pero incluso muchos son gente del Sporting que no tiene nada que hacer, como yo mismo a veces. Está a cinco minutos y vamos a pasar el rato. Pero aficionados no somos; eso es una cuestión de pasión y con la pasión no se puede trampear. No puedes inventarte una pasión oportunista.

Quizá hubiera tenido dudas respecto a su imparcialidad teniendo en cuenta que Olivier es socio del SCB, pero todo un día buscando información por la capital de la Alta Córcega me hizo creérmelo totalmente. Al fin y al cabo casi no había visto indicio alguno de la existencia del segundo equipo del municipio. Con el Cercle Athlétique Bastiais eliminado después de hacer una Coupe de France 13/14 memorable para un club que justo este año debuta en el fútbol profesional, la ciudad de Bastia se quedó sin representantes en esa competición. Pero todo el mundo durmió igual esa noche. Quizá incluso un poco contentos, porque al final el Sporting consiguió la primera victoria de la temporada fuera de casa por 1-3 ante el Toulouse. Cuando se trata de pasión no podemos fingir.

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*