Ya no son anónimos

Misma competición, pero nada que ver con el Blagnac-Niort.

Uno de los aspectos que más me fascinan de la Coupe de France es su capacidad para poner nombre y apellidos a hombres absolutamente anónimos en el mundo del fútbol. Es un torneo capaz de generar una narrativa propia, única, especial, que descubre historias detrás de cada equipo. Detrás de cada jugador, de cada entrenador, de cada presidente, de cada gol anotado. Personas que crecieron amando el fútbol y soñaron con emular a sus ídolos y referentes, que aspiraban a ganarse la vida pateando el balón como aquellos futbolistas a los que veían cada fin de semana a través del televisor. O a los que, quizás, iban a ver después de los entrenamientos abiertos al público para conseguir una fotografía que inmortalizara el momento. La Coupe de France nos descubre las historias de muchos futbolistas que no llegan a la élite, que siempre son muchos más que aquellos que alcanzan la cumbre. Pero, al mismo tiempo, les permite disfrutar de uno o dos días de gloria. O algunos más, como en el caso de Les Herbiers, flamante finalista de la Coupe de France 2017-18 después de derrotar al Chambly en la primera semifinal.

Muchos de sus protagonistas flirtearon con el fútbol profesional. Se quedaron cerca. Lo rozaron con la yema de los dedos. Y algunos todavía están en edad de dar el salto, incluso. Uno de los ejemplos más evidentes es el de Florian David, canterano del Toulouse e inmortal desde la noche de este martes al anotar el primer tanto de la victoria de Les Herbiers ante el Chambly. Florian David se formó en el Toulouse, uno de los clubes con mejor fútbol base de toda Francia. Completó su formación, jugó con asiduidad en el filial pero nunca marcó suficientes goles como para despuntar en el segundo equipo de la entidad violeta. Aun así, sí formó parte de dos expediciones con la primera plantilla del Toulouse. La primera, en la temporada 2013-14. El 29 de marzo de 2014, para ser más precisos, se sentó en el banquillo del estadio del Ajaccio, esperando su oportunidad para debutar en la Ligue 1. El Toulouse empató a dos, falló un penalty en el descuento y Florian David no se estrenó en la élite del fútbol francés. Tampoco lo hizo en su segundo intento, el 24 de octubre de 2014, en una noche en la que el Toulouse perdió en casa ante el Lens. Las camisetas con el dorsal 34 del primer año y con el 12 del segundo jamás se usaron en un día de competición.

Florian David estuvo cerca de debutar con el Toulouse. Foto: MarcadorInt.
Florian David estuvo cerca de debutar con el Toulouse. Foto: MarcadorInt.

Sebastien Flochon tampoco llegó a debutar con el Olympique de Lyon, club en el que se formó. Amigo íntimo del central azulgrana Samuel Umtiti, con el que compartió varios años en la cantera del Ródano, Sebastien Flochon disputó cerca de 30 encuentros oficiales con el filial del OL. En el primero compartió alineación con Anthony Lopes, Samuel Umtiti, Jordan Ferri e Ishak Belfodil. Alassane Pléa, delantero del Niza, se sentó en el banquillo al lado de Bruno Génésio, actual técnico del primer equipo lionés. Estamos hablando del 19 de febrero de 2011, cuando Flochon tenía 18 años recién cumplidos. Dos años después, se despidió del filial en un derbi contra el segundo equipo del Saint-Étienne. Entonces jugó al lado de Nabil Fekir, Clinton N’Jie y Corentin Tolisso. Mientras sus mejores compañeros debutaban con la primera plantilla, Flochon se buscó la vida en el Le Havre. Jugó más con el filial que con el primer equipo, pero sí le alcanzó para estrenarse en la Coupe. En el primer y único partido de Flochon en esta competición con el Le Havre, Riyad Mahrez marcó los dos goles del equipo de la ciudad portuaria. No bastaron para derrotar al Amiens. Casi cinco años después de ese partido disputado el 27 de agosto de 2013, Mahrez es campeón de la Premier League y Flochon capitaneará a Les Herbiers en la final de la Coupe de France del próximo 8 de mayo. Las actuaciones de Flochon en las últimas rondas del torneo del KO han estado a la altura del torneo: mueve la pelota con criterio, dota de equilibrio al equipo en el centro del campo y seguramente llamará la atención de algún club de mayor entidad el próximo verano.

Samuel Umtiti celebra un gol en el Stade de France. Aquí jugará su amigo Sebastien Flochon la final de la Coupe con el Les Herbiers. Foto: Focus Images Ltd.
Samuel Umtiti celebra un gol en el Stade de France. Aquí jugará su amigo Sebastien Flochon la final de la Coupe con el Les Herbiers. Ambos coincidieron en las categorías inferiores del Olympique de Lyon. Foto: Focus Images Ltd.

A un equipo de mayor nivel ya pertenece Kevin Rocheteau. ¿Cuántas veces le habrán preguntado si Dominique es su padre? Pese a compartir apellido con el célebre exfutbolista de Saint-Étienne, PSG, Toulouse y la selección francesa, Kevin Rocheteau no tiene nada que ver con el actual director deportivo del Saint-Étienne. Rocheteau es un extremo eléctrico, desequilibrante, con regate en el uno contra uno, que pertenece al Chamois Niortais, que lo cedió al Les Herbiers. Con el Niort, Rocheteau ha jugado más de 50 partidos en la Ligue 2. En el primero de ellos, en verano de 2013 con 20 años recién cumplidos, incluso marcó contra el Troyes. Cuatro días más tarde, debutó en la Coupe de la Ligue contra el Le Havre. Sin embargo, el Niort perdió por culpa de los goles de Mesloub, Le Bihan y Mahrez en una tarde en la que Le Marchand acabó expulsado. Todos ellos han jugado en categorías superiores. Sebastien Flochon también fue testigo de dicho partido: lo vio íntegramente sentado en el banquillo del Le Havre.

Niort.
Kevin Rocheteau pertenece al Niort. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Kevin Rocheteau tuvo su oportunidad de entrar en los resúmenes de los programas deportivos de la semana, pero remató fuera en la última ocasión de gol de la semifinal contra el Chambly después de recorrer 30 metros y regatear a varios rivales. Sí dejó su sello en el marcador Ambroise Gboho, delantero que entró en la segunda mitad y sentenció la eliminatoria con su velocidad. Mientras Montiel se topó con el larguero y se quedó sin el gol del empate para el Chambly, Gboho definió con sangre fría ante la salida del portero visitante. Gboho ha marcado cuatro de los cinco goles que Les Herbiers le ha endosado al Chambly esta temporada: anotó las dos dianas del 0-2 de la primera vuelta en National, marcó el único gol en la derrota por 1-3 de la segunda vuelta y firmó la rúbrica con el 2-0 definitivo en la semifinal de la Coupe de France. Antes de recalar en Les Herbiers jugó en el Épinal y en el filial del Rennes. Allí coincidió con algunos futbolistas ilustres. Por ejemplo, Gboho vivió de cerca la primera titularidad de Ousmane Dembélé en el filial del Stade Rennais, en la cuarta división del fútbol galo. Dembélé acababa de cumplir los 17 años y jugó su primer partido de inicio contra el Saint-Colomban. A los 63 minutos el conjunto bretón ya ganaba por 0-4, así que el técnico dio un respiro a Dembélé y dio entrada de Gboho. En su última participación con el filial del Rennes, Gboho también entró desde el banquillo para remplazar a uno de los futbolistas más prometedores de la cantera: el 4 de junio de 2016 sustituyó a Adama Diakhaby. Lo que Gboho no se podía imaginar, ni por asomo, es que un año después de abandonar el Rennes dos de sus excompañeros protagonizarían traspasos sonados: el Barcelona pagó más de 100 millones de euros al Borussia Dortmund por Ousmane Dembélé y el Mónaco abonó cerca de 10 millones de euros al Rennes por Adama Diakhaby en verano de 2017.

Artículo relacionado: Los dos héroes de Les Herbiers

Muchos de los futbolistas de Les Herbiers han compartido vestuario con jugadores que ahora son mundialmente conocidos. Hasta hace bien poco, quizás este era uno de los pocos aspectos sobre los que podían presumir a la hora de contar anécdotas sobre su carrera profesional. Fueron meras comparsas, acompañantes de estrellas planetarias en hojas de alineaciones que han caído en el olvido. Hasta que alguien se cruza de casualidad con esos nombres cuando se pone a investigar sobre los inicios de sus carreras. Dónde empezaron. Con qué compañeros. Ante qué adversarios. Sin embargo, en esta edición de la Coupe de France han sido los verdaderos protagonistas. Han aparecido en programas de televisión en horario de máxima audiencia, en reportajes en los informativos. Por uno, dos o tres días, sus rostros resultan familiares. Sus apellidos salen en los medios de comunicación, y no solo en la ficha técnica de una goleada en el primer turno copero. Sus caras de felicidad, en los kioskos. Les Herbiers, con su clasificación para la final de la Coupe de France, se ha convertido en un equipo de culto. Así que, desde este martes, hay que añadir a la historia de la Coupe de France una nueva alineación mítica: Pichot, Hery, Fofana, Dequaire, Pagerie, Flochon, Eickmayer, Bongongui, Rocheteau; Florian David, Dabasse.

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

3 comments

Estupendos detalles del PSG tras acabar la final. En primer lugar, han hecho pasillo a los jugadores de Les Herbiers mientras subían a recoger las medallas de finalistas y después Thiago Silva ha compartido con el capitán de Les Herbiers la entrega del trofeo. Merecido reconocimiento para los finalistas, que además han competido bastante mejor que algunos equipos de Ligue 1 durante la temporada. Precioso colofón al cuento de hadas.

Son payasos ,esos es una burla yo que los jugadores de Les Herbiers los mandaba tomar por culo, esos creciditos del P$G queriendose hacer los humildes ,no queda bola de impresentables

Deja un comentario

*