Un mundialista en Dunkerque

Dunkerque -  Falcon® Photography

Dunkerque está considerado el tercer puerto francés después de Marsella y Le Havre y su equipo de fútbol es conocido, sobre todo, por ser uno de los elementos implicados en el inicio del Caso Bosman, que dinamitó la libre circulación de futbolistas dentro del fútbol europeo. El US Dunkerque intentó fichar a Jean-Marc Bosman después de que el Royal Football Club de Lieja lo declarara transferible, puesto que el futbolista no aceptaba las condiciones de renovación del contrato, y de hecho el club galo llegó a un acuerdo con el centrocampista belga. Pero el Lieja bloqueó el movimiento al no acordarse las condiciones del traspaso y allí empezó un caso que duró cinco años, hasta 1995.

El Dunkerque entonces militaba en la segunda división francesa y no terminó fichando a Bosman. En estos últimos 25 años apenas ha vivido buenos momentos, pues fue bajando escalones en el fútbol galo hasta llegar a la quinta categoría en 2003 y de nuevo en 2010. Sin embargo, el último lustro ha sido más positivo para la entidad de la ciudad norteña, situada a apenas unos kilómetros de la frontera con Bélgica. El Dunkerque parece decidido a recuperar su lugar en el pasado y actualmente juega en la 3ª división, donde lucha con equipos como el Estrasburgo, el Boulogne o incluso el Sedan, clubes que no hace tanto compitieron en la Ligue 1.

La Coupe de France, competición en la que alcanzaron las semifinales en 1929, puede ser una válvula de escape para un Dunkerque al que el ascenso le queda bastante lejos. Reciben en casa al Troyes, colista de la Ligue 1, por lo que es un partido donde no resulta descabellado imaginarse un tropiezo del conjunto que milita en una categoría superior. Al fin y al cabo, el Troyes todavía no ha ganado ningún partido en la temporada 2015-16 y el Dunkerque no querrá ser el primer conjunto derrotado.

Para evitarlo puede ser importante la experiencia de una figura veterana, seguramente la más reconocible de este Dunkerque a pesar de que no juegue con excesiva regularidad. Porque pocos equipos de tercera división en Francia pueden presumir de contar con un atacante con experiencia en un Mundial como Thomas Dossevi. Hijo de otro futbolista togolés como fue Pierre-Antoine Dossevi, que jugó en el Dunkerque en los años 80, Thomas formó parte de esa histórica selección de Togo que se clasificó para el Mundial de Alemania en 2006. Dossevi fue titular en el segundo encuentro ante Suiza y salió en el tercer choque de la fase de grupos contra Francia para disputar los últimos 15 minutos de su combinado nacional en un Mundial. Unos años más tarde también vivió en primera persona la expedición togolesa cuyo autobús fue asaltado camino a Angola para disputar la Copa de África de 2010, en la que Togo finalmente no terminó participando.

Con 37 años, Dossevi dosifica al máximo sus minutos en el equipo norteño, pues su carrera está llegando a su fin y también puede encontrar en esta Coupe de France un bonito broche a modo de epílogo a su trayectoria. Más cuerda le queda a su hermano Mathieu, que después de firmar por Olympiacos en verano de 2014 está cedido en el Standard de Lieja.

Foto de portada: Falcon® Photography.

Related posts

Deja un comentario

*