El superviviente más modesto

Poiré sur vie -  FoXy_85

A unos 60 kilómetros al sur de Nantes, la capital del Pays de la Loire, un pueblo de 8.300 habitantes se despierta esta mañana con una ilusión inmensa. El equipo del municipio, que milita en la sexta división del fútbol francés, estará entre los 16 mejores de la Coupe de France si gana hoy. Recibe a un rival histórico, con más de 100 años a sus espaldas y tres títulos de la Coupe, aunque los últimos años no han sido fáciles para ellos. Los problemas económicos del Estrasburgo enviaron a la entidad a la quinta división en la temporada 2011-12, y desde entonces ha ido escalando categorías hasta alcanzar la Ligue 2 este curso.

Le Poiré-sur-Vie vs Estrasburgo, martes 31 de enero a las 18:00h

Tampoco es lo que era el Le Poiré-sur-Vie FC, que la temporada pasada descendió a sexta división. A pesar de tratarse de una entidad modesta, llegó a militar en National (3ª) durante varios cursos y disfruta de cierta tradición en la Coupe de France. A pesar de su reducida dimensión, esta temporada han certificado su cuarta clasificación para los dieciseisavos de final de la Coupe de France en la última década. En 2007-08 cayeron ante el PSG (1-3), mientras sus dos últimas eliminaciones se decidieron por detalles. En 2013 les eliminó en la tanda de penaltis el Vénissieux. En la plantillla derrotaba jugaba Vincent Le Goff, actualmente en Ligue 1 con el Lorient. Dos años más tarde fue el Auxerre quien los superó en los lanzamientos desde los once metros. Tras empatar en el tiempo de descuento con un penalti, la suerte le fue esquiva a un cuadro en el que destacaba el defensa Arnaud Souquet, que posteriormente ficharía por el Dijon y terminaría recalando este año en la revelación de la temporada, el Niza de Lucien Favre. Oswald Tanchot, entrenador del Poiré-sur-Vie entre 2011 y 2015, recaló en 2016 en el cuerpo técnico del Le Havre. Cuando Bob Bradley se marchó al Swansea, él se convirtió en el primer entrenador del club de la ciudad portuaria.

La Coupe de France se le da bien últimamente al Poiré-sur-Vie. Foto: MarcadorInt.
La Coupe de France se le da bien últimamente al Poiré-sur-Vie. Foto: MarcadorInt.

Sin embargo, la eliminación en la tanda de penaltis no fue la única decepción del curso para el Le Poiré-sur-Vie. Al término del curso 2014-15, el equipo se retiró voluntariamente de la tercera división. A pesar de salvarse holgadamente, un pueblo minúsculo como el loirano no se podía permitir competir en un nivel tan alto por los costes que ello conllevaba. “Este campeonato es reconocido por sus calidades deportivas, pero también es extremadamente exigente a nivel administrativo, reglamentario y financiero. Participar en él requiere infraestructuras y acuerdos financieros adaptados. Hemos disfrutado de deste reto durante cuatro temporadas gracias a las fuertas contribuciones financieras de nuestros esponsors. Los cambios en sus futuros compromisos nos han llevado a revisar nuestro presupuesto para la próxima temporada: la cuestión es disputar el campeonato sin otro objetivo que la permanencia a pesar de la energía los medios desplegados ha llevado a la decisión de no reinscribir a nuestro equipo para el Championnat National”, explicaba el club en el comunicado oficial que puso fin a su etapa en Tercera.

La temporada de adaptación a la CFA2, la quinta categoría, trajo consigo un descenso a la sexta. Sin embargo, este curso el Le Poiré-sur-Vie aspira a subir de nuevo. Lidera su grupo en la lucha por el ascenso y solo ha perdido un partido oficial. Así pues, la Coupe de France sirve de impulso anímico, deportivo y económico para un club que en los últimos cursos ha sufrido más de lo esperado. En la última ronda eliminaron al Viry Chatillon, que se encuentra dos categorías por encima, en un encuentro que dominaron gracias a una media hora inicial portentosa. “Es necesario buscar un nivel de compromiso incluso mayor que el habitual, hay que sublimarse, incrementar el nivel de juego, pero conservando los principios, sin frustrarse. Esto pasa por la gestión de las emociones. Cuando no tienes el balón, hay que mantener la sangre fría para realizar los movimientos necesarios y cuando lo tienes hay que recuperar un pequeño estado de euforia para cerrar el partido”, explicaba a L’Équipe el entrenador del Le Poiré-sur-Vie, Benjamin Guillou, tras eliminar a un rival de mayor entidad. Repetirlo ante el Estrasburgo, que ha ganado siete de sus últimos diez partidos oficiales, será más difícil. Al fin y al cabo el Poiré-sur-Vie es el el único equipo de sexta división que sigue vivo en la Coupe.

Foto de portada:  FoXy_85.

Related posts

3 comments

Interesante articulo, me llama la atencion que hayan descendido voluntariamente al saber que no podian cumplir con las exigencias de esa division, han ocurrido otros casos iguales en el mundo?

Y hasta aquí llegó su camino en la copa este año.

A raíz de este partido he entrado en la clasificación de la Ligue2 y acabo de ver que el Auxerre está en descenso, pinta mal.

Deja un comentario

*