Cabella decanta uno de los cruces más mediáticos de la Coupe

cabella OM Olympique de Marsella MarcadorInt

La misma competición, pero un decorado totalmente opuesto. Si en el Blagnac-Niort del sábado se respiraba el amateurismo, el domingo deparó la otra cara de la moneda de la Coupe de France. Dos equipos de la Ligue 1 se citaban en una de las sedes de la pasada Eurocopa bajo un despliegue de seguridad digno de un encuentro de alto riesgo. Toulouse y Olympique de Marsella se preparaban para protagonizar uno de los choques estrella de los treintaidosavos de la Coupe de France, en un partido en el que el club malva defendía el honor del área metropolitana de Toulouse, la cuarta más poblada del país. El sábado cayeron eliminados el Blagnac y el Rodéo. Unas horas más tarde, la entidad más importante de la ciudad correría la misma suerte.

Misma competición, pero nada que ver con el Blagnac-Niort.
Misma competición, pero nada que ver con el Blagnac-Niort.

A pesar de jugar como visitante, los aficionados del Olympique de Marsella tomaron el Stadium Municipal de Toulouse.Es una lástima, pero vivimos en la segunda región con más aficionados del OM“, contaba el fotógrafo acreditado por L’Équipe, con el que ya coincidí ayer en Blagnac y que se declara seguidor del club violeta. “Están en Marsella, en el centro del país, en el sur y también en las montañas“, añadió otro colega de profesión que escuchaba atentamente nuestra conversación. “Solo el Saint-Étienne se acerca a nivel de seguimiento“, me explicaban. El club con más aficionados en Francia, el Olympique de Marsella, hizo gala de dicha condición en territorio hostil. Solo bastaba con echar un vistazo a la grada. A pesar de los banderines violetas repartidos por todos los asientos, se veían numerosos artículos celestes. Banderines con el escudo, camisetas y bufandas escondidas debajo de las chaquetas para pasar desapercibido en caso de derrota o sacar pecho si su equipo ganaba, e incluso algún que otro rótulo dedicado a los futbolistas del OM. Lejos del rincón reservado a los ultras marselleses, que además de hacer ruido tiraron petardos al césped antes del inicio del encuentro, decenas de aficionados del elenco de Rudi Garcia se amontonaban cerca del túnel de acceso al terreno de juego, esperando que los jugadores visitantes se detuviesen por un instante a saludar a a su afición.

Florian Thauvin tiene muchos seguidores en Toulouse.
Florian Thauvin tiene muchos seguidores en Toulouse.
La afición del OM se hizo sentir en el Stadium Municipal de Toulouse.
La afición del OM se hizo sentir en el Stadium Municipal de Toulouse.
El rincón reservado para los ultras del Olympique de Marsella.
El rincón reservado para los ultras del Olympique de Marsella.

La rivalidad entre ambas entidades era palpable en el ambiente, seguramente más sentida por el bando local que por el visitante. A pesar de disponer de enemigos más íntimos, el ánimo insuflado por el público propició un clima tenso, aderezado por la intensidad aplicada por los dos contendientes. Con dos alineaciones de apariencia bastante titular, matizadas por varias bajas y algún que otro descanso en el Toulouse, el equipo local empezó mejor.

Toulouse 1 (Durmaz 57′)
O. Marsella 2 (Cabella 48′, 107′)

O. Marsella vs Toulouse - Football tactics and formations

El cuadro violeta generó problemas al OM cuando presionó arriba, provocando pérdidas de Zambo Anguissa y evidenciando las dificultades de Vainqueur para girarse con oposición en su cogote. El Toulouse aprovechó algunos de los robos a buena altura parar correr, sobre todo con las caídas de Braithwaite por el sector izquierdo. El delantero danés se aprovechó de los buenos movimientos de Ola Toivonen, que arrastraba a Rolando para generar espacios que su compañero pudiese explotar. Por el flanco zurdo también asomó la cabeza Trejo, que dispuso de una de las ocasiones más claras del primer tiempo.

Trejo perdonó una de las ocasiones más claras del primer tiempo.
Trejo perdonó una de las ocasiones más claras del primer tiempo.

Aunque el jugador diferencial del encuentro, el que levantaba a los aficionados de sus asientos, el que generaba murmullos en la grada vestía de blanco. No se trataba del capitán, Florian Thauvin, ni del improvisado delantero centro, Rémy Cabella. El futbolista distinto apenas acumula una docena de encuentros en la élite, pero es una pieza fundamental para los esquemas de Rudi Garcia. El extécnico de la Roma ha convertido a Maxime Lopez en un icono de la nueva etapa del club marsellés, y de momento el canterano de 19 años está aprovechando sus oportunidades. A pesar de su diminuto cuerpo, en apariencia frágil, atesora muchísimo carácter. Lopez no deja de pedir el balón. Todas las jugadas pasan por sus botas y la mayoría mejoran tras pasar por sus pies. Su poderoso tren inferior le convierte en un futbolista particularmente ágil y rápido en los giros, y sabe esconder la pelota ante rivales más altos y fuertes. Ante el Toulouse, Maxime Lopez exhibió un desparpajo impresionante. Por la forma de jugar, pero también por la madurez de la mayoría de sus decisiones.

Maxime Lopez es un fenómeno.
Maxime Lopez es un fenómeno.

El canterano marsellés fue el gran protagonista del arranque del segundo tiempo. En una de las primeras jugadas tras la reanudación, Lopez asistió a Cabella, que batió a Lafont. Sin embargo, el Toulouse tardaría poco en reaccionar: logró arrebatarle la pelota a Lopez cerca del área de Pelé y Durmaz convirtió el contragolpe en la jugada del empate. El intercambio de golpes abrió por completo el partido. Con más espacios, el choque derivó en un correcalles, un ida y vuelta constante en el que lució la exuberancia física de Issa Diop. El central violeta, que justo cumplía 20 años, dio un recital de correcciones, abortando situaciones a campo abierto muy comprometidas con el arte de un bombero experimentado. A pesar de su juventud, Diop ya es jugador diferencial en el equipo y si mantiene sus prestaciones el próximo verano algún club más importante pondrá muchísimo dinero sobre la mesa para llevarse a uno de los zagueros más prometedores del fútbol francés.

Issa Diop es uno de los centrales más prometedores de Francia.
Issa Diop es uno de los centrales más prometedores de Francia.

El OM pudo ganar en el último minuto, en una falta lateral cabeceada a la madera, y en la prórroga mereció llevarse la victoria. Con holgura, los de Rudi Garcia dominaron los 30 minutos suplementarios. Avasallaron al Toulouse con el balón, lo movieron con mayor rapidez y encontraron los espacios con relativa facilidad ante un rival desgastado. En el primer minuto de la prórroga cayó el segundo tanto de la tarde, el segundo de Cabella. Alessandrini centró desde la derecha y el ex del Montpellier y Newcastle se anticipó en el primer palo, con un movimiento de delantero centro, para certificar el pase a la siguiente ronda. Incluso pudo ampliar su ventaja el OM con un centro de Maxime Lopez que se envenenó y pegó en el larguero. “Nos hemos clasificado de forma merecida por el juego, con los dos goles del bomber Rémy Cabella, que jugó por la baja de Gomis. Es un gran inicio de año para nosotros“, reflexionaba Rudi Garcia ante la prensa tras el partido. La prórroga decantó la balanza en un encuentro que el Olympique de Marsella espera que se convierta en un punto de inflexión de lo que resta de temporada. Sexto en Ligue 1 y con una racha de cinco victorias en sus últimos seis choques oficiales, aún está a tiempo de mostrar su mejor versión en el tramo decisivo del curso.

Cabella y Alessandrini celebran el 1-2 definitivo.
Cabella y Alessandrini celebran el 1-2 definitivo.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*