Nadie consiguió parar a Gourcuff

FIL TOTTENHAM LYON GARDE - FOCUS

Un Olympique de LyonOlympique de Marsella siempre es un partido especial, pese a que ninguno de los dos equipos pase actualmente por su mejor momento deportivo. Los de Remi Garde, novenos en Ligue 1, venían mostrando síntomas de una pequeña mejoraría tanto en juego como en resultados en las últimas semanas; mientras que los de José Anigo, quintos, llegaban a los cuartos de final de la Coupe de la Ligue con algunas dudas en lo referente al estado físico de sus futbolistas más desequilibrantes: Valbuena, con molestias, y Gignac esperaron su oportunidad en el banquillo. El técnico marsellés siguió apostando por el 4-3-3, quizá el sello más característico de su OM desde que accedió al cargo, y Garde sacó el mejor once posible, con Grenier, GonalonsGourcuff Lacazette. No era un partido más.

FIL TOTTENHAM LYON

Umtiti acompañó a Bisevac en el centro de la zaga del OL. (Foto: Focus Images Ltd)

Se podía prever un encuentro igualado, tenso e incluso algo bronco. Salvo por el caos de los últimos 5 minutos (penalti transformado por Gignac, reparto de tarjetas amarillas tras una tangana con numerosos futbolistas implicados de ambos equipos y un libre directo de Valbuena desviado por Anthony Lopes que pudo significar el empate a dos goles), no fue así. El OL dominó la pelota y controló el partido a su antojo: Bedimo subió la banda con frecuencia y criterio, causándole un verdadero quebradero de cabeza a Fanni, Gourcuff y Grenier recibieron con cierta facilitad entre líneas, siempre orientados hacia el perfil izquierdo, y la pareja Gomis – Lacazette superó a los centrales visitantes en todo momento, tanto recibiendo de espaldas y aguantando la pelota como rompiendo en velocidad. La defensa marsellesa se situó a escasos metros del círculo central, tratando de achicar metros para que Bisevac y Umtiti se viesen obligados a jugar en largo. La idea no era mala, pero no la consiguieron ejecutar adecuadamente: Lemina, Romao e Imbula, sobre todo este último, permitieron jugar de cara a los pasadores de Garde y Gerland disfrutó de combinaciones largas y fluidas que siempre finalizaron con N’Koulou y Mendes corriendo hacia su propia portería mientras perseguían a los puntas lioneses.

Artículo relacionado: Girondins de Burdeos – PSG 

Pese al dominio claro del OL, el primer gol llegó a partir de una acción a balón parado, la especialidad de Grenier. Un golpeo suyo desde 37 metros fue desviado por la barrera y Mandanda, capaz de lo mejor y de lo peor, no consiguió atajar la pelota, que quedó franca para que Yoann Gourcuff pusiese el 1-0 en el marcador. Se hacía justicia así al fútbol desplegado por uno y otro equipo. Gomis tuvo el segundo en sus botas antes del descanso, pero esta vez se encontró con los reflejos bajo palos del internacional francés.

Los segundos cuarenta y cinco minutos siguieron la pauta de lo visto con anterioridad: Gourcuff campó a sus anchas entre la defensa y el trivote de Anigo, tocó en corto con Grenier, buscó las diagonales de Lacazette y puso en ventaja a Gomis con pases milimétricos. Y así incrementó la ventaja el Olympique de Lyon: en el minuto 75, el delantero de La Seyne-sur-Mer finalizó una preciosa jugada colectiva de los locales -combinación rápida y precisa entre Lacazette, Gourcuff y Bafitemi- subiendo el 2-0 al marcador. Valbuena y Gignac, que habían saltado al campo unos minutos antes, mejoraron ostensiblemente el rendimiento mostrado por Payet y Khelifa y, con el 2-1, consiguieron meter el miedo en el cuerpo a la afición de Gerland. Ya era demasiado tarde.

El Olympique de Lyon se enfrentará al Troyes y el PSG al Nantes en la semifinales de la Coupe de la Ligue.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

El otro día también marcó Gourcuff y parece que está volviendo en el momento en el que Aulas ha declarado que están negociando con otros equipos por él. Otro apunte, partido idéntico al de liga. Defensa muy adelantada del OM en la que Lacazette y Gomis la exprimen a su espalda. Así llegaron muchas ocasiones en este partido y así llegaron los dos goles en liga, con un Bedimo que ante este tipo de equipos es idóneo para romper en la izquierda. Lo de Bedimo es para destacar. Vaya temporada qué lleva el ex del Montpellier.

Muy buen apunte. Se agradecen mucho comentarios así. Estoy completamente de acuerdo, de hecho ayer estuve hablando con Santomé mientras veía el partido y nos pusimos a comentar la trayectoria de Bedimo, que estuvo muy muy muy bien.

Y veo al Lyon peleando por entrar en Europa en liga si ni Grénier, ni Gonalons ni Gourcuff se lesionan. Con ellos 3 en el campo sólo han perdido 2 partidos esta temporada, lo que evidencia su importancia en el equopo.

"Con ellos 3 en el campo sólo han perdido 2 partidos esta temporada" Andi, ¿te refieres solo a la Liga o a todas las competiciones? La Real le ganó los dos partidos con ellos 3 en el campo.

Carlos, para mi Bedimo es el mejor del Lyon tras Grénier esta temporada. Su incidencia en ataque es brutal y es una pena que no se le valore porque ya tiene su edad (28 tiene). Pero en general, este Lyon transmite muy buenas sensaciones cuando quiere, y por potencial lo tiene para hacer algo. Por cierto, gracias a ti por tus comentarios y por analizar algo de Francia, que es una liga donde apenas se habla. Te dejo mi sitio web: Futboldesdefrancia.com 😉

Deja un comentario

*