La primera final del PSG

Blanc PSG - Edu Ferrer Alcover

El Paris Saint-Germain derrotó al Lille (0-1) en las semifinales de la Copa de la Liga francesa y aseguró su presencia en la primera final del año. El club capitalino sigue vivo en la lucha por conquistar los cuatro títulos que disputa y ya espera un rival que saldrá del cruce que enfrentará a Monaco y Bastia este miércoles. En cambio, el Lille se queda sin opción alguna de conquistar un título esta temporada, pues cayó precisamente ante el Bastia en la Coupe de France y ya hace varios meses que terminó la aventura europea de los norteños. Los de Girard, a cinco puntos del descenso tras 23 jornadas de liga, no están firmando una gran campaña.

Los hombres de Laurent Blanc encarrilaron el pase a la final en una primera mitad notable en la que controlaron el partido a su antojo. Ante un rival de carácter conservador, que replegó y esperó en su propio campo para golpear a la contra, el PSG agarró el balón y lo movió bastante bien. La circulación fue fluida, los laterales jugaban muy arriba, Lucas Moura y Cavani aparecían por dentro y se convertían en dos amenazas más junto a Verratti y Matuidi en el carril central. Si bien es cierto que el PSG no avasalló al Lille generando multitud de ocasiones, el Lille no logró desplegarse casi en ningún momento. El dominio era claro y el balón merodeaba el área local. Hasta que Cavani se coló a la espalda de Basa y asistió a Maxwell, que apareció por sorpresa en el área del Lille para fusilar a Enyeama con un disparo potentísimo que el nigeriano no pudo detener. El gol cayó por su propio peso.

Maxwell PSG - Edu Ferrer Alcover

Maxwell anotó el gol de la victoria.

A partir de entonces, las cosas se le complicaron a un Lille sin demasiado mordiente en ataque. El joven Adama Traoré (que comparte nombre y año de nacimiento con el futbolista del FC Barcelona) intentó aparecer entre líneas, sin demasiado éxito, y ni Koubemba ni el futuro futbolista del Liverpool Origi cambiaron el rumbo del encuentro, pues sus actuaciones fueron bastante discretas. De hecho, los tres futbolistas de ataque terminaron sustituidos por Marcos Lopes, Boufal y Ryan Mendes. El único que intentó percutir a menudo en fase ofensiva fue el lateral derecho Corchia, el futbolista más profundo del Lille a lo largo del partido. Demasiado poco trabajo para un PSG compacto, bien ordenado y liderado por un buen David Luiz.

Mención aparte merece la actuación de Marcos Lopes, uno de los futbolistas que más me apetecía ver en el encuentro de esta noche. El mediapunta cedido por el Manchester City se ha perdido gran parte de la temporada por lesión (1 partido desde octubre hasta enero) y por este motivo sólo ha sido titular una vez en 2015. Lopes salió en el minuto 55 y mostró una enorme personalidad. Participó muchísimo y no se escondió con el marcador en contra. Intervino más que Origi e intentó amenazar a la zaga del PSG. Sin embargo, se equivocó a menudo. Es joven y apenas acaba de cumplir 19 años, pero tomó decisiones erróneas. En reiteradas ocasiones, se obcecó con solo buscar la portería contraria y abusó de su regate, incluso rodeado por varios rivales, lo que le llevó a perder muchas veces el balón. Aun así, refrescó el ataque de un Lille que en ningún momento puso en verdaderos apuros la clasificación de un PSG coral y muy sólido.

Marcos Lopes Lille Portugal Edu Ferrer Alcover

Marcos Lopes entró en la segunda mitad.
Fotos: Eduardo Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*