Kovac se despide a lo grande del Eintracht de Frankfurt

Niko Kovac, manager of Eintracht Frankfurt during the Bundesliga match at Veltins-Arena, Gelsenkirchen
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
27/01/2017
*** UK & IRELAND ONLY ***


EXPA-EIB-170128-1013.jpg

Llegó a falta de dos meses para el final de la Bundesliga 2015-16. El Eintracht de Frankfurt caía en picado en la tabla tras un arranque de 2016 desastroso: había ganado el primer partido después del parón invernal, pero encadenaba siete partidos sin conocer la victoria. En este escenario de crisis, la directiva de las Águilas recurrió a un técnico joven que jamás había dirigido a un club. El Eintracht de Frankfurt apostó por Niko Kovac, despedido unos meses antes por la Federación Croata. Su trayectoria se reducía a su paso por el Red Bull Salzburgo en condición de entrenador del fútbol base y asistente en el primer equipo, y a su etapa en la selección croata, primero en la sub-21 y luego en la absoluta, a la que llegó de rebote antes de la repesca previa al Mundial de 2014. No le fue bien en Brasil y lo echaron en 2015.

La historia a día de hoy es más o menos conocida. El Eintracht de Frankfurt se salvó tras un tramo final de temporada espectacular: a falta de cuatro jornadas ocupaba la posición de descenso, con seis puntos menos que el Stuttgart, y las Águilas se acabaron salvando tras ganar en tres de esos cuatro partidos. Sobrevivieron a la promoción contra el Nürnberg y un año después coquetearon con el sueño de jugar en Europa, pues perdieron la final de la DFB Pokal ante el Borussia Dortmund. Un año más tarde, el 19 de mayo de 2018, el Eintracht de Frankfurt volvió a disputar la final de la Copa Alemana. Repitió y esta vez aguó la última despedida de Jupp Heynckes, que no pudo completar el doblete con el Bayern. No existe mejor tarjeta de presentación ante tu futuro club que demostrarle que eres capaz de derrotarle con un equipo sensiblemente inferior. Niko Kovac se despidió a lo grande del Eintracht de Frankfurt, que celebró una DFB Pokal tras 30 años de sequía.

Bayern Múnich 1 (Lewandowski 53′)
Eintracht Frankfurt 3 (Rebic 11′, 82′, Gacinovic 90′)

Bayern vs Eintracht Frankfurt - Football tactics and formations

El técnico croata sorprendió con su alineación. El Eintracht de Frankfurt dejó en el banquillo a dos delanteros como Luka Jovic y Sebastien Haller, se guardó las cartas de Marco Fabián y Gacinovic y formó con un 4-3-3 que alteró de inicio al Bayern. Kovac renunció a su característica zaga de tres centrales, el recurso más habitual en las citas grandes desde que dirige a las Águilas, seguramente porque consideraba que no era necesario encargar la vigilancia de Lewandowski a tres defensores. Con dos bastó, por lo que adelantó la posición de Makoto Hasebe a la medular para poblar aún más el centro del campo. Su delantero fue Kevin-Prince Boateng, que bajaba a recibir entre líneas para luego activar la velocidad y zancada de Marius Wolf y Ante Rebic al espacio. Líneas juntas, bloque a media altura y presión en acciones puntuales para intentar provocar la pérdida que permitiera galopar al contragolpe. A los once minutos cosechó el ansiado botín: Ante Rebic le robó la cartera a James Rodríguez, le pasó la pelota a Boateng y corrió al espacio para ganar la carrera a Hummels y Süle, que nunca han destacado por su velocidad cuando toca correr hacia atrás. Al Bayern le tocaba remar a contracorriente.

El equipo bávaro no entró mal en el partido, con James Rodríguez participando bastante en la base de la jugada para distribuir, pero el gol le aturdió y le restó fluidez y confianza. El Bayern generó varias ocasiones de gol, pero no avasalló a su adversario, rebelde y peligroso cuando podía correr con espacios. Lewandowski remató una falta al larguero, Kimmich cabeceó fuera un buen centro desde la derecha y el delantero polaco cruzó demasiado un remate franco en un contragolpe, pero el campeón de la Bundesliga no se sentía cómodo. No lograba asediar con continuidad al Eintracht, que salía con clarividencia cuando Boateng frenaba la jugada con toques inteligentes entre líneas. El choque se atascó, con Rebic y Wolf muy pendientes de defender a los laterales bávaros, y los futbolistas del favorito regresaron a los vestuarios sin sentirse satisfechos con su desempeño, imprecisos en la asociación y protestando demasiado a menudo al colegiado.

Joshua Kimmich of FC Bayern Munich during the UEFA Champions League Semi-Final match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 01/05/2018
La proyección ofensiva de Joshua Kimmich desordenó al Eintracht de Frankfurt en la segunda parte. Foto: Focus Images Ltd.

El Eintracht de Frankfurt golpeó con un par de ataques peligrosos en los primeros minutos de la segunda parte, pero pronto el Bayern volvió a hacerse con el control del partido. Y esta vez encontró puntos débiles en la zaga de las Águilas. Kimmich se proyectó mucho más en ataque y sorprendió en dos o tres ocasiones a la espalda de Ante Rebic, que dejó de atender sus obligaciones defensivas. Así pues, el lateral derecho del Bayern empezó a entrar en el área libre de marca y gozó de tiempo y espacio para poner buenos centros al área. En una jugada por su sector, Kimmich aprovechó un gran pase interior de Süle para asistir a Lewandowski, que empató la contienda en el minuto 53. Poco después, llegaría la reacción de Niko Kovac. Tocaba cambiar el esquema para corregir la debilidad de su equipo. Pero no quería renunciar a Ante Rebic, un arma letal al contragolpe.

Bayern vs Eintracht Frankfurt - Football tactics and formations

La entrada de Mijat Gacinovic por Marius Wolf modificó la estructura del Eintracht de Frankfurt. El centrocampista serbio pasó a jugar en la medular junto a Omar Mascarell y De Guzmán, Rebic acompañó a Boateng en punta, Hasebe retrasó su posición y las Águilas dibujaron una zaga de cinco efectivos, con Willems centrado a proteger el carril zurdo ante las incursiones de Kimmich. El equipo de la capital financiera de Alemania frenó la sangría de ese flanco y la energía de Gacinovic le permitió desplegarse de nuevo con cierta asiduidad a la contra gracias a su capacidad de eliminar rivales en conducción. El Bayern siguió apretando y generó ocasiones para ganar el partido -varias apariciones al límite de futbolistas del Eintracht o el larguero en un remate de Hummels evitaron el segundo tanto bávaro-, pero quien golpeó fue el equipo de Niko Kovac gracias al poderío de Ante Rebic. Avisó el atacante croata con un disparo lejano que estuvo cerca de sorprender a Ulreich y puso la guinda a su gran final con un contragolpe extraordinario en el que transformó un despeje del Eintracht en un gol con dos toques: un control orientado con la cabeza y un toque sutil para superar la salida del guardameta del Bayern.

El VAR validó el gol del Eintracht por una posible mano en el origen de la jugada y el videoarbitraje salvó al equipo de Frankfurt de un posible penalty en el descuento en un lance entre Boateng y Javi Martínez que el colegiado consideró insuficiente para indicar el lanzamiento desde los once metros. Esa jugada terminó en un córner en el que Ulreich subió a rematar y que Gacinovic convirtió en un contragolpe letal para sentenciar la final. El Bayern intentó forzar la prórroga con un bombardeo de última hora, pero se encontró con un tanto en el último suspiro que dilapidó sus aspiraciones de completar el doblete y despedir a Jupp Heynckes con un último título a sus 73 años. Sí se marchó por la puerta grande su sucesor, Niko Kovac, que brindará a Adi Hütter la posibilidad de dirigir al Eintracht de Frankfurt en la fase de grupos de la Europa League. Ambos entrenadores tienen algo en común, pues esta temporada ganaron con clubes que encadenaban décadas sin celebrar títulos. Adi Hütter relevará a Kovac en el Eintracht de Frankfurt tras ganar la liga suiza con el Young Boys, 31 años después de su último trofeo. Niko Kovac ficha por el Bayern después de poner fin a una sequía de 30 años del Eintracht de Frankfurt. La oportunidad de su vida.

Mijat Gacinovic.
Mijat Gacinovic marcó el tercer gol de la final. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Gran final jugada por el Eintracht, se les notaba muy seguros en los que hacían aunque también tuvieron esas suerte necesaria en las finales. Tomàs, para los que no hemos visto otros partidos del Eintracht, ¿qué jugadores o aspectos destacarias de su temporada, y qué crees que le puede aportar Kovac a este Bayern?

A mí me gusta Rebic, un atacante profundo que puede jugar de delantero centro, segundo punta o extremo. También Haller, un delantero centro bastante completo, con zancada y juego de espaldas; o Wolf, otro jugador profundo. Incluso Gacinovic, que este curso ha tenido menos peso, que era un extremo de formación que ahora juega más por dentro. El Eintracht de Frankfurt es un equipo que se siente cómodo en partidos como los de ayer: juega con las líneas muy juntas y disfruta de los contragolpes. En eso el Bayern volverá a ser un equipo muy peligroso. Por otro lado, también suele jugar con una línea de tres centrales, pero no creo que exporte eso a su nuevo equipo. Al menos no de forma habitual.

Es difícil saber exactamente cómo saldrá su fichaje por el Bayern, porque en el Eintracht ha sabido hacer un muy buen bloque partiendo siempre de una condición de inferioridad. Ha sabido aprovecharlo para ser siempre un conjunto muy difícil de batir. Luego se despliega rápido, es vertical en sus ataques, pero no ha destacado su Eintracht por elaborar mucho desde atrás. Supongo que en eso también será interesante su experiencia en la selección croata, que puede parecerse más a lo que se encontrará en el Bayern en cuanto a gestión de egos, calidad de sus piezas, etc. Salvando las distancias, claro.

Si hay un equipo al que le viene mal que no le pongas un delantero fijo es al Bayern, sus centrales tienen muchos problemas con jugadores moviles, como Boateng fue ayer porque si salen a por él dejan hueco atras que su velocidad no les permite cerrar luego y si no salen pues le dejan pasar fácil para los que entran de bandas que tampoco pueden parar en velocidad. Fue muy inteligente Kovac no dandole ninguna referencia al Bayern. Respecto a como funcionara en el Bayern, depende la limpieza que hagan los bavaros de vestuario. Hay varios jugadores que si bien se sobran en Bundesliga no estan para aspirar a más que dominar en Alemnia pero su ego es de un balón de oro, y eso complica todo. Sobre todo para un entrenador táctico como Kovac. Haber como gestiona eso que no es fácil, que un tipo como Ancelotti, que siempre ha destacado en eso, fracaso completamente.

Deja un comentario

*