Bielefeld sueña con su primera final

Bielefeld_City

Aunque Bielefeld está en Renania del Norte-Westfallia, su cercanía con la Baja Sajonia y lo apartada que queda del conglomerado de ciudades de la Cuenca del Ruhr la aleja de las rivalidades regionales entre Dortmund, Gelsenkirchen, Bochum o Essen. Los dos clubes con los que tiene más enemistad son el Preussen Münster y el Osnabruck. También el Paderborn les queda geográficamente próximo, pero históricamente no han coincidido demasiado en la misma categoría.

"Bielefeld SchücoArena" by Zefram - Own work (own photography). Licensed under CC BY 2.0 de via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bielefeld_Sch%C3%BCcoArena.jpg#/media/File:Bielefeld_Sch%C3%BCcoArena.jpg Bielefeld_SchücoArenaEl estadio del Arminia Bielefeld, en las afueras de la ciudad (Foto: Zefram bajo licencia CC BY 2.0).

En Bielefeld viven 328.000 personas, y su estadio, el SchücoArena, tiene capacidad para 27.000 espectadores. Esta temporada no se llena, y sin duda en ello ha influido el inesperado descenso a Tercera División al perder una promoción ante el Darmstadt en la que habían ganado por 1-3 en la ida y cayeron por 2-4 en la vuelta encajando el gol decisivo en el minuto 120. Sin embargo, con el equipo liderando la Dritte Liga y recibiendo al Borussia Mönchengladbach en los cuartos de final de la DFB Pokal, el campo volvió a lucir el pasado 8 de abril un aspecto similar a la de los viejos tiempos de la Bundesliga. El reto era complicado, pero ante la posibilidad de alcanzar las semifinales por tercera vez en su historia, la ciudad de Bielefeld se volcó con su club, considerado como el equipo ascensor por antonomasia del fútbol alemán.

Estadio Bielefeld CC "Ecke Nord-West leer". Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ecke_Nord-West_leer.JPG#/media/File:Ecke_Nord-West_leer.JPGEl Bielefelder Alm, actualmente conocido como SchücoArena debido a un contrato de esponsorización (Foto con licencia Creative Commons).

Había motivos para creer. El Hertha de Berlín y el Werder Bremen ya habían caído en el SchücoArena en la presente edición de la copa alemana. El excelente momento de forma del delantero Fabian Klos, autor de veinte tantos esta temporada, era otro argumento de peso. Y aunque ante el Gladbach no marcó, volvió a dar una exhibición de criterio y entendimiento del juego. Este atacante de 27 años estuvo jugando en el filial del Wolfsburgo, pero ahora lleva ya cuatro campañas en Bielefeld, donde ha vivido un ascenso y un descenso y es el capitán del equipo. Pese a sus 194 centímetros de altura, es muy útil lejos del área, sobre todo en partidos contra rivales que controlan el juego y que obligan al Bielefeld a dejarlo solo en punta. Su capacidad para bajar la pelota, protegerla, aguantarla hasta que lleguen compañeros y distribuirla con criterio oxigenó el fútbol del Arminia en ese duelo de cuartos de final contra el Borussia Mönchengladbach. El gol que adelantó a su equipo en el primer tiempo nació de su criterio y de su inteligencia con la pelota. Lo acabó anotando el medio centro Manuel Junglas, autor ya de un doblete en la victoria frente al Werder Bremen en la ronda anterior.

Fabian Klos (Foto: Northside bajo licencia CC BY-SA 3.0
Fabian Klos (Foto: Northside bajo licencia CC BY-SA 3.0).

Pero el liderazgo de Klos no sólo se manifiesta en lo futbolístico. El capitán recriminó al propio Junglas que protestara con vehemencia una decisión arbitral. Esa airada reclamación le costó al autor del gol una cartulina amarilla que condicionó el resto del encuentro. De hecho, el árbitro Wolfgang Stark pudo expulsarlo perfectamente en una falta que le señaló en contra y en la que cortaba una acción de ataque de un rival. Junglas fue sustituido en el descanso por el técnico Norbert Meier para evitar una inferioridad numérica que empezaba a ser una amenaza real.

Si el Bielefeld salió beneficiado en esa decisión del colegiado de no sacar una segunda tarjeta amarilla, también hay que subrayar que se quejó amargamente de lo que consideró una diferencia de criterio de Stark en dos acciones de posibles penaltis. Una mano en el área del Gladbach fue interpretada como involuntaria por el árbitro internacional… y otra ciertamente parecida sí fue castigada con una pena máxima en la otra portería. Max Kruse empató el partido a uno y el golpe moral fue fuerte para el conjunto de tercera división.

De todos modos, el Bielefeld no se descompuso, y Yann Sommer fue el portero que tuvo que realizar paradas de mayor mérito durante los primeros ochenta minutos de partido. El Gladbach sólo mejoró a partir del ingreso de Ibrahima Traoré y Raffael. En el tramo final del tiempo reglamentario, el tercer clasificado de la Bundesliga tuvo más ocasiones que en el resto del encuentro.

La tensión iba en aumento según se acercaba el final. Y la prórroga acabó sin goles. La tanda de penaltis iba a determinar quién accedía a semifinales. El Bielefeld se sentía fuerte en ese escenario, porque ya había ganado de la misma manera contra el Hertha de Berlín en dieciseisavos de final. Y con mucho dramatismo, volvió a lograrlo. Tuvo que sobreponerse a la decepción de fallar el quinto lanzamiento, que le habría dado la victoria, y de ver cómo el Gladbach forzaba la muerte la súbita. Allí es donde se erigió en héroe el joven guardameta cedido por el Friburgo Alexander Schwolow. Le detuvo el penalti a Ibrahima Traoré y clasificó al Arminia Bielefeld para las terceras semifinales de Copa de su historia. En las dos anteriores, en 2005 y 2006, perdió. Lograr ahora el mejor resultado de todos los tiempos es el siguiente objetivo. El todopoderoso Wolfsburgo será el difícil obstáculo que habrá que superar para lograrlo (miércoles, 20:30, en directo por Gol Stadium). Pero después de que tres equipos de primera ya hayan caído en el Schüco Arena, nada parece imposible.

La otra semifinal enfrenta al Bayern con el Borussia Dortmund este martes (20:30) y también puede verse en directo por Gol Stadium.

Foto de portada: Bielefeld, bajo licencia Creative Commons.

Related posts

4 comments

¿En Alemania siempre se juega la Copa en campo del de menor categoría o no es así, como en la FA Cup, dónde modestos pueden pisar también los grandes estadios?

Muy buen artículo. Este partido es hoy y el ganador enfrentará al Dortmund que dejó fuera ayer al Bayern en el Allianz. Un partido que siento mucho, por ser seguidor del Bayern, hubieron muchas polémicas pero en fin, lamento más la lesión de los jugadores en vistas al partido contra Barcelona por las semis de Champions. Deseo para la final de la Pokal que campeone el Dortmund, para que entre en Europa League, de no ser asi, que sea el Bielefeld, por cómo ha logrado llegar hasta aquí. Al Wolfsburgo, pues si muestra ser mejor que sus rivales campeonará, igual le deseo todo lo mejor en la Champions de la siguiente temporada, donde deberán mejorar si quiere competir con los grandes. ¡Más artículos como este por favor!

Deja un comentario

*