Seis cosas que nos dejan los octavos de final de la DFB Pokal

La fiel hinchada del Colonia se desplazará a Hamburgo (Foto: MI).

Sólo queda un equipo que no pertenece a la Bundesliga

Sí, la DFB Pokal, al disputarse a un sólo partido, suele dejar sorpresas: equipos underground que eliminan a primeras a base de dejarse la vida compitiendo a sabiendas de que en 90 minutos todo es posible. El año pasado, el Kickers Offenbach, de cuarta división, dio el campanazo llegando a cuartos y, hace dos, el Greuter Fürth llegó a semifinales, pero en el fútbol profesionalizado de hoy en día, en el que las diferencias son cada vez mayores y los clubs son conscientes de lo que hay en juego en cada partido , (atrás quedaron los tiempos en los que el Bayern lo jugaba con su equipo B, hoy salió con un 11 muy parecido al que sacó en Dortmund) cada vez hay menos lugar para sorpresas. Sólo el Kaiserslautern, que venció 3-0 al Union Berlín, representa a la segunda división del fútbol alemán. Bayern, BVB, Hoffenheim, Bayer Leverkusen, Eintracht, Wolfsburgo y Hamburgo le acompañan.

Volvió Ribéry, debutó Hojbjerg, pero se lesionó Robben

Guardiola había dejado claro durante la semana lo importante que era para él ese partido, lo situaba incluso por delante del Mundialito de clubes en relevancia: para él era el partido más importante de lo que queda de 2013. La gente del Augsburgo había vendido que todo era posible y que, delante de su gente y en 90 minutos, podrían obrar el milagro. 3 minutos tardó Arjen Robben en despertarles de su sueño. El holandés, que está de dulce, salió a los pocos minutos con un corte brutal en la rodilla y se fue directo al hospital. Por él entró un Müller que hizo el 0-2 con un gol mülleresco a más no poder (ni él sabía con qué parte lo había metido, dijo al final) y ya suma 6 goles en lo que llevamos de Copa. No fue un partido brillante de los de Pep, ante un Augsburgo que compitió más que dignamente, pero dejó detalles tácticos interesantes: Javi Martínez otra vez de interior para tapar esta vez al, elogiadísimo por Pep durante la semana, Baier, Thiago de mediocentro, que no terminó de convencer al catalán y lo cambió a los 30 minutos o la posición de Götze, de falso extremo izquierdo, para dejarle la banda entera a un pletórico David Alaba. Volvió a tener minutos Ribéry, tras estar lesionado desde el parón de selecciones y debutó, por fin, nuestro admirado Hojberg, que esta semana había confesado cómo Guardiola le ayudó a superar la enfermedad de su padre, incluso cómo había llorado delante de él.

Los suplentes no decepcionan en el BVB

Las lesiones de Subotic, Hummels, Schmelzer, Reus, Bender y Sahin obligaron a Jürgen Klopp a sacar frente al Saarbrücken (0-2) un once repleto de jugadores absolutamente secundarios en las rotación del Dortmund. Además, reservó a Weidenfeller, a Lewandowski y a Kuba. Hombres como Kirch, Hofmann o Schieber demostraron que están para competir y Kloppo quedó muy contento con su rendimiento: “Kirch ha estado increíble hoy, ha sido el absoluto Man of the Match. Schieber no ha hecho una pretemporada en condiciones y por eso no ha jugado mucho, pero a estas alturas está dos veces mejor que el año pasado.” Hofmann, del que Klopp no habló, volvió a dejar, como siempre que juega, minutos de gran calidad y acciones decisivas.

Keller se jugará su puesto ante el Basilea

El Schalke 04 fue vapuleado por el Hoffenheim (1-3) y cada vez son más las voces que piden un cambio de entrenador en el club minero. Ni en liga (5º) ni en Champions, donde un ridículo empate frente al Steaua les obliga ganar al Basilea en la última jornada, han rendido a la altura de la magnitud del club ni de su desembolso. Hace un par de meses pasaron una crisis similar que se diluyó con un puñado de victorias, pero cada vez parece más obvio que el puesto de Keller depende de lo que pase en el trascendental partido ante los suizos. Una derrota, otro fracaso más, dejaría prácticamente sin estímulos la temporada del club de Gelsenkirchen antes incluso de que acabe la primera vuelta. Keller está en la cuerda floja.

Joselu se consolida en el Eintracht con un hat-trick

Hace poco menos de dos semanas, Veh le daba la oportunidad tras haber disputado la friolera de 20 minutos en los 11 partidos anteriores y respondió con dos golazos ante el Schalke 04. Había argumentado que no estaba contento con su compromiso defensivo, pese a haber sido un fichaje pedido por él. Se volvió a caer del 11 titular en la derrota 2-0 ante el Hannover del pasado domingo y el partido de hoy ante el Sandshausen, donde fue titular, era toda una prueba para él. Respondió con 3 goles que le dieron la victoria a su equipo y le consolidan en el club de Hesse.

Badelj, el faro de un Hamburgo que gana por pegada

Puede sonar un tanto contradictorio el titular. El HSV no fue mejor que el líder de la Bundesliga 2, el 1.FC Köln, pero ganó el partido gracias a su calidad en las áreas. Especialmente, a la calidad de Maximilian Beister en el 1-0, una acción técnica formidable. Ilicevic decidió en el tramo final tras entrar desde el banquillo, culminando un periodo de encuentro en el que el croata Milan Badelj, que jugó de interior por delante del venezolano Rincón en el 4-1-4-1 de Van Maarwijk, marcó los tiempos y le dio a su equipo un control que no había tenido en la primera parte. El Colonia fue indiscutiblemente mejor en el periodo inicial, pero se fue al descanso perdiendo.

 

Related posts

1 comments

A mí el Borussia Dortmund me decepcionó un poco. Quizás porque el rival no presentaba oposición, pero no buscó hacer sangre. Aunque coincido en lo apuntado sobre jugadores de manera individual.

¡Larga vida al Müllerismo! (y otro gol de Kevin Volland)

Deja un comentario

*