Llega a tiempo

Thiago Bayern Focus

Entre que se trataba de un partido a cara o cruz en el estadio de uno de los punteros de Alemania y que anda muy mermado en cuanto a desequilibrio en campo rival, el Bayern se mostró muy prudente en Leverkusen. Sin Ribéry ni Robben en las bandas, sin los comodines que suponen Alaba y Javi Martínez y con un Schwensteiger que se quedó fuera de la convocatoria por unas molestias en el tobillo, Guardiola no disponía de demasiadas alternativas para adaptarse al Bayer Leverkusen, cada vez más sólido y competitivo. Los de Schmidt se plantaron a media altura, intentaron que Xabi Alonso y Lahm no jugaran cómodos en el centro del campo con la presencia de Gonzalo Castro en la media punta (Çalhanoglu se quedó en el banquillo) y esperaron para provocar el error del rival. El Bayern no arriesgó demasiado, pero le costó salir de su campo. Eso sí, cuando el equipo visitante encadenaba varios pases seguidos, Boateng adelantaba unos metros su posición, empujaba a Alonso al perfil izquierdo del centro del campo y se convertía en un apoyo más para tocar a partir del centro del campo, además de un tapón veloz para intentar atajar las opciones de contraataque del Bayer Leverkusen. Aunque este matiz no duró demasiado porque Benatia se retiró lesionado antes del descanso, lo que propició la entrada de Rode y retrasó a Alonso al eje de la defensa de tres del Bayern.

Bayern - Football tactics and formations

Disposición inicial del Bayern.

Sin embargo, el Bayern, dominador de la posesión, carecía de profundidad en campo rival. Ni Götze recibía entre líneas lo suficiente para girar al Bayer Leverkusen ni Lewandowski se impuso a la pareja de centrales rival (Spahic-Toprak) ni tampoco los bávaros encontraron con regularidad a Müller, el atacante que trazó más movimientos de ruptura. Sólo Juan Bernat, en sus internadas por el perfil izquierdo, estiró al equipo y aportó profundidad, a diferencia de lo que vimos en un Bayer Leverkusen que amenazó por la banda de Wendell, cuyo rendimiento ha mejorado en 2015, y a través de Bellarabi. El internacional alemán castigó todas las pérdidas del Bayern en el centro del campo -que tampoco fueron muchas- y amenazó la portería de Neuer en varias ocasiones. Fue el futbolista que más disparó a portería (6 veces) y encarnó la idea de los locales: fútbol vertical y rápido que busca finalizar las acciones de ataque en la medida que sea posible. Aunque en líneas generales el juego fue espeso. Y cuando las defensas dudaron y concedieron ventaja a los atacantes emergieron las figuras de Neuer y Leno, que realizaron varias paradas de mérito a lo largo del choque y se convirtieron en los responsables de que el choque llegara a la prórroga.

Posesión: B.Leverkusen 29%-71% Bayern

Disparos: B.Leverkusen 19-9 Bayern

Antes, no obstante, entró Thiago Alcántara para intentar desatascar el choque. Tras participar en el último partido liguero contra el Borussia Dortmund, ya en un escenario de exigencia tras regresar de su larga lesión, el internacional español dispuso de unos cincuenta minutos en los que dinamizó el juego de su equipo. Su entrada coincidió con un ligero bajón del Bayer Leverkusen en la presión, lo que le permitió al Bayern plantarse en campo rival con mayor facilidad. Agilizó la circulación de pelota del conjunto bávaro con varios pases al primer toque y algún que otro cambio de orientación que giró al adversario. Su efecto sobre el encuentro fue positivo en un inicio, aunque luego también perdió un par de veces el esférico en situaciones peligrosas y se jugó la expulsión antes del 90′ en una entrada que apartó a Kießling del partido. Pero demostró que ha llegado a tiempo, pese a no estar aún al 100%, y que puede ser importante en lo que queda de temporada. Y tampoco se escondió: tiró el quinto penalti de la tanda, el definitivo, que dio el pase al Bayern a la semifinal de la DFB Pokal. Espera el Borussia Dortmund.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Tomás, con la salida de Benatía ¿no se modificó el sistema de 3 para pasar a defensa de 4 con Alonso incrustándose entre los centrales para la salida?

Quedó una cosa a medio camino de lo que estábamos viendo con Boateng. Más o menos asumió el mismo rol. Alternó entre meterse entre Boateng y Dante en salida con adelantar la posición después. También con meterse o no entre los centrales según lo que requiriesen los ataques rivales. Aunque sobre el papel seguramente fue más una defensa de 4, al final el Bayern tuvo mucho más el balón y pasó mucho tiempo entre centrales.

Deja un comentario

*