El momento de Jovic

Niko Kovac, manager of Eintracht Frankfurt during the Bundesliga match at Veltins-Arena, Gelsenkirchen
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
27/01/2017
*** UK & IRELAND ONLY ***


EXPA-EIB-170128-1020.jpg

Un golazo de Luka Jovic clasificó al Eintracht de Frankfurt para su segunda final consecutiva de la DFB Pokal. El conjunto de la capital financiera de Alemania doblegó al Schalke gracias a un tanto del delantero serbio a la salida de un córner, cuando Jovic se sacó de la chistera un recurso fabuloso para conectar de espuela con el centro y batir así a Ralf Fährmann. El delantero, propiedad del Benfica, es uno de los nombres propios del fútbol alemán en los últimos meses. Le costó arrancar cuando llegó cedido, pero en 2018 ya ha marcado siete goles con el Eintracht de Frankfurt. El último, un golazo que le clasifica para la final de la Copa. Una final de DFB Pokal, por cierto, en la que su equipo se enfrentará al club al que dirigirá Niko Kovac la próxima temporada.

La irrupción de Luka Jovic es una de las noticias de los últimos meses en Alemania. El delantero serbio todavía tiene 20 años, pero se trata de uno de los futbolistas más prometedores del país. Desde su puesta en escena en Serbia ya dejó detalles de su calidad: en su debut, con 16 años, marcó un gol importante para que el Estrella Roja empatar ante la Vojvodina. A esa edad, se convirtió en el goleador más precoz del único club serbio capaz de ganar la Copa de Europa. Bajó el balón con el pecho y superó al portero rival con suma tranquilidad, como si se trata de todo un veterano. Siempre ha jugado con chicos mayores que él, pero le costó abrirse un hueco en el Benfica. El club lisboeta lo incorporó de cara al futuro a principios de 2016, pero la adaptación no fue fácil. Jugó algún encuentro con el primer equipo, pero principalmente disputó partidos con el filial encarnado, donde tampoco firmó buenas cifras a nivel goleador. Por eso, su explosión en este arranque de curso resulta muy llamativa.

Merchandise for sale before the friendly match at Broadhurst Park, Moston Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 29/05/2015
Luka Jovic todavía pertenece al Benfica. Foto: Focus Images Ltd.

Luka Jovic es un delantero de movilidad, que puede abandonar el área para alejarse de los centrales, y que ha empezado a desarrollar su físico para poder chocar con los defensas rivales, una de sus facetas pendientes. Como también lo era la finalización, aspecto en el que tenía mucho margen de mejora. Con el Eintracht prácticamente no entró en los planes de Nico Kovac hasta el mes de diciembre, pero a partir de entonces ha derribado la puerta a base de goles. Tiene olfato, sabe colocarse dentro del área para cazar los centros laterales y desmarcarse en el momento oportuno. Casi todos sus goles en la Bundesliga han llegado al primer toque, en remates instintivos. Pero remates de todos los colores, con la derecha, con la izquierda, de tacón y hoy, de espuela. Llega donde cae la pelota, se aleja del cuero para atacarlo antes que el contrincante. Tal ha sido su impacto en las águilas que ha mandado al banquillo a Sebastian Haller, el espigado delantero francés que asumió la responsabilidad goleadora en la primera vuelta en el equipo de Nico Kovac.

“He aprendido mucho. El entrenamiento, el técnico y el ambiente en general ha beneficiado mucho mi desarrollo. He mejorado particularmente en el aspecto físico, pero sé que todavía tengo mucho margen para mejorar en otros ámbitos. Por encima de todo, solo puedo decir que estoy completamente feliz aquí”. Luka Jovic, en una entrevista en la web del Eintracht.

La mejor noticia para el Eintracht, no obstante, es que la final de la DFB Pokal del próximo mes de mayo puede no ser el último partido de Luka Jovic con la camiseta de las águilas. El club afincado en Frankfurt acordó la cesión por dos temporadas y, más importante todavía, incorporó una cláusula para comprarle de forma definitiva si quedaba satisfecho. Raro será que no la ejecuten.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*