Sportfreunde Lotte, nuevo matagigantes

Trainer Roger Schmidt  of Bayer Leverkusen during the UEFA Champions League match at BayArena, Leverkusen
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
14/09/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-160914-0187.jpg

El Sportfreunde Lotte es el equipo del momento en Alemania. Este club de la tercera categoría del fútbol teutón ha eliminado a dos equipos de Bundesliga en las dos primeras rondas de la DFB Pokal. Después de superar al Werder Bremen (2-1) en el primer turno, el Bayer Leverkusen fue la segunda víctima de esta entidad afincado en una ciudad de 15.000 habitantes en la zona septentrional de Renania del Norte-Westfalia. Su segunda victoria fue incluso más épica, pues jugó durante más de 40 minutos con diez hombres, empató en dos ocasiones después de ir por detrás en el electrónico -la segunda, en la prórroga con un jugador menos- y se llevó el encuentro en una tanda de penaltis en la que el arquero Benedikt Fernandez, formado en el Bayer Leverkusen, detuvo dos lanzamientos.

Hace unos meses el Sportfreunde Lotte subió por primera vez en su historia a la 3.Bundesliga y ahora, además de competir por su segundo ascenso consecutivo, celebra una doble machada que le hace soñar con batir a cualquiera en el futuro.

Sportfreunde Lotte 2 (4p) (Hilbert pp. 47′, Freiberger 105′)

Bayer Leverkusen 2 (3p) (Volland 25′, 95′)

Sportfreunde Lotte vs Bayer Leverkusen - Football tactics and formations

El Bayer Leverkusen pasa por un momento muy delicado y su situación ahora incluso ha empeorado. El equipo de la aspirina encadena cuatro encuentros sin ganar y los dos últimos tropiezos han sido especialmente duros. Los de Roger Schmidt cayeron en casa ante el Hoffenheim en el último compromiso liguero, que estuvo marcado por la temprana expulsión de Kevin Volland por cortar un contragolpe, pero la derrota ante los pupilos de Nagelsmann también ha traído cola en el aspecto extradeportivo. No solo Volland fue expulsado el pasado sábado, sino que el colegiado también expulsó a Schmidt por encararse con el técnico rival. Por sus protestas, Schmidt ha sido sancionado con dos partidos -cumplió el primero en Lotte, donde su segundo, Markus Krösche, dirigió al Leverkusen- y multado con 15.000 euros por “conducta antideportiva”.

Roger Schmidt head coach of Bayer Leverkusen during the UEFA Europa League match at Estadio El Madrigal, Villarreal Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 10/03/2016
Roger Schmidt no está pasando por su mejor momento. Foto: Focus Images Ltd.

Schmidt está preocupado por el rendimiento de su equipo, tremendamente decepcionante en las últimas fechas. En Lotte el Bayer Leverkusen fue incapaz de controlar el tempo del partido ante un rival de Tercera con una alineación más que competitiva. A pesar de alinear un once muy ofensivo, Volland y Kruse partiendo desde las bandas y Kielßling y Chicharito formando la pareja de delanteros titulares, los de la aspirina prácticamente no generaron ocasiones claras de gol. El equipo anduvo sin ideas, bloqueado ante un rival bien trabajado, que mordía y atacaba al poseedor del balón con agresividad para cortocircuitar al Bayer Leverkusen, con constantes ayudas. En una jugada aislada, los de Schmidt se adelantaron. Kielßling domesticó un balonazo largo de Özcan para asistir a Volland. Pero nunca congelaron el encuentro, regalaron un gol con una cesión defectuosa de Hilbert con el pecho hacia su portero y no aprovecharon la superioridad numérica en los últimos 10 minutos y toda la prórroga para sentenciar el choque. Casi todas sus ideas en ataque se limitaron a enviarle pelotazos el gigante Kießling.

Sin ir más lejos, el Sportfreunde Lotte estuvo muy cerca de llevarse la victoria antes del 90 porque empujó con mayor convencimiento y luego empató el choque justo antes del descanso de la prórroga en un contragolpe ante un Bayer Leverkusen que se había adelantado de nuevo con otro gol de Volland. Si bien es cierto que el estado del césped no favoreció la buena práctica del fútbol, pues el esférico daba más saltos ue un conejo, el Bayer Leverkusen rindió muy por debajo de lo esperado con el balón y nunca fue contundente en defensa, con Tah dejando botar la pelota en incontables ocasiones ante la presión rival y un Dragovic especialmente blando en la jugada del 2-2, condicionado por una tarjeta amarilla vista con anterioridad.

Jonathan Tah alternó luces y sombras. Foto: Focus Images Ltd.
Jonathan Tah alternó luces y sombras. Foto: Focus Images Ltd.

Así pues, el Sportfreunde Lotte mostró una fe inquebrantable y un fantástico sentido colectivo. Se llevará muchísimos elogios su joven entrenador, Ismail Atalan, de 36 años y que hasta hace bien poco era un absoluto desconocido en Alemania, pues jamás fue futbolista profesional y siempre ha dirigido a clubes muy modestos. El curso pasado ya fue un artífice del ascenso del Sportfreunde Lotte, que fue capaz de ganar el play-off en el estadio del Mannheim, un club con mucha más historia. Ante el Bayer Leverkusen, su equipo siempre creyó en la victoria y ese convencimiento le llevó a ganar casi todos los balones divididos en los momentos más delicados. El trabajo defensivo del Lotte fue descomunal, con Matthias Rahn y Gerrit Nauber completando una actuación emocionante en el eje de la zaga repeliendo todos los ataques rivales, con André Dej recuperando incontables balones en la medular, Alexander Langlitz percutiendo por el lateral derecho como si se creyese Cafú, Kevin Pires-Rodrigues aportando la calidad de su fina pierna zurda y la velocidad de Kevin Freiberger y Bernd Rosinger en ataque para que el equipo se desplegara siempre con peligro y pudiese respirar. Aunque a la postre el héroe fue Benedikt Fernandez, ese portero que perdió la lucha por la titularidad con un tal René Adler en 2007, cuando Hans-Jörg Butt se marchó al Bayern Múnich. El guardameta nacido en Bonn, eterno suplente en Leverkusen, sirvió su venganza nueve años después. Fue una venganza fría. Muy fría.

El Friburgo cae contra el Sandhausen

Otro equipo de Bundesliga eliminado en la jornada de hoy fue el Friburgo, que además jugaba en casa contra un rival de categoría inferior. El Sandhausen, de Segunda, visitaba el Schwarzwald Stadion y a pesar de jugar a domicilio logró llevarse la eliminatoria. El conjunto dirigido por Kenan Kocak levantó el 1-0 inicial de Daehli con las dianas de Kister, Wooten y Sukuta-Pasu y no se hundió cuando el Friburgo igualó la contienda en la recta final. El partido se decidió en la tanda de penaltis, fase en la que el conjunto de Bundesliga erró tres lanzamientos. La ciudad más pequeña con un equipo en el fútbol profesional alemán –Sandhausen, con 14.600 habitantes y un estadio en el medio del bosque– progresa en el torneo copero.

“Nos hemos merecido perder, porque el Sandhausen ha sido un poco mejor”.

Christian Streich, entrenador del Friburgo.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*