Al ritmo de la zurda de Atalay Babacan

babacan- Turquía sub17 MarcadorINt

Atalay Babacan juega con radar incorporado. Siempre sabe dónde están sus compañeros prácticamente sin tener que alzar la mirada y se mueve sobre el césped con la intuición propia del futbolista con un don especial que sabe dónde caerá la pelota en la siguiente jugada para recogerla una milésima de segundo antes que el adversario. Como viene siendo habitual en el Europeo sub-17, el mediapunta otomano lideró a la selección turca en el primer choque de los cuartos de final para superar a Hungría y clasificar a su país para el Mundial de la categoría, certamen que no disputaba desde 2009. Una gran noticia para seguir disfrutando de este geniecillo turco.

Hungría 0
Turquía 1 (Csonka pp. 20′)

Babacan celebra el gol de Turquía.
Babacan celebra el gol de Turquía.

Turquía derrotó a Hungría con un gol en propia puerta de Csonka en una acción que de no haber desviado el húngaro hubiese empujado a gol Babacan, que aparecía por sorpresa en el segundo palo para empujar un centro-chut de Hasan Adigüzel. En una jugada agitada producto de un córner despejado anteriormente por la zaga magiar, Babacan emergió dónde nadie lo esperaba y puso nervioso al zaguero húngaro en un gol decisivo que acabó con las opciones de una selección húngara que quiso jugar con el balón pero que apenas generó oportunidades verdaderamente claras sobre el arco defendido por Berke Özer. El equipo magiar dominó la posesión y demostró que el estilo de juego de la selección absoluta en la Eurocopa 2016 no es una excepción sino una regla, pues sumó centrocampistas por dentro con el fin de someter a los turcos. Sin embargo, le faltó contundencia. Los magiares carecieron del veneno necesario para superar el sólido bloque que formó la zaga otomana y poco a poco Turquía se empezó a desplegar con peligro. Apareció Babacan para hilvanar el juego entre líneas y ofrecer opciones de pase al buen llegador Kerem Kesgin y los extremos encararon y generaron problemas con su desborde por los carriles.

Atalay Babacan juega de primeras.
Atalay Babacan juega de primeras.

Agitó el encuentro Hungría al descanso con la entrada del eléctrico extremo del Benfica, Kevin Csoboth, que asumió la responsabilidad en el flanco izquierdo del ataque magiar. Una y otra vez Csoboth tiró movimientos al espacio e intentó desbordar en el uno contra uno a la zaga turca, pero las permanentes ayudas defensivas de los otomanos mitigaron la efervescencia del prometedor atacante magiar. Sufrió el lateral Civelek para frenar a Csoboth, pero las apariciones del central de ese perfil, Ozan Kabak, fueron providenciales para frenar el principal argumento ofensivo de los centroeuropeos, que achucharon pero prácticamente no inquietaron a un Berke Özer que transmitió muchísima seguridad en todas sus acciones de ataque.

La entrada de Csoboth cambió al cara de Hungría.
La entrada de Csoboth cambió la cara de Hungría.

Con la entrada del centorcampista Umut Günes en la recta final del encuentro Turquía ganó en control con el esférico y alejó a Hungría del gol, pues obligó a los magiares a recular para recuperar el cuero y volver a desplegarse en ataque. Se juntó Günes con Kesgin y Babacan, formidables poniendo pausa a un partido intenso, en el que ambos equipos no rehuyeron a la hora de poner la pierna y que dejó más cartulinas amarillas de lo que suele ser habitual en los partidos de la categoría sub-17. El arreón final de Hungría en el tiempo de descuento solo sirvió para provocar una ocasión de gol en la que Norman Timári disparó contra el muñeco, en lo que fue el único halo de esperanza magiar para llevar el partido a la tanda de penaltis. Turquía estará en el Mundial sub-17.

Los jugadores turcos celebran el pase al Mundial sub-17.
Los jugadores turcos celebran el pase al Mundial sub-17.

Mientras los jugadores turcos se dejan llevar por la euforia del momento en la celebración, posando en grupos para las cámaras fotográficas, Atalay Babacan camina con naturalidad sobre el césped, lejos de los focos, va a dar ánimos a los jugadores húngaros y se suma a la fiesta con la misma calma que transmite su fútbol. Como si la clasificación para el Mundial sub-17 simplemente fuese una cosa más a tachar de la lista de la compra.

Atalay Babacan tras ganar a Hungría.
Atalay Babacan tras ganar a Hungría.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*