El sueño de Islas Feroe ya es una realidad

aki

Mientras Europa gira los focos hacia Madrid en el inicio de las semifinales de la Champions League, un archipiélago de 18 islas situado en un punto equidistante a Islandia, Noruega y Escocia se prepara para la jornada más especial que jamás ha vivido su selección de fútbol. Este miércoles Islas Feroe disputará el partido inaugural del Europeo sub-17 de Croacia, en la que es su primera participación en la fase final de un torneo UEFA. Ajena a las grandes batallas del fútbol continental, la lucha de la selección de las Islas Feroe es otra muy distinta: ganar visibilidad, gritarle al continente que esté lista para competir, que la gente sitúe el archipiélago en el mapa. Si toda la población de las Islas Feroe viajara a Madrid la próxima semana, ni siquiera llenaría el Vicente Calderón.

Unas horas antes del derbi madrileño, sobre las 14:00, la selección de las Islas Feroe desembarca en el Hotel Panorama de Zagreb. El jefe de prensa del equipo me ha citado con el seleccionador Aki Johansen, así que es un buen momento para dar una vuelta. Acompañado por dos futbolistas, aparece un tipo vestido con un jersey negro y un pantalón corto de deporte, verde, con el escudo del FC Barcelona. Pronto me doy cuenta de que no es el seleccionador, ni el tipo con el que me intercambié un par de correos electrónicos mientras alucinaba en algún punto recóndito de Torshavn por la solicitud de entrevista que nunca se habría imaginado. De golpe, el hombre del jersey saca un micrófono y empieza a charlar con los dos chicos. Veinte minutos más tarde, es mi momento para sonsacarle información útil antes de hablar con varios miembros de la expedición feroesa.

El periodista se llama Trondur Arge y unas horas más tarde me divierte la posibilidad de que sus datos coincidan con un defensa feroés que juega en la segunda división de su país, en el FF Giza/FC Hoyvík, que es una de las primeras entradas que ofrece Google cuando tecleo su nombre. Sin embargo, en ese momento el periodista que luce los pantalones del Barcelona me habla del progreso del fútbol de su país, de cómo los futbolistas son mejores y cómo ahora tienen estadios de con un césped de “cuarta generación”. Aún no pueden jugar en invierno, solo entre marzo y octubre, y les falta desarrollar campos cubiertos para practicar cuando las inclemencias del tiempo lo impiden. A diferencia de Islandia, la analogía más evidente, Trondur me insiste en que el gran problema de las Islas Feroe es el viento. “No hay nada que lo frene”, se lamenta el periodista feroés, que matiza que para combatirlo se están construyendo estadios con un mínimo de grada para intentar neutralizar este factor externo.

Trondur habla con dos futbolistas de la selección de Islas Feroe.
Trondur habla con dos futbolistas de la selección de Islas Feroe.

Trondur me presenta a Aki Johansen, que viene acompañado de un séquito cuanto menos llamativo para atender una entrevista de un medio de habla hispana. El entrenador de la selección sub-17 llega con su técnico asistente, Pól F. Joensen, que llegó a ir convocado con la selección absoluta en los años noventa, y también con dos de sus futbolistas. Un central alto y rubio, que cumple con los prototipos de lo que uno espera en un jugador de las Islas Feroe, y un compañero algo más bajo, cuyo rostro delata algunos rasgos asiáticos, que ya participó con la sub-17 en el curso anterior. Bjarni Brimnes y Sjurdur Pauli Chin Nielsen escuchan más que hablan. La voz cantante la lleva Aki Johansen, que después de la conversación me apunta todos los nombres en una hoja para que no me despiste.


¿Qué importancia tiene para las Islas Feroe disputar por primera vez una fase final de un torneo UEFA?

– Creo que mucha gente piensa que es espectacular que estemos en este torneo. De momento solo nos hemos clasificado, así que es difícil valorar la importancia que tiene nuestra presencia en este torneo. Sobre todo, creo que lo será para los jugadores del futuro. Siempre hemos mirado a otros países pequeños que lo han hecho mejor, y queríamos alcanzar esos logros. Ahora queremos ir más lejos. Estos jugadores adquirirán una experiencia muy valiosa, y también los que vengan después. Ya no es un sueño, porque lo hemos logrado. Ya es una realidad.

¿Qué diferencia esta generación de futbolistas de las anteriores?

– El fútbol ha evolucionado. También en las Islas Feroe. Nuestros jugadores son cada vez mejores. También los países TOP han mejorado. Nuestro objetivo es mejorar. Si miro hacia atrás y pienso en los primeros jugadores que tenía, muchos decían que querían jugar en otro país. Pero realmente no se veían capaces, no lo decían en serio. No parecía que estuviesen haciendo lo suficiente para alcanzar ese objetivo. Estos jugadores son más ambiciosos, tienen más fe. Tenemos a muchos jugadores que quieren jugar en el exterior, porque es necesario para convertirse en profesionales.

¿Tienen estos futbolistas ejemplos cercanos que hayan jugado en el extranjero? Como Joan Simun Edmundsson, que estuvo en el filial del Newcastle.

– Ahora está jugando en Dinamarca. Es uno de nuestros mejores jugadores. Se marchó al Newcastle con 16 o 17 años, quizás era demasiado joven y no logró consolidarse. Ahora está en la primera división de Dinamarca, marcando goles. Es una de sus referencias. Tuvimos recientemente a un jugador en el Copenhague, que ahora está en el Randers (Brandur Henriksson). Hace muchos años también tuvimos a Todi Jónsson, que jugó durante muchos años en el Copenhague. Fue un gran profesional. Era uno de los mejores en la liga danesa, pero ya se retiró. Islandia ha tenido futbolistas en España, Inglaterra, Alemania… tienen a muchísimos jugadores en los que fijarse. A nosotros nos han faltado esos ejemplos.

¿Cómo quiere que juegue el equipo? ¿Y qué espera de la selección en el torneo?

– No haremos nada distinto a lo que hemos hecho hasta ahora. Tuvimos un plan en Chipre y Luxemburgo y nos funcionó. No hay motivo para cambiar esto. Aunque nuestros rivales ahora son mejores. No nos permitirán hacer lo que queremos. Lo intentaremos, estaremos organizados y seremos físicos para jugar al límite de nuestras posibilidades. Quiero que los jugadores me muestren eso. No tendremos la posesión ante estos equipos, nos dispararán más. Pero debemos mantener la disciplina y esperar nuestra oportunidad para aprovecharla. No tuvimos tantas ocasiones en las rondas anteriores, pero las metimos.

Sjurdur Pauli Nielsen (izquierda de la imagen) y Bjarni Brimnes (derecha)
Sjurdur Pauli Nielsen (izquierda de la imagen) y Bjarni Brimnes (derecha)

¿Cree que el Europeo sub-17 puede convertirse en un escaparate para sus mejores futbolistas?

–Este torneo es una oportunidad para estos chicos. Nunca ha habido una oportunidad mejor que la actual para estos chicos. Un jugador no es comprado o vendido por la actuación de un equipo. Si lo hacen bien aquí, será una oportunidad extraordinaria. No creo que los clubes vayan a mirar a los equipos locales para fichar a los jugadores, sino que miran partidos de la selección nacional y repasan las jugadas más destacadas. Y si lo hacen bien harán que se fijen más en ellos.


Aki Johansen reconoce que el Europeo sub-17 también supone un reto para sus futbolistas, que difícilmente podrán aplicar el plan de las fases anteriores. “Vamos bien en la estrategia y somos buenos en el contraataque, aunque imagino que nos obligarán a defender más atrás y entonces la portería rival estará más lejos”, explica el preparador feroés. Sin embargo, Johansen insiste en destacar lo que considera lo más importante: quiere que sus jugadores disfruten, que aprovechen una experiencia única que nadie sabe cuándo se podrá repetir. “No hay presión para nosotros”, asegura.

Más allá de las preguntas referentes al torneo, lo más interesante de la conversación llega cuando se aborda el progreso del fútbol en el archipiélago nórdico. Rápidamente introduzco las pistas que me ha dejado Trondur Arge para explorar los aspectos en los que más ha progresado este país autónomo que pertenece al Reino de Dinamarca.


¿Cómo han evolucionado las instalaciones de fútbol en los últimos años?

– Cuando yo jugaba a fútbol, solo había campos de tierra o piedra. (Irrumpe el asistente para recalcar la afirmación del técnico con un contundente big stones acompañado de un gesto con las manos, como si agarrara un melón). Esa generación formó a futbolistas muy duros, que sangraban en cada entreno, en cada partido. Ahora ya tenemos superficies artificiales, de hierba artificial. Esto nos ha hecho más técnicos. Somos mejores en este aspecto desde hace 10 o 15 años. Pero quizás nos ha faltado la dureza que tenían esos jugadores. Lo ideal sería combinar ambas cosas. Aunque estos tienen esa fe, y a nuestra generación le faltó esa ambición.

¿Los futbolistas pueden jugar también en invierno?

– La temporada es de marzo a octubre. Quizás podríamos jugar, porque no tenemos un invierno tan duro. Pero entrenamos durante todo el año. Antes, en mi generación, los mejores equipos se podían entrenar tres veces a la semana. Ahora entrenan cuatro o cinco veces a la semana, aunque no son profesionales. Algunos cobran, pero no son profesionales.

¿No hay futbolistas profesionales en la liga local?

– Algunos jugadores de los Balcanes y algún brasileño. A ellos les pagan. Pero cuando solo tienes a dos futbolistas profesionales en la plantilla tampoco pueden entrenar solos, así que tampoco es tan importante. No sé cuándo lo podremos cambiar. No tenemos ninguna academia. Espero que podamos formar una pronto. Creo que el equipo nacional debería hacerlo.

¿La idea sería coger a los mejores jugadores de la isla y que entrenasen juntos cada día?

– Sí. Y que luego fueran a casa a jugar partidos normales con sus equipos. Quizás en un par de años podamos aplicar algo parecido. Creo que en Letonia y Lituania evolucionan en esa línea.

En cualquier caso, hay futbolistas de las Islas Feroe que juegan en el extranjero. ¿Todos ellos son profesionales?

– La selección senior tiene a unos siete u ocho futbolistas en Dinamarca, dos o tres en Islandia, otros dos en Noruega. El once inicial ya está formado principalmente por jugadores profesionales, aunque es más o menos la mitad de la selección.

Toda la población de la isla (unas 50.000 personas) apenas llenarían la mitad del Camp Nou. De toda esta gente, ¿cuántos juegan a fútbol?

– Sobre un 5%. Si lo comparas con otros países, es un porcentaje alto. Pero no es una gran cantidad de futbolistas [unos 2.500]. En Inglaterra tienen 50.000 veces más futbolistas que en las Islas Feroe. Cuando el entrenador sub-17 elige a su equipo, por cada jugador nuestro el técnico inglés tiene 50.000 futbolistas entre los que escoger. Por suerte solo juegan once contra y no puede venir con los 50.000 jugadores a este torneo (ríe).

En Islandia, por ejemplo, todos los entrenadores necesitan tener una licencia profesional. ¿Ocurre lo mismo en las Islas Feroe?

– Si entrenas en Primera, necesitas una licencia A de UEFA. Si entrenas en Segunda, necesitas una licencia B. En cambio, si eres el entrenador principal de algún equipo de las categorías inferiores de la selección también necesitas una licencia A. Muchos entrenadores se están formando. Solo hay 10 equipos en nuestra primera división, pero tenemos a unos 100 técnicos con la licencia A de entrenador.

¿Estos entrenadores son profesionales? Por ejemplo, ¿tú trabajas sólo como entrenador?

– Yo trabajo en una empresa de informática, trabajo en un club local (FC Hoyvík) y luego con esta selección. Compagino los tres trabajos como puedo.


El caso de Aki Johansen es uno entre muchos de entrenadores y jugadores amateurs que compaginan un oficio con el fútbol. En este contexto, aún es difícil que el país nórdico pueda competir a nivel de clubes, aunque cada vez más jóvenes emigran. Sobre todo al fútbol danés, puerta de salida natural para el público feroés. Está el caso del citado Joan Simun Edmundsson, pero también dos de los futbolistas que integran la convocatoria feroesa. Hanus Sorensen, un año menor que la mayoría de sus compañeros, ya milita en el Midtjylland, mientras que Elias El Moustage lo hace en el Aalborg.

¿Logrará Islas Feroe sumar algún punto en el Europeo sub-17? Parece una idea descabellada, aunque comparte grupo con Hungría y Escocia, selecciones más accesibles que la superpotencia que siempre supone Francia en los torneos de categorías inferiores. Aun así, no conviene olvidar que el equipo feroés fue capaz de ganar el primer partido oficial de su historia. Ocurrió en 1990. 

Islas Feroe equipo ha ganado a Grecia dos veces, ganó a Letonia, empató ante Hungría… ¡aunque también ganó en el primer encuentro oficial de su historia a Austria!

– Hay mucha mitología sobre nuestra victoria contra Austria en 1990, en nuestro primer partido. No jugamos en casa, sino en Suecia, porque no teníamos hierba. Competimos en campo neutral, pues alquilamos un campo en Suecia. Y dio la vuelta al mundo. Creó cierta leyenda sobre Islas Feroe, con nuestro portero con un gorro. Quizás fue bueno para nuestro espíritu, porque crecimos con eso. Mi asistente fue convocado una vez con la absoluta, justo para este partido.

¡¿Jugó el partido contra Austria?!

Pol F. Joensen: Solo fui una vez, se suponía para ese partido contra Austria. Pero estuve lesionado. Aun así jugué muchos partidos en primera división.

“Este torneo puede ser un gran cambio para que más jugadores de este equipo puedan dar el salto al extranjero”

Más tímidos se mostraron Sjurdur Pauli Nielsen y Bjarni Brimnes, los dos futbolistas de 17 y 16 años que acompañaron a Aki Johansen. Escucharon con atención a su entrenador y se animaron a charlar en inglés en la recta final de la concentración, en un ambiente que les tiene impactado. “Ver a tantos jugadores de Francia, Países Bajos, toda la policía que hay en el hotel, la organización del torneo…” enumeraba el central Brimnes cuando explicaba su experiencia en el torneo. Lesionado en las fases previas, Brimnes se perdió el proceso de clasificación pero llega a tiempo para el Europeo sub-17. Un caso similar al de Nielsen, porque aunque ya participase en el año anterior esta vez se perdió la Ronda Élite (última fase previa) por culpa de una lesión. Aun así, Nielsen se ve preparado para afrontar el reto: “El año pasado yo era un año menor y mis compañeros eran mejores, también más rápidos. Ahora, en este equipo trabajamos juntos, muy duro, y tenemos a muy buenos jugadores. Tenemos un muy buen equipo”. Aunque nadie tiene tan claro como este joven lateral que su futuro pasa por desempeñar un buen papel en el Europeo sub-17: “Este torneo puede ser un gran cambio para que más jugadores de este equipo puedan dar el salto al extranjero, salir de las Islas Feroe. Tenemos más oportunidades que el resto”.

La primera, este miércoles (12:00h) ante Escocia.

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*