España-Francia: algo más que el pase a las semifinales del Europeo sub-17

portada-entreno-espana

La selección española no participa en un Mundial sub-17 desde 2009, cuando la generación de los Isco, Álvaro Morata, Sergi Roberto, Koke, Iker Muniain o Pablo Sarabia alcanzó la tercera plaza en el certamen disputado en Nigeria. Ocho años más tarde, España dispone de una nueva oportunidad para volver a disputar el torneo más prestigioso del planeta en categoría sub-17, aunque antes deberá superar uno de los obstáculos más difíciles, un obstáculo que nadie creía que iba a encontrarse a estas alturas de campeonato si acababa como campeón del complicado Grupo A. A pesar del irregular juego de Francia en la primera fase, jugarse el pase al Mundial contra los galos no es un buen negocio aunque luego haya una posibilidad de repesca.

Amine Gouiri.
Amine Gouiri ha marcado siete goles en tres partidos.

Sin embargo, la situación recuerda a la acontecida en las dos últimas participaciones de España en el Europeo sub-17. Las generaciones cambian, pero los escenarios se asemejan. En 2015, los de Santi Denia se cruzaron en cuartos de final contra Alemania, otra de las favoritas, y cayeron en la tanda de penaltis. El año pasado les tocó Inglaterra y España ganó con un golazo de Fran García. Los choques entre las aspirantes en las primeras rondas eliminatorias suelen estar marcados por la cautela, pues suele primar el miedo a cometer un error que marque el devenir del choque en una de las primeras experiencias de muchos de los chicos de 16 y 17 años en torneos internacionales de verdadero calibre.

Abel Ruiz.
Abel Ruiz ya vivió la dificultad de superar a Inglaterra en los cuartos de final del pasado Europeo sub-17.

A pesar de los factores psicológicos que condicionan la eliminatoria, lo cierto es que el elenco español ha mostrado un fútbol mucho más convincente que el francés, que pinchó en el debut contra Hungría y sufrió horrores para doblegar a Escocia en el último encuentro de la fase de grupos. La selección española supo sobreponerse al mal arranque contra Turquía, levantando un 2-0 en contra, y luego sus prestaciones defensivas han aumentado a medida que avanzaba el torneo. España aún no ha dejado la portería a cero en ningún partido, pero tanto Italia como Croacia le generaron pocas oportunidades verdaderamente claras en choques en los que la posesión del esférico estuvo dividida: los italianos anotaron en la recta final con un golazo de falta directa y Croacia batió a Mohamet Ramos con un zapatazo de Colina desde su casa, que enganchó de primeras un rechazo en la frontal del área. Así pues, España seguramente aplique el plan que le ha funcionado relativamente bien en los últimos compromisos: cerrar muy bien el carril central y desviar el juego ofensivo de sus adversarios hacia los flancos.

Ferran Torres.
Ferran Torres se pega casi siempre a la banda derecha para encarar y centrar.

Esta directriz también está presente en el tipo de fútbol que despliega España cuando tiene el balón, pues los chicos de Santi Denia atacan principalmente por los flancos y apenas arriesgan con pases interiores que superen líneas para evitar una posible pérdida que exponga el equipo al contragolpe. Al fin y al cabo, la selección española también cuenta con dinamita por los flancos, con un extremo con desborde como Ferran Torres en la derecha, la posibilidad de usar a José Alonso Lara como chincheta en el flanco izquierdo y la movilidad de Sergio Gómez para ofrecer líneas de pase a los centrocampistas y asociarse con toques de primeras. Este último, centrocampista del Barcelona, también ha actuado en la izquierda, para permitir a Moha jugar como mediapunta. En cierta medida, la posición de Gómez determinará parte de las intenciones de Santi Denia. Además, en España hay que tener en cuenta la participación en ataque de sus laterales: Juan Miranda es un futbolista capaz de llegar a línea de fondo para centrar al área y Mateu Morey ha sorprendido a Turquía e Italia con apariciones en zonas interiores que han generado goles.

“Llegamos a unos cuartos de final contra Francia y habrá que hacer un partido casi perfecto para poder pasar a semifinales. Hemos trabajado tácticamente, físicamente y psicológicamente para este partido de máxima exigencia. El equipo deberá estar al 110%, porque quizás el 100% no nos vale. Es uno de los equipos junto con Alemania que más goles ha hecho en una fase final. Tiene un potencial ofensivo tremendo. Si vas a lo individual con este tipo de jugadores, claro que habrá disputas, pero siendo un equipo solidario y con ayudas defensivas intentaremos contrarrestar eso. Si tienes el balón es una manera de defender. En el partido, cuando se abra según los planteamientos, si van a transiciones posiblemente habrá muchos más goles que si hay bloques más defensivos. Vamos a intentar ser un equipo tanto en lo ofensivo como en lo defensivo. Cuando se abra el partido lo veremos. Está claro que queremos evitar que haya muchas transiciones porque los cuatro jugadores de arriba son bastante buenos”.

Santi Denia, en el último entrenamiento previo al partido contra Francia.

Santi Denia, seleccionador de España sub-17.
Santi Denia, seleccionador de España sub-17.

Estos argumentos pondrán a prueba la defensa de Francia, que ha mejorado su concentración respecto a la derrota contra Hungría. Con Claudio Gomes en la medular cuentan con un pulmón con una capacidad física y una agilidad bestial para recuperar balones, pero lo mejor llega cuando los galos disponen de espacios para correr en el frente de ataque. Yacine Adli es un futbolista enormentente técnico, con cierto desequilibrio y un punto de pausa que lo convierten en un arma muy peligrosa, mientras en la izquierda Willem Geubbels atesora unas condiciones fantásticas para galopar. Amine Gouiri, ariete que hace daño cayendo al sector izquierdo, tiene una estrecha relación con el gol y juega bien de espaldas a portería, mientras el mediapunta Maxence Caqueret es quien enhebra todo el juego interior con movimientos de apoyo inteligentes que facilitan la vida a sus compañeros. El del Olympique de Lyon seguramente es el futbolista más maduro de esta generación, el que toma mejores decisiones a pesar de que quizás no sea tan determinante como los otros tres atacantes.

Caqueret.
Caqueret es el futbolista de más poso de la línea de tres cuartos de Francia.

Con el aliciente no solo de la clasificación para las semifinales sino también con el objetivo de garantizar la presencia en el próximo Mundial sub-17, el España-Francia será una fantástica oportunidad para ver cómo responden los talentos del futuro en un choque de exigencia en el que la personalidad de los propios jugadores será un factor importante. Tras el aperitivo de la primera fase, arranca lo mejor del campeonato.

Cuartos de final del Europeo sub-17:

Viernes 12 de mayo:

12:00 Hungría-Turquía
17:45 España-Francia

Yacine Adli es otra de las amenazas de Francia.
Yacine Adli es otra de las amenazas de Francia.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos resservados).

Related posts

Deja un comentario

*