Italia-Países Bajos: el fin de una sequía

Roma riccardi-Italia sub17  Marcadorint

Italia aspira a ganar este domingo su primer Europeo sub-17 desde que el torneo recibe esta denominación. La selección transalpina regresa a una final cinco años después de dejar escapar el título en Eslovaquia 2013 ante Rusia en una dramática tanda de penaltis y puede romper una sequía de más de treinta años en el pequeño de los torneos de formación de UEFA, una sequía que dura desde que ganó un Europeo sub-16 que a la postre se declaró desierto por un error administrativo en la inscripción de Riccardo Secci en 1987. Su rival tampoco puede presumir de éxitos recientes, aunque sus últimos triunfos no son tan lejanos: los Países Bajos ganaron el torneo en 2011 y 2012. Son sus dos únicos títulos en la categoría. Así pues, la final de este domingo coronará a un país con enorme tradición futbolística pero sin tanto éxito en los torneos de fútbol formativo a nivel de selecciones.

Los campeones de los dos grupos más difíciles del torneo disputarán la final del Europeo sub-17. Italia arrancó con dudas, pero poco a poco fue definiendo su once. La Azzurra disfruta de una generación de jóvenes talentos que brillan cuando pueden llevar el peso de los partidos, pero que sufren cuando pierden el control de la pelota. Ha sido habitual ver a Italia completar buenas primeras partes y sufrir para mantener el mismo ritmo en las segundas (ante Inglaterra o Bélgica, por ejemplo), e incluso algún que otro partido en el que les costó imponer su juego en el primer tiempo y que acabaron dominando después del paso por los vestuarios (Israel).

Fagioli es uno de los jugadores más talentosos.
Fagioli es uno de los jugadores más talentosos de Italia.

La generación italiana del año 2001 destaca por su talento ofensivo. Pese a la ausencia de Pietro Pellegri, su estandarte y referencia, disfruta de dos mediapuntas de tremenda capacidad creativa. El capitán general es Alessio Riccardi, particularmente brillante a lo largo de la fase de grupos. Suele moverse por el sector izquierdo, con libertad. Marca las diferencias con su golpeo desde fuera del área y es lúcido para filtrar asistencias con toques de primeras. Mezcla bien con Nicolò Fagioli, enganche de la Juventus, que también se siente cómodo cuando cae por el perfil zurdo para combinar con Riccardi. Fagioli es un futbolista más liviano, pero también sigiloso, con destreza para recibir entre líneas, girarse y eliminar rivales en conducción. Quizás es menos determinante en el marcador, pero es un fabuloso generador de juego. Por detrás Leone es el regista encargado de dar los primeros pases y Gyabuaa y Greco dotan de empaque a la medular. Son dos interiores de recorrido, con ida y vuelta, y además Greco es particularmente fino en la conducción. Bajo su apariencia de toro se esconde una técnica superior a lo que insinúa. Arriba, Vergani es un delantero que no participa demasiado en el juego pero que finaliza bien en el área. Ha marcado cuatro goles en el torneo.

Greco.
Greco abarca muchos metros y es fino en la asociación.

El sistema italiano del 4-3-1-2 puede conceder más espacio a la Oranje para atacar por las bandas. Los laterales italianos sufren a menudo, sobre todo Barazzetta en la derecha. Será por ese sector por donde los Países Bajos pueden hacer daño. Kees van Wonderen ha repartido minutos entre todos sus futbolistas y no ha definido un once titular particularmente nítido, por lo que resulta difícil adivinar cuáles serán los elegidos desde el inicio. La plantilla es amplia y cuenta con un abanico de extremos con características parecidas: Summerville, Ihattaren, Thomas y Tavsan son desequilibrantes en el uno contra uno, aunque algunos son más finos (Summerville) y otros más potentes y profundos (Ihattaren o Tavsan).

Redan marcó el 1-0.
Redan fue una de las claves de Holanda en la fase de grupos.

Una de las certezas del combinado neerlandés es la presencia de Wouter Burger en la medular. El centrocampista del Feyenoord es una de las piezas de mayor experiencia del equipo. Ya ha participado de forma regular en la Youth League con el equipo de Rotterdam y juega con una jerarquía que pocos han mostrado en este torneo. Es un interior con presencia física, alto para ganar duelos aéreos y fuerte para chocar, pero que también atesora técnica en el golpeo con la pierna izquierda. No es el centrocampista más ágil en el giro o en la conducción, pero sí puede activar a sus compañeros con envíos largos con la zurda. Burger es una de las piezas indiscutibles junto al central Liam van Gelderen -del Ajax, un zaguero atlético para defender lejos de su portería y con buena salida de balón- y Daishawn Redan, delantero centro del Chelsea que brilló en la primera fase pero apenas ha aparecido en las rondas eliminatorias. Aun así, los centrales italianos pueden sufrir ante un ariete de las características de Redan, explosivo y rápido cuando cae a banda.

Burger fue el mejor jugador de Holanda. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Burger es el referente de la Oranje en el centro del campo.

Los Países Bajos han completado una trayectoria muy meritoria. Ya conocen bien al equipo italiano, al que superaron en la Ronda Élite para acceder al Europeo. Y luego sumaron el pleno de puntos en un grupo de enorme dificultad con Serbia, Alemania y España y superaron a Irlanda e Inglaterra en sendas tandas de penaltis. La Oranje ha competido bien en el torneo, con un abanico de futbolistas muy amplio que quizás no le ha permitido establecer un once con unos automatismos tan claros como en el caso italiano, y aspira a romper una sequía de seis años sin títulos en cualquier categoría de fútbol formativo. Si impone su fútbol y le quita el balón a Italia, deberá vérselas con el que seguramente sea el mejor portero del torneo, Alessandro Russo.

Russo.
Alessandro Russo, portero de Italia.

Alineaciones probables: Italia-Países Bajos, sábado 20 de mayo a las 19:15h

Italia vs Holanda - Football tactics and formations

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*