Fútbol de extremos

Mbappe Francia sub19

La selección croata sub-19 es un equipo eminentemente peligroso por fuera, ya que cuenta con dos extremos tan desequilibrantes como Davor Lovren y sobre todo Josip Brekalo. Son los dos principales argumentos ofensivos del combinado balcánico y taparlos fue la prioridad de Francia en la segunda jornada del Europeo sub-19, tal y como destacó el seleccionador Ludovic Batelli después del partido. Fue el trabajo colectivo de los galos en defensa lo que ayudó a minimizar el impacto de dos de los futbolistas más peligrosos del torneo al mismo tiempo que fueron los elementos exteriores franceses quienes más daño hicieron a Croacia en la tarde en la que conoció que quedaba eliminada del Europeo sub-19. Francia derrotó a los de Ferdo Milin por 0-2, por lo que los croatas ya son matemáticamente últimos de grupo.

Croacia se despide del Europeo sub-19.
Croacia se despide del Europeo sub-19 tras haber perdido sus dos primeros partidos.

Introdujo Batelli al extremo del Guingamp, Ludovic Blas, en la banda derecha y Francia mejoró con su entrada. A nivel ofensivo contaba con una pieza desequilibrante en el uno contra uno y veloz con espacios que se complementa a la perfección con Mbappé. Si en la izquierda el del Monaco traza movimientos profundos, al espacio, Blas corta hacia dentro buscando la diagonal y el posterior pase o disparo. A partir de esas premisas, Francia desarboló una zaga croata que echó de menos a Filip Benkovic, central del Dinamo de Zagreb que no ha podido competir en el Europeo.

Lamentó Milin la ausencia de Benkovic tras el partido, del mismo modo que lamentó las oportunidades perdidas en los primeros compases. Croacia arrancó con intensidad, con un juego mucho más fluido que el primer día en campo contrario. Los centrocampistas se incorporaron al ataque y obligaron a Bernardoni a intervenir en un par de ocasiones. Sin embargo, pronto entraron en acción los extremos franceses en las acciones de contragolpe. Primero apareció Mbappé, para estirar a Francia cada vez que tenía oportunidad con su portentosa zancada. Minutos más tarde sería Blas quien filtraría un pase entre líneas para dejar solo a Augustin, que no necesita demasiado para marcar un gol y menos todavía para sacarse un disparo en poco espacio. El delantero del PSG ha mojado en los dos primeros partidos de la competición.

Augustin volvió a marcar el primer gol de Francia.
Augustin volvió a marcar el primer gol de Francia.

Con el 0-1 Francia dispuso de un escenario propicio para explotar la velocidad de sus puntas y frenó el ímpetu croata con la solidaridad defensiva exhibida a nivel colectivo. Mejoró Croacia con la entrada de Balic en la segunda mitad, que dinamizó un poco al equipo, desprendiendo un grado de jerarquía en la medular que quizás sus compañeros echaron de menos. Balic destila clase y calidad, a pesar de que no estuviera acertado en el debut. Aunque, otra vez, el mejor de Croacia fue Brekalo. Una vez más, pidió la pelota siempre, participó por dentro y por fuera, sacó las jugadas a balón parado, puso algunos buenos centros y no perdió la fe hasta el último suspiro. El ya extremo del Wolfsburgo aúna el desequilibrio propio de un buen extremo con un punto de pausa para acelerar o frenar las jugadas que lo puede convertir en un futbolista diferencial en el futuro. Su personalidad fue la principal amenaza para la selección francesa, que como mínimo necesitaba a un par de hombres para frenarle.

El partido terminó para Croacia en un despiste defensivo que castigó a la perfección su adversario. Francia sacó rápidamente una falta en el centro del campo y el central Issa Diop encontró a Mbappé a la espalda de la defensa. El extremo del Monaco bajó la pelota con una clase enorme, regateó al portero y puso el segundo tanto en el marcador. La jugada, además de bonita, entrañaba una gran dificultad a nivel técnico y la resolvió a una velocidad altísima. Aún tuvo opciones Francia de aumentar la cuenta en el descuento, pero se topó con un poste que sonríe a los Países Bajos. A partir de entonces, cada contragolpe era un suplicio para Croacia, que no podía con la exuberancia de algunos de los puntales franceses, con las incorporaciones del incansable Maouassa desde el lateral izquierdo como ejemplo más representativo. Con el 0-2, el empate en el duelo directo de la última jornada valdría a los neerlandeses para clasificarse para semifinales. Croacia ni siquiera tiene opciones de alcanzar la tercera plaza.

Mbappé cerró el marcador con un golazo.
Mbappé cerró el marcador con un golazo.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez.

Related posts

Deja un comentario

*