La Italia de Federico Dimarco

Dimarco celebra editado

Italia es la primera finalista del Europeo sub-19 después de derrotar a Inglaterra por 2-1 en un partido que reflejó las mejores virtudes del combinado transalpino. El choque recordó el duelo inaugural ante Alemania: fue su adversario quien llevó la iniciativa y quien más atacó, Romagna y Meret volvieron a firmar una actuación memorable y en una de las primeras oportunidades a favor llegó un penalti transformado por Dimarco que cambió la dinámica del encuentro.

Artículo relacionado: Los referentes de Dimarco

La selección italiana ha marcado cinco goles en el campeonato y todos han sido a balón parado. Tres de ellos los ha anotado Dimarco de penalti y los dos restantes llegaron en preciosos lanzamientos de falta directa. El lateral zurdo de Italia, el propio Federico Dimarco, es el máximo realizador con cuatro dianas y desde su banda se suelen generar la mayoría de jugadas de peligro. A pesar de partir desde el lateral, es el motor del juego ofensivo de Italia: Dimarco goza de la suficiente técnica y precisión en el golpeo de balón como para asociarse y activar a varios de sus compañeros. Es un perfil de futbolista muy poco común en un equipo de categorías inferiores. Incluso las acciones de pelota parada indirectas, como córners o faltas laterales, las suele ejecutar él.

Dimarco anotó un golazo de falta.
Dimarco anotó un golazo de falta.

Dimarco fue el gran protagonista del partido porque abrió la lata desde el punto de penalti -en una acción en la que estuvo muy desafortunado Tomori con un despeje defectuoso primero y con un horrible intento de corregir su error a lo loco después- y sentenció el duelo con un golazo de falta directa. “Vi al portero muy centrado, así que disparé a su palo”, explicó luego el lateral en zona mixta. De su bota izquierda han salido la mayoría de acciones decisivas de su selección en este torneo. Se retiró tocado, pero estará listo para jugar la final.

El lateral izquierdo italiano no fue el único jugador destacado en su selección. Dimarco transformó en goles las ocasiones que generó su equipo, que resistió atrás porque defendió muy bien. Italia funciona a la perfección como bloque, y así se explica cómo logró neutralizar uno de los ataques más temibles del campeonato. Solanke no compareció, vigilado de cerca por el capitán Romagna, y la mayoría de ocasiones de los ingleses no terminaban de ser claras: siempre apareció alguna pierna o cuerpo para estorbar el disparo.

Romagna celebra la victoria después de neutralizar a Solanke.
Romagna celebra la victoria después de neutralizar a Solanke.

Aun así, Inglaterra hizo bastantes cosas bien en el partido a pesar de no llevarse la victoria. Lo lamentó el entrenador Aidy Boothroyd en zona de prensa: “No seré el último entrenador que dice que ha jugado mejor que Italia y termina contento con sus jugadores pero acaba perdiendo contra ellos”. La selección inglesa llevó la iniciativa del choque y cometió pocas pérdidas en campo propio, uno de sus principales defectos hasta ahora, e incluso tuvo personalidad para reponerse a los dos goles y apretar en el tramo final hasta el punto de hacer sufrir a los italianos. Tampoco permitió contragolpes, con un Reece Oxford monumental en el eje de la zaaga.

Perdió el control la Azzurra en el tramo final y aparecieron las individualidades inglesas, con Ojo y Onomah a la cabeza para intentar agitar el tarro, pero el gol en propia puerta de Picchi no fue suficiente. Sin embargo, durante la semifinal Inglaterra pareció una selección formada por once buenos futbolistas, con chispazos pero sin continuidad, y eso no bastó para derrotar a once futbolistas que funcionan mejor colectivamente como bloque a pesar de ser peores a nivel técnico y físico en el cómputo global.

Inglaterra se despide del Europeo sub-19 tras perder contra Italia.
Inglaterra se despide del Europeo sub-19 tras perder contra Italia.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

3 comments

Hola buenas quería preguntarte qué opinas de que la Juventus pagase 20 millones por Marko Pjaca, no lo conozco mucho pero me parece un precio un poco alto.

Yo todavía no lo he visto tanto como me gustaría, aunque siempre que he tenido oportunidad el chico me ha gustado. Incluso en distintas posiciones de ataque. En cualquier caso, estamos en una situación en la que dentro del precio se incluye el potencial de los jugadores y viendo lo que se maneja en el mercado no me parece una locura, ni mucho menos.

Sabiendo que viene de una liga pequeña y que no se le ha visto como reacciona en partidos grandes, es un poco arriesgada la inversión teniendo en cuenta que por menos dinero te podrías llevar a Halilovic por poner un ejemplo o a muchos otros

Deja un comentario

*