¿El próximo regista?

Locatelli 6 editado

Dentro de la tónica general de los partidos de Italia, de repliegue y contragolpe, hay cuatro futbolistas que han destacado por encima de los demás. El primero es el guardameta Meret, que copó todos los titulares en el debut contra Alemania, y está bien protegido por el capitán Romagna, un central de enormes garantías. Pero en Italia también ha habido dos nombres que han llamado la atención del público en el desempeño defensivo. Uno es Federico Dimarco, sobre el que ya hemos escrito en la web. El otro, Manuel Locatelli, regista del Milan.

Manuel Locatelli es un centrocampista que destila clase. Es elegante y siempre sabe dónde están sus compañeros, pues suele conducir la pelota con la cabeza levantada. Es clave para que Italia lance sus contragolpes, pues goza de un fantástico golpeo de balón para disparar y pasar, por lo que la precisión de sus envíos suele acelerar las jugadas. Así pues, Locatelli visualiza las jugadas en su cabeza y luego tiene un pie suficientemente bueno para ejecutar aquello que imagina. De esta manera, el milanista intenta corregir con su agilidad mental la lentitud de alguno de sus movimientos. Abarca pocos metros, pues ejerce un rol más posicional, de regista que distribuye, mientras Barella cumple la función de rol de box.

Locatelli empató con un golazo de falta.
Locatelli marcó un golazo de falta contra Austria.

En esta selección solo el lateral izquierdo Dimarco le puede discutir la condición de futbolista más clarividente con la pelota en los pies. Cuando Italia ataca en estático las jugadas deben pasar por las botas de uno de los dos jugadores si no quieren terminar en un previsible balonazo a Favilli, el corpulento delantero centro. Locatelli gestiona los ataques y al compartir posición muchos lo comparan con Pirlo. La parábola es bastante precipitada, pues Locatelli tampoco es tan hábil en los giros, y además el cuerpo del internacional sub-19 tiene unas características distintas. También hay que cuestionar su capacidad para pedir la pelota durante 90 minutos en un contexto que exija a su equipo atacar, algo que no hemos visto en el torneo.

A lo largo del campeonato, hemos visto a un Locatelli exigido a nivel defensivo. Hasta el momento el milanista ha respondido notablemente en este apartado. El regista transalpino no ha permitido demasiadas recepciones a su espalda en el Europeo sub-19 y ha ayudado a los centrales a despejar centros de los adversarios. Como todo el equipo, Locatelli trabaja sin balón, se coloca bien sobre el campo y cumple con su rol. Así pues, no ha sido nada extraño verle en algunos partidos achicar agua en el área; siendo el día de Austria el ejemplo más claro.

Locatelli.
Locatelli también trabaja en defensa.

En la final, es probable que Francia le exija multiplicarse en defensa en las ayudas a centrales y laterales, no permitir espacio a Harit para recibir y girarse entre líneas e incluso generar fútbol a partir de sus botas, sobre todo si los galos se adelantan en el marcador. Locatelli también se reparte la ejecución de las jugadas de estrategia con Dimarco, por lo que tiene bastantes números de ser uno de los principales generadores de ocasiones de peligro del último partido del Europeo sub-19. Italia lo necesita a un buen nivel.

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*