El mejor ataque contra la mejor defensa

Copa Italia editado

El seleccionador italiano sub-19, Paolo Vanoli, lleva dos semanas transmitiendo el mismo mensaje en público. En cada comparecencia de prensa, en cada respuesta, en cada intervención. Desde que Italia se preparaba para disputar el partido inaugural contra Alemania ante 54.000 espectadores, Vanoli repite una y otra vez los mismos conceptos. Unidad. Trabajo. Humildad. Equipo. En los últimos cuatro años nadie ha recalcado tanto todos estos valores en un torneo de categorías inferiores como el técnico transalpino, que asimismo aprovecha toda oportunidad para recordar a los clubes que echen un vistazo a los futbolistas de sus canteras.

Italia es un bloque.
Italia es un bloque.
Italia ha llegado a la final del Europeo sub-19 gracias a la buena organización de todos sus futbolistas. Ya no solo por si defienden bien o mal, sino porque se trata de un equipo que funciona como un bloque perfectamente reconocible. Tiene automatismos casi propios de los clubes, con los extremos ayudando a los laterales, una salida al contragolpe muy trabajada, una transición defensiva eficaz y unos mecanismos para sacar el balón jugado desde atrás cuando la situación lo requiere, con Federico Dimarco como elemento más profundo. El mensaje público de Vanoli puertas hacia fuera es sincero y honesto, pues lo refuerza el tono de voz y la mirada. Y aún más importante: los jugadores lo creen. Todo ello ha llevado a la final a una selección a título individual inferior a Inglaterra, Portugal e incluso los Países Bajos en el plano ofensivo, y sin una estrella en ataque tan rutilante como Brekalo en Croacia.

Hemos logrado la unidad con trabajo, yendo paso a paso en los últimos dos años. Los jugadores siempre responden muy bien a lo que les pido, siempre me siguen. Hemos hecho grandes sacrificios y por ejemplo han tenido exámenes durante la concentración previa al torneo. Fueron a casa durante la concentración para hacer sus exámenes y volvieron para el Europeo. Ahora tienen el premio de la final. (…) Jugar este partido es un resultado importantísimo para nuestro futbol. Ganar este título no significa esconder los problemas en nuestro futbol, sino demostrarle a los clubes que los jóvenes también son importantes: están organizados, tienen disciplina táctica y valores tanto dentro como fuera del campo.

Basta con comparar los números: ellos tienen chicos de gran calidad. Suman 155 presencias entre Ligue 1 y Ligue 2. El mejor ejemplo lo vemos con los dos porteros: Bernardoni ha jugado 21 partidos en el Girondins y Meret ha sido el tercer portero del Udinese. Esta es la diferencia entre ambos.

Paolo Vanoli, entrenador de Italia sub-19, en la rueda de prensa previa a la final

Vanoli posa con la copa antes de la final.
Vanoli posa con la copa antes de la final.
En este sentido, la selección italiana de Vanoli recuerda a la Rusia finalista del año pasado: es un equipo que basa su fútbol en el repliegue y el posterior contragolpe y que ha mostrado una enorme efectividad de cara a portería. Todos los goles (5) han llegado en acciones a balón parado. “En un torneo así las jugadas a balón parado marcan la diferencia. Cuando la calidad es alta no tienes tantas oportunidades de gol en un partido, así que aprovecharlas es una gran cualidad”, reflexionó el propio técnico tras derrotar a Inglaterra en la semifinal. Dimarco es el ejecutor de la estrategia, quien pone un punto de lucidez y brillantez a los ataques junto al mediocentro Locatelli. Arriba, con Favilli, Italia cuenta con un ariete capaz de bajar todo tipo de balones y en defensa el capitán Filippo Romagna se ha mostrado como uno de los mejores centrales del torneo: usa bien el cuerpo, anticipa cuando debe, obliga al rival a salir hacia el perfil malo, se tira al suelo en el momento oportuno… Ha afrontado partidos muy exigentes y el juventino ha salido reforzado, del mismo modo que un Meret que ha exhibido un rendimiento altísimo en la portería.

Artículo relacionado: ¿Manuel Locatelli, el próximo regista?

¿Levantará Romagna la copa de campeones el domingo por la noche?
¿Levantará Romagna el título tras la final?
Francia es todo lo contrario. En el equipo galo hay espacio para la improvisación. Los chicos dirigidos por Ludovic Batelli se adaptan a los distintos escenarios que surgen durante los partidos. Con el marcador en contra gozan de extremos desequilibrantes para desbordar por fuera y acribillar a centros el área. Augustin es uno de los mejores delanteros del torneo, se mueve en punta y es muy eficaz de cara a portería. Por detrás, Amine Harit se mueve entre líneas y goza de la pausa y la clarividencia suficiente para filtrar un último pase, además de la personalidad para pedir la pelota con regularidad. Si el marcador les sonríe, estos elementos se convierten en balas letales al contragolpe, pues los futbolistas exteriores son galopadores que castigan cualquier contexto que les brinde espacios.

Son dos equipos antagónicos. Ellos defienden muy bien y nosotros atacamos mucho. Además, ellos atacan muy rápido. Esperamos un partido complicado, pero será un buen espectáculo. Los jugadores solo tienen una oportunidad de jugar la final sub-19 en su carrera. Es muy importante para ellos. Si trabajas mucho y tienes pasión por llegar puedes lograr tus objetivos.

Ludovic Batelli, entrenador de Francia sub-19, en la rueda de prensa previa a la final

Ludovic Batelli.
Ludovic Batelli atiende a los medios antes de la final.
Por esta razón Francia es el equipo que ha anotado más goles en el torneo. En sus dos últimos partidos le metió cinco dianas a los Países Bajos y otras tres a Portugal, por lo que la dinámica es ascendente. La derrota del debut contra Inglaterra queda muy lejos y sus mejores piezas rebosan confianza. En especial Mbappé, que en los dos encuentros más recientes desprende ese aura de futbolista diferencial, incontrolable para los defensas rivales. Parece que siempre hace la misma jugada, pero siempre le sale bien. Italia deberá andar con cuidado con la típica acción ofensiva de Francia: el extremo desborda, busca la línea de fondo y aparece un futbolista desde el perfil opuesto para anticiparse en el área pequeña, con un remate cómodo. Augustin y Mbappé, con cinco goles, son los máximos realizadores del Europeo y están a un tanto de igualar el récord del torneo, ostentado por Morata (2011) y Selke (2014).

Artículo relacionado: Harit, la improvisación francesa

Mbappé llega a la final en estado de gracia. Es el máximo goleador del torneo con Augustin, empatados a cinco goles.
Mbappé llega a la final en estado de gracia. Es el máximo goleador del torneo con Augustin, empatados a cinco goles.
Asimismo, Francia también cuenta con futbolistas de cierto nivel para protegerse. El mediocentro del 4-3-3 galo, Lucas Tousart, acumula la experiencia de haber participado en el torneo el año pasado. El jugador del OL luce el brazalete de capitán y transmite una enorme serenidad en todas sus acciones. Es fuerte y corpulento para chocar en la medular, y al mismo tiempo goza de un toque de balón más que correcto para combinaren corto y en largo. Pasa la escoba para frenar los contragolpes por lo que su acierto será clave contra Italia. En caso de que superen a Tousart, todavía les quedará rebasar a Issa Diop, enorme central del Toulouse. A pesar de que su compañero en el eje de la zaga Onguene no transmite demasiada seguridad (quizás repita Boscagli, titular en la semifinal por la sanción del central del Sochaux), Diop es un defensa de enorme jerarquía. El chico del Toulouse es uno de esos zagueros que ya intimida por su planta física: gana la mayoría de duelos aéreos, ha mostrado cierta zancada (aunque no aceleración) para defender a campo abierto y saca la pelota jugada de maravilla con sus precisos desplazamientos largos.

Diop ha completado un gran torneo en el eje de la zaga.
Diop ha completado un gran torneo en el eje de la zaga francesa.
Una de las principales dudas de cara a los posibles escenarios que puede ofrecer la final es medir a Italia con el marcador en contra. Solo ocurrió en una ocasión en el torneo y la desventaja solo duró un minuto, pues Locatelli igualó el 1-0 de Austria con un precioso lanzamiento de falta directa. Unos 20.000 espectadores disfrutarán en el Rhein-Neckar Arena de Sinsheim de una final con un guion muy claro pero de desenlace incierto.

Alineaciones probables Francia-Italia (20:30, Sinsheim)

Francia sub19 vs Italia sub19 - Football tactics and formations

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*