La semilla del talento austríaco

Austria 2 pequeño

Por tercer año consecutivo, Austria participa en un Europeo sub-19. A pesar de clasificarse solo siete equipos (anfitrión aparte), los austríacos se han convertido en un invitado recurrente en esta cita del fútbol base veraniego. De hecho, en los últimos tres años, solo Austria y Alemania presumen de haberse clasificado para todos los Europeos sub-19 posibles. No pueden decir lo mismo potencias como Portugal, Francia, Inglaterra o España. También llevan varios años acudiendo al Europeo sub-17.

Estos éxitos son fruto de un trabajo a largo plazo, seguramente con la Eurocopa de 2008 como pretexto. La estrategia de formación de nuevos futbolistas empieza funcionar, pues los combinados austríacos no solo se clasifican para estos torneos de forma regular, sino que suelen transmitir buenas sensaciones. Con generaciones más o menos buenas técnicamente, son conjuntos bien trabajados que suelen plantar cara a la mayoría de rivales. En cierta medida, la clasificación para la Eurocopa de Francia también fue consecuencia de todo este trabajo que, según Rupert Marko, entrenador de la actual selección de Austria sub-19, tiene su origen en 2001.

“Todo se remonta a 2001, cuando la Federación Austríaca empezó a clasificar el talento regional en centros de desarrollo de chicos entre 10 y 14 años. Luego creó academias de fútbol hasta los 18. La OEFB dio licencias para las academias y los centros de desarrollo. En 2001 empezó el plan para explotar todo el talento del país y ahora vemos los resultados. Creo que esa es el origen”.

Rupert Marko, después del Portugal 1-1 Austria.

Rupert Marko, entrenador de Austria sub-19.
Rupert Marko, entrenador de Austria sub-19.

No es un caso excepcional, pero Austria suele trabajar con el mismo bloque durante varios años. Así pues, es habitual que un entrenador coja a un grupo con 15 o 16 años y lo dirija hasta el Mundial sub-20. Esto mismo ocurre con Portugal. En su momento también explicó varios detalles de la forma de trabajar de la Federación de Fútbol Austríaco el actual seleccionador sub-18, Andreas Heraf:

Hace dos años (2012) decidimos cambiar nuestro juego. Primero porque íbamos al exterior y jugábamos como si fuera un partidito de fin de semana en el que haces dos equipos y te pones a jugar. Entonces, como que sólo alineábamos a once futbolistas y nos poníamos a jugar, el oponente tenía mejores jugadores y perdíamos. Cambiamos un poco y ahora nuestro juego es más táctico. (…) La presión es uno de los puntos importantes para la Federación Austríaca de Fútbol. lo mejor de la presión es que no necesitas buenos futbolistas para realizarla: necesitas jugadores inteligentes que corran, presionen y ejecuten. Son movimientos sin balón. Si pueden correr, pueden presionar.

Andreas Heraf, en Budapest. Julio de 2014.

Austria transmitió buenas sensaciones contra Portugal, pero solo terminó sumando un punto. Su grupo, completado por Alemania e Italia, es enormemente complicado y clasificarse para el Mundial sub-20 será un reto mayúsculo. Pero, poco a poco, las generaciones de jóvenes futbolistas austríacos van ganando experiencia en torneos internacionales, lo que suele ser la semilla para el buen rendimiento de la selección absoluta.

Andreas Heraf, con los brazos abiertos, saluda a alguien en el palco del estadio de Grossaspach. No se quiso perder el debut del equipo sub-19. Actualmente entrena a la generación de jugadores nacidos en 1999.
Andreas Heraf, con los brazos abiertos, saluda a alguien en el palco del estadio de Grossaspach. No se quiso perder el debut del equipo sub-19. Actualmente entrena a la generación de jugadores nacidos en 1999.
Fotografías: MaradorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*