Once ideal del Europeo sub-19 de 2018

JOta.

Portugal conquistó el Europeo sub-19 después de derrotar a Italia en la final, en un partido memorable que se decidió en la prórroga, y puso cierre a un torneo que siempre deja nombres propios. Pese a la llamativa lista de ausencias entre los jugadores en edad de disputar el certamen que se encuentran realizando la pretemporada con sus respectivos clubes, el Europeo sub-19 siempre nos permite descubrir nuevos talentos. Esta vez, no obstante, la confección del once ideal ha dejado alguna que otras discrepancia entre Tomàs Martínez y Sergio Santomé, que solo coincidían en 4 futbolistas en sus propuestas iniciales. Aquí sus onces y sus argumentos.

11 ideal de Tomàs Martínez:

xi-europeo-u19-bis

Yehvann Diouf (Francia, Troyes)

No ha debutado con el primer equipo del Troyes, que esta temporada militará en la Ligue 2, pero ha transmitido mucha seguridad en el arco francés. Diouf es un portero ágil bajo palos, reactivo en la estirada. Tapa todas las esquinas de su portería y se muestra bastante dominante en otras facetas igualmente importantes como el juego aéreo o el juego con los pies. En este último aspecto, aún puede progresar a la hora de usar de forma más fiable la pierna izquierda. Quizás no ha resultado tan brillante como Diogo Costa o Plizzari en algunas de las intervenciones más llamativas del campeonato, pero se ha mostrado muy solvente a lo largo de varios encuentros. En todos los partidos de la fase de grupos dejó alguna parada de mérito.

Diouf.
Diouf transmitió seguridad bajo palos.

Thierry Correia (Portugal, Sporting CP)

Tenía la tarea de sustituir a Diogo Dalot, una de las estrellas de la generación de 1999. No era fácil, pero salvó el examen con nota. De menos a más a lo largo del campeonato, Thierry Correia se fue sintiendo cada vez más cómodo y se entendió mejor con sus compañeros. No se proyecta tanto en ataque como Vinagre, pero es seguro con la pelota en los pies. En la faceta defensiva, la más importante, sabe usar el cuerpo para frenar al extremo rival en el uno contra uno y es rápido para corregir la posición cuando parece que le ganan la partida. Además, Thierry Correia atesora una notable capacidad de salto que le ha convertido en un recurso a tener en cuenta en las jugadas a balón parado.

Thierry Correia, lateral derecho de Portugal.
Thierry Correia, lateral derecho de Portugal, fue creciendo con el avance del torneo.

Boubacar Kamara (Francia, Olympique de Marsella)

En un torneo en el que no han abundado las exhibiciones de los zagueros centrales, Kamara ha sido uno de los futbolistas que más ha lucido en esta posición. Con algunas luces y sombras. En lo más positivo, el manejo de balón. Kamara saca la pelota jugada con una clarividencia fabulosa. No le quema el cuero, lo conduce con la cabeza levantada, imprime velocidad a la circulación y puede batir líneas con el pase vertical. Incluso puede animarse a conducir. También destaca cuando puede anticiparse a la jugada del rival y convertir una acción de peligro en un contragolpe a favor. Pero precisamente esta es una de sus grandes lagunas: no siempre mide bien los riesgos. Kamara sale muy a menudo a anticipar, pero en ocasiones quedó vendido. El malo de la película siempre fue Sarr (expulsado ante Ucrania y protagonista del 2-0 ante Italia en la semifinal, que nace en una pérdida del central zurdo), pero en ambas ocasiones tampoco actúa bien Kamara. En ambas apuesta por tirar el fuera de juego a destiempo, dando dos pasos al frente: en la primera Sarr queda vendido contra Supriaha y en la segunda Kean tiene vía libre para ir directo a portería sin oposición. Si pule eso, puede ser un central de muchísimo nivel. Condiciones no le faltan.

Boubacar Kamara destaca, sobre todo, cuando saca la pelota.
Boubacar Kamara destaca, sobre todo, cuando saca la pelota.

David Carmo (Portugal, Sporting Braga)

Empezó de suplente, pero se acabó consolidando como una pieza importante en la retaguardia de Portugal. Le benefició la expulsión de Diogo Queirós en la segunda jornada y aportó seguridad a la zaga lusa gracias a su presencia física y poderío en el juego aéreo. El central zurdo del Sporting de Braga no es un defensa particularmente rápido ni ágil, pero sabe acompañar al resto del equipo cuando toca defender cerca del círculo central y brilló especialmente cuando tuvo que neutralizar a rivales que buscaban conectar de forma muy directa con los delanteros.

Carmo se hizo gigantesco en su área.
Carmo se hizo gigantesco en su área.

Alessandro Tripaldelli (Italia, Sassuolo)

El canterano de la Juventus, que ha jugado en el Sassuolo en los últimos meses, es un seguro de vida en defensa. Tripaldelli resulta muy difícil de rebasar en el uno contra uno. Siempre concentrado, siempre atento en la marca, no desconecta nunca de los partidos. Es pegajoso en la vigilancia individual, está pendiente de la distancia con el central zurdo para que nadie sorprenda atacando ese espacio y casi siempre que entra lo hace con decisión para salir vencedor del duelo individual. Ofensivamente su aportación ha sido algo más limitada -en alguna que otra ocasión ha acabado sustituido por Candela, que pese a ser diestro aporta mayor profundidad-, pero Tripaldelli ha demostrado competir como pocos futbolistas en este Europeo sub-19.

Artículo relacionado: Una posición que define a Italia y Portugal

Tripaldelli controla la pelota ante la oposición de Thierry Correia.
Tripaldelli controla la pelota ante la oposición de Thierry Correia.

Davide Frattesi (Italia, Sassuolo)

Otro talento italiano que ya está en el radar del Sassuolo, que lo fichó de la Roma. Frattesi es un centrocampista muy dinámico que ha ido creciendo a lo largo del campeonato. Se sentó en el banquillo en el debut contra Finlandia, pero a partir de entonces se convirtió en un futbolista indiscutible en la Azzurra. Interior derecho de recorrido, Frattesi abarca muchísimos metros. Es un portento físico, capaz de repetir esfuerzos, pisar el área rival, ayudar en el área propia y echar una mano al lateral en derecha. Le gusta entrar en contacto con el balón y jugar de forma vertical, sea con conducciones o con pases al espacio para el delantero que rompe en profundidad. Su estilo de juego encajaba a la perfección con la propuesta de Italia en el Europeo sub-19, aunque su calidad técnica seguramente sea inferior a la de Zaniolo o Melegoni.

Frattesi celebra el 1-3 de Italia.
Frattesi celebra el 1-3 de Italia ante Portugal en la fase de grupos.

Florentino Luis (Portugal, Benfica)

El mediocentro titular de Portugal y uno de los tres capitanes del equipo luso. Asumió esa responsabilidad, sobre todo en la faceta defensiva. Siempre bien colocado, Florentino es un mediocentro claramente posicional, de un perfil principalmente defensivo. Guarda la espalda a sus compañeros para que pisen el área rival, barre las transiciones del adversario y recoge las segundas jugadas. Su colocación y lectura le permiten cumplir con esa tarea a la perfección. Con el balón en los pies es preciso, aunque carece de un punto más de agilidad en el desplazamiento de la pelota. Sus pases largos son buenos, pero en ocasiones es algo lento en la ejecución. Fue uno de los mejores de la final jugando unos metros por delante de lo habitual, como interior derecho, en un partido en el que lideró la presión en campo contrario después de cada pérdida.

Florentino cuajó una gran actuación en el centro del campo.
Florentino jugó su mejor partido en la final.

Moussa Diaby (Francia, PSG)

Autor de un gol y tres asistencias a lo largo del Europeo sub-19, Diaby fue una de las grande estrellas de Francia. No solo fue uno de los líderes del ataque galo, sino también uno de los futbolistas más consistentes en un equipo que rotó bastante a su plantilla. Fijo en la posición de extremo derecho, el atacante zurdo del PSG castigó a casi todos los laterales a los que se enfrentó. Destacó sobre todo en dos contextos. El primero, cuando Francia le permitía encarar en situación de uno contra uno. En este tipo de escenarios, su aceleración causa estragos y casi siempre le permite zafarse de su rival. No solo usa la diagonal hacia dentro, su tendencia natural, sino que también desbordó a menudo hacia fuera, hacia la pierna derecha. De hecho, sus tres asistencias llegan con su pierna menos hábil. Por otro lado, Diaby también brilla cuando goza de espacios para correr a la contra. No solo acelera cuando arranca en estático, sino que sostiene esa velocidad en carreras más largas.

Diaby repartió tres asistencias a lo largo del Europeo sub-19. Para ello usó la pierna derecha, como en esta que regala a Gouiri ante Turquía.
Diaby repartió tres asistencias a lo largo del Europeo sub-19. Para ello usó la pierna derecha, como en esta que regala a Gouiri ante Turquía.

Joao Filipe (Portugal, Benfica)

La gran estrella del torneo. El futbolista de mayor calidad jugó particularmente inspirado desde la tercera jornada de la fase de grupos. Marcó cinco goles y dio otras tres asistencias -mismas cifras que su compañero Trincao-, pero sobre todo desbordó a través de su regate. Joao Filipe es un futbolista muy habilidoso con el balón en los pies, explosivo en el cambio de ritmo e imprevisible en el regate. Nunca repite la misma jugada dos veces seguidas. Desborda hacia dentro y hacia fuera, centra con las dos piernas, combina por dentro y también ha mejorado en su remate a portería. Jota creció a medida que incrementaba la dificultad de los partidos y brilló con particular fuerza en la final: anotó dos goles y participó en la gestación de los otros dos.

Artículos relacionados:

El turno de Joao Filipe
Cuando Joao Filipe es protagonista

Joao Filipe tira un caño en el partido contra Finlandia.
Joao Filipe tira un caño en el partido contra Finlandia.

Vladyslav Supriaha (Ucrania, Dnipro-1)

Una de las revelaciones del torneo. No se explica la clasificación de Ucrania para las semifinales y el Mundial sub-20 de Polonia sin la aportación de su delantero centro, clave en todos los partidos de su equipo en la fase de grupos. Ya dejó dotes de su calidad en el estreno contra Francia, cuando torturó a la defensa gala con desmarques de ruptura que provocaron, entre otras cosas, la expulsión de Malang Sarr. Ante Inglaterra marcó un golazo de bandera y ante Turquía participó en la jugada del único gol del encuentro, que permitió a Ucrania sellar la primera posición de su grupo. Lamentablemente, Supriaha se retiró lesionado en los primeros minutos de la semifinal contra Ucrania. En el Europeo sub-19 destacó por su capacidad de armar contragolpes sin la ayuda de nadie y la gestión que hacía de los mismos, pues siempre daba tiempo a los compañeros de segunda línea para que llegaran y le ayudaran a culminar la jugada.

Artículo relacionado: Una pesadilla llamada Supriaha

La velocidad de Supriaha fue una tortura para la mayoría de rivales.
La velocidad de Supriaha fue una tortura para la mayoría de rivales.

Moise Kean (Italia, Juventus)

Alternó titularidad y suplencia en Italia, pero fue el mejor atacante de la Azzurra. Su poderío físico y velocidad para atacar los espacios se convirtieron en dos armas devastadoras para todos sus rivales. Marcó cuatro goles y tres de ellos se repartieron entre la semifinal contra Francia y la final contra Portugal, lo que habla muy bien de su puntualidad para irrumpir en los momentos decisivos. No siempre toma la mejor decisión con el balón en los pies (a veces se la juega cuando no debe o no busca a sus compañeros), pero sus condiciones son fantásticas. Rápido en carrera, desequilibrante en el cambio de ritmo en estático y contundente en el remate, Kean se ha convertido en una de las estrellas del Europeo sub-19.

Kean marcó dos goles en la final contra Portugal pese a empezar en el banquillo.
Kean marcó dos goles en la final contra Portugal pese a empezar en el banquillo.

 

11 ideal de Sergio Santomé:

santome-11-ideal

Alessandro Plizzari (Italia, Milan)

Falló en la final, pero hasta entonces estaba siendo uno de los más destacados en la selección italiana con sus intervenciones bajo palos. En un Europeo sin grandes exhibiciones de los porteros, Plizzari tuvo bastante trabajo y, por ejemplo, logró dejar la portería a cero en un duelo muy exigente frente a Francia en semifinales. Guardameta alto, con buenos reflejos y de la cantera del Milan. Le cuesta blocar algunos balones, faceta de su juego en la que debe mejorar.

plizzari-italia-sub19 Marcadorint
Alessandro Plizzari es otro de los guardametas jóvenes de la cantera del Milan

Raoul Bellanova (Italia, Milan)

Un muy buen proyecto de lateral derecho que va tomando forma en la cantera de Milanello. Nacido en el año 2000, con mucha experiencia en las categorías inferiores de Italia y con una muy buena carta de presentación en este torneo. Es alto, fuerte y destaca como lateral diestro sobre todo por la tremenda precisión de sus centros al área cada vez que se incorpora. Gran capacidad para generar ocasiones y dar asistencias con esos envíos medidos.

Boubacar Kamara (Francia, Olympique de Marsella)

Sus actuaciones en la fase de grupos fueron portentosas. Por su velocidad, por su impresionante capacidad para anticipar y por la confianza con la que maneja el esférico cada vez que llega a su pie derecho. Algunos de los mejores pases en largo del torneo llevaron la firma del joven y polivalente jugador del Olympique de Marsella. También llevaron su firma algunas de las acciones defensivas más espectaculares del campeonato. Quizás tenga el hándicap de no ser alto (ronda el 1,80 m) ni excesivamente corpulento, pero calidad no le falta.

Gianmaria Zanandrea (Italia, Juventus)

La posición de defensa central está asistiendo a la irrupción de esta nueva generación de zagueros italianos. Rugani, Caldara y Romagnoli son los máximos exponentes de centrales jóvenes italianos de calidad. Y por detrás aparecen otras promesas como los dos centrales que han formado pareja en esta Italia subcampeona del Europeo Sub-19: Davide Bettella y Gianmaria Zanandrea. El central zurdo de la Juve se ha mostrado seguro a lo largo del campeonato, no es excesivamente alto (1,83 m) pero ha suplido eso con una buena colocación. Atento y con buen desplazamiento de balón.

zanandrea-italia-sub19 Marcadorint
Gianmaria Zanandra llegó a la cantera de la Juve con 14 años

Ruben Vinagre (Portugal, Wolverhampton)

Uno de los habituales en los éxitos cosechados por la generación portuguesa del 99. Titular indiscutible en su día con la Sub-17 y de nuevo ahora en la categoría Sub-19. Su fútbol no ha cambiado: sigue siendo un lateral zurdo con alguna carencia defensiva, pero que ofensivamente aporta constantemente al equipo, sobre todo en momentos de dificultad. Decidido, rápido, ágil, resistente y con buena capacidad para poner envíos desde el flanco izquierdo. Se fue al Monaco en edad juvenil, la temporada pasada se marchó cedido al Wolverhampton inglés y este verano ha sido traspasado definitivamente al conjunto que dirige Nuno Espirito Santo.

Rúben Vinagre.
Rúben Vinagre ascendió este año a la Premier con el Wolverhampton

Francisco Trincao (Portugal, Sporting Braga)

No estaba en el equipo que fue campeón de Europa Sub-17 hace dos años contra España, ya que es en los últimos meses cuando Trincao se ha afianzado en los planes de la selección, en este caso de la Sub-19. Había hecho una notable temporada, venía de jugar bien en la Ronda Élite y en la fase final ha confirmado su nivel. Es un zurdo muy elegante que juega pegado a la banda derecha, no tiene mucha velocidad pero sí un manejo magnífico de la pelota. Cuesta muchísimo arrebatarle el balón y es muy directo en sus jugadas, no se entretiene: a menudo acabas sus acciones buscando el remate a portería. Es por ello que ha acabado el Europeo con 5 goles (y 3 asistencias), siendo resolutivo tanto en la semifinal como en la final.

web-trincao-5 Portugal sub19 Marcadorint
Trincao, zurdo del Sporting Braga, está en la agenda de la Juventus

Michael Cuisance (Francia, Borussia Mönchengladbach)

El centrocampista que mejores pases y mejores acciones ha dejado durante estas dos semanas en Finlandia. El del Gladbach juega de interior derecho, no de mediocentro, con muchísimo protagonismo en campo contrario. Posee una zurda fantástica, muy buena distribución de balón y una visión de juego excelente. Un fenómeno.

cuisance-4-francia-sub19 marcadorint Gladbach
Michael Cuisance ha renovado este verano con el Borussia Mönchengladbach hasta el año 2023

Florentino Luis (Portugal, Benfica)

Da la sensación de que la ausencia en este Europeo Sub-19 de Gedson Fernandes (que se encuentra haciendo la pretemporada con el primer equipo del Benfica) ha beneficiado a Florentino. O al menos ha permitido ver más registros de su juego. Llevan años Gedson y Florentino jugando juntos tanto en las categorías inferiores de Portugal como en las de su club: Florentino hace de pivote posicional, con escaso recorrido, y Gedson lleva el peso del equipo como interior. En Finlandia no podía ser así. Florentino siguió siendo mediocentro en el 4-3-3 -salvo en la final que jugó como interior derecho- y se animó a hacer más cosas con la pelota, a arriesgar más con ella y a mostrar un buen números de pases en profundidad. Físicamente es muy poderoso y se aprovecha de ello para hacer más fuerte a su equipo defensiva y tácticamente.

Joao Filipe (Portugal, Benfica)

El crack indiscutible del torneo. Por su regularidad, por sus goles, por sus asistencias y, en general, por su desequilibrio desde el extremo izquierdo. Venía de firmar una discreta Youth League esta temporada con el Benfica. En Finlandia se ha visto la mejor versión de Jota.

Moise Kean (Italia, Juventus)

Posiblemente por una cuestión de edad (es un año menor que Pinamonti y Scamacca), el canterano de la Juve inició el torneo como suplente. Sin embargo, fue el mejor en el ataque italiano. Decisivo al contragolpe en la semifinal ante Francia y fundamental en la remontada para llevar a la prórroga la final contra Portugal. Velocidad, movilidad y buena finalización con el pie derecho.

Amine Gouiri (Francia, Olympique de Lyon)

Nacido en el 2000, Gouiri es un año menor que la mayoría de compañeros suyos y de rivales. Dio el salto en el mes de marzo a la selección Sub-19 para estar en la Ronda Élite, donde fue decisivo en el duelo ante España, y en la fase final de Finlandia ha firmado un par de dobletes pese a jugar menos de 100 minutos en los tres primeros partidos. Necesita muy poco para hacer gol. Puede estar bastantes minutos sin entrar en acción, sin asociarse apenas en el juego, pero dentro del área es letal y muestro un repertorio notable de remates.

Otros nombres destacados:

Porteros: Diogo Costa (Portugal)

Defensas: Leo Ostigard (Noruega), Denys Popov (Ucrania), , Vesiaho (Finlandia), Mert Yilmaz (Turquía), Davide Betella (Italia), Gianmaria Zanandrea (Italia).

Medios: Domingos Quina (Portugal), Hugo Vetlesen (Noruega), Abukar Mohamed (Finlandia), Jaakko Oksanen (Finlandia), Saku Ylätupa (Finlandia), Oleksiy Khakhlov (Ucrania), Rafik Guitane (Francia), Nicolò Zaniolo (Italia), Sandro Tonali (Italia), Elliot Embleton (Inglaterra), Guçtekin (Turquía), Abdulkadir Ömur (Turquía).

Delanteros: Erling Haland (Noruega), Ben Brereton (Inglaterra), Serhiy Buletsa (Ucrania), Georgii Tsitaishvilii (Ucrania), Gianluca Scamacca (Italia).

Artículos relacionados:

Tres motivos de esperanza para Noruega
Balance de la actuación de Finlandia con Saku Ylätupa

web-quina Portugal sub19 Marcadorint
Domingos Quina fue otro de los nombres propios del torneo
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

2 comments

Markovic podria entrar en alguno de los onces. Me gusta la inclusion de Supriaha.

Dejo el mio:

Plizzari
Bellanova-Kamara-Zanandrea-Vinagre
Florentino-Tonali
Francisco-Markovic-Joao
Kean

Pese a las discrepancias en el once con Sergio, al final la mayoría de elecciones en las que no coincidimos él ha optado por el que en mi caso era mi segunda opción. Dudaba sobre todo en la posición de lateral derecho (muy bien Bellanova a nivel ofensivo) y luego en la confección de la medular, con Florentino, Cuisance, Frattesi, Guitane e incluso Quina jugándose dos puestos. Quizás ha sido un torneo en el que el nivel de los equipos menos potentes ha sido algo más bajo en comparación con otras ediciones (por mucho que Noruega, Finlandia o Ucrania hayan jugado bien sus cartas), pero los tres equipos más poderosos sí estaban plagados de buenos futbolistas incluso con alguna que otra ausencia reseñable.

Deja un comentario

*