La exhibición de Quina no bastó para compensar la inferioridad numérica

scamacca-gol-3 Italia sub19 Marcadorint

Apenas unas horas después de la jornada más cálida en los últimos sesena años de historia de la ciudad de Vaasa, Italia y Portugal se citaron sobre el césped artificial del Elisa Stadium en el partido más destacado de la fase de grupos del Europeo sub-19. El choque entre dos de las favoritas no decepcionó, pese a que nadie podía imaginar que quedaría condicionado por la temprana expulsión de Diogo Queirós. Portugal se quedó con un efectivo menos en el minuto 10. No solo compitió, sino que la inferioridad numérica permitió evaluar mejor a varias de sus individualidades en un contexto de enorme exigencia.

Diogo Queirós se marchó expulsado a los 10 minutos.
Diogo Queirós se marchó expulsado a los 10 minutos.

Italia revolucionó su once respecto al debut, pero pronto se encontró con que su plan inicial no era del todo válido para el nuevo contexto del partido. La Azzurra reforzó el centro del campo, imaginando a una selección lusa que querría llevar la iniciativa, y apostó por el explosivo Moise Kean como punta de lanza. El delantero de la Juventus provocó la expulsión en una jugada marca de la casa, pero luego a Italia le costó imprimir mayor velocidad a la circulación ante un rival que tuvo que defender de forma más compacta. Sin embargo, pese a la expulsión, Portugal no perdió su personalidad. Quiso mantener la pelota, cuidarla mediante largas posesiones, e instalarse poco a poco en campo rival, con cadenas de pases más prolongadas. Hélio Sousa sacrificó la velocidad de Joao Filipe para introducir a un nuevo central, desplazó a Quina a la banda izquierda y equilibró la inferioridad numérica con los movimientos del centrocampista del West Ham, que no paró de ofrecerse por dentro. Defendía en la banda, pero atacaba como un centrocampista más para dotar de pausa a la circulación portuguesa. Combinó en corto, eliminó rivales con giros y regates y exhibió una personalidad bestial en un encuentro de nivel. Más dificultades tuvo Trincao, la gran estrella del debut ante Noruega, pues se topó con la pegajosa marca de Tripaldelli. Portugal logró minimizar el impacto de la inferioridad numérica a cambio de intimidar menos en el área rival.

Quina lideró la reacción de Portugal con un partido memorable.
Quina lideró la reacción de Portugal con un partido memorable.

El partido cambió en la segunda mitad, con Italia mostrando mayor determinación a la hora de mover la pelota. Creció la influencia de Christian Capone, mucho más incisivo a la hora de atacar la espalda de la defensa portuguesa. Así se explica el gol que abrió la lata y dinamitó por completo el partido, cuando el atacante del Atalanta sorprendió a Therry Correia para rematar al fondo de la red un pase filtrado de Frattesi. En dos pases verticales, primero de Marcucci y luego de Frattesi, Italia quebró la línea defensiva de Portugal.

Capone superó a Diogo Costa para abrir la lata.
Capone superó a Diogo Costa para abrir la lata.

Aun así, Portugal reaccionó con entereza. Quiso mover la pelota con paciencia y Quina siguió llevando la batuta del juego portugués, que confiaba en aprovechar alguna oportunidad a balón parado. Con José Gomes bien atado por Zanandrea y Bettella, solo quedaba la acción puntual de Trincao, la genialidad de Quina o la estrategia para igualar la contienda ante una selección azzurra que se defendió mejor que en el primer día. Al final el tanto llegó en un centro lateral en el que Miguel Luis apareció en el segundo palo. La irrupción del centrocampista portugués terminó con el autogol de Bellanova, que llegó tarde a la hora de cerrar.

Miguel Luis salta con Bellanova en la jugada del 1-1.
Miguel Luis salta con Bellanova en la jugada del 1-1.

Sin embargo, el partido se le acabó haciendo muy largo a Portugal, que fue reculando y rara vez gozó de oportunidades para intimidar a Plizarri y obligar a recular a la zaga italiana. Hélio Sousa tardó en realizar los dos últimos cambios (que llegaron con una desventaja de dos goles) y Portugal se quedó sin aire ante la exuberancia de algunos italianos. Le hizo daño sobre todo la introducción del gigantesco Gianluca Scamacca, tan dominante en el juego aéreo como peleón en los balones divididos. Scamacca nunca da una pelota por perdida, acude a todas las disputas sin pensar en lo que pueda encontrarse y además va bien de cabeza. Así permitió a Italia adelantarse de nuevo en el marcador, con un imponente testarazo ante la atenta mirada de Romain Correia. Juega un poco revolucionado, al 110%, y a veces le falta pausa. Pero aportó a Italia justo lo que necesitaba.

Scamacca marcó de cabeza el 1-2.
Scamacca marcó de cabeza el 1-2.

Frattesi dejó el partido visto para sentencia con un zapatazo desde lejos que desvió Romain Correia, aunque en un último arreón Portugal sacó su orgullo y puso en apuros a Italia. Emergió, cómo no, Domingos Quina para recortar la diferencia con un golazo desde la frontal del área por lo que Portugal dispuso de un par de aproximaciones para igualar la contienda. Le faltó frescura y precisión en sus envíos, algo precipitados. Deberá recuperarla de cara a la tercera jornada de la fase de grupos, cuando se jugará el pase a las semifinales contra Finlandia.

“Jugamos un partido impresionante, con diez jugadores durante casi todo el partido. Fuimos capaces de tener la pelota, mantener buenas posesiones e intentar marcar. Estuvimos por debajo en el marcador, seguimos jugando desde atrás, empatamos y seguimos insistiendo. Es una pena no haber logrado empatar. Siempre enfocamos el partido de forma positiva: no perdimos tiempo, no mandamos la pelota fuera, no necesitamos atención médica durante el partido… Nuestra intención siempre fue la de ganar el partido, tanto de inicio como con diez.”

Hélio Sousa, entrenador de Portugal sub-19.

Frattesi celebra el 1-3 de Italia.
Frattesi celebra el 1-3 de Italia.
Quina recortó la diferencia con un golazo en el último suspiro.
Quina recortó la diferencia con un golazo en el último suspiro.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados)

Related posts

3 comments

Muy bien Portugal con inferioridad numerica aunque el hombre del partido fue Frattesi, exhibicion la suya.

Ya que no hay articulo, comento aqui brevemente sobre Finlandia, que escandalo lo de Ylatupa y Vertainen. Que dos jugadores y una pena que no los podamos ver en el Mundial sub-20.

Aún tiene opciones de meterse Finlandia, en un triple empate con Portugal y Noruega. No es fácil, pero tampoco es imposible. En cualquier caso, sí le dediqué un texto a Finlandia porque su primer partido dejó una grata impresión y ayer se volvieron a quedar a las puertas. Parece que están trabajando bien.

Si, es verdad, aún no están eliminados.

La sensaciones de esta Finlandia son muy buenas , una pena que estén pecando de novatos

Deja un comentario

*