El turno de Joao Filipe

Joao Filipe tira un caño en el partido contra Finlandia.

Joao Filipe se había quedado con ganas de brillar en las dos primeras jornadas del Europeo sub-19. En el estreno contra Noruega su fútbol quedó a la sombra de Trincao, que copó los titulares con sus dos goles y fue el primero de los tres cambios del cuadro luso. En el segundo encuentro, ante Italia, la expulsión de Diogo Queirós obligó a Hélio Sousa a cambiar de planes y el sacrificado fue el talentoso extremo del Benfica, que ni siquiera completó el primer cuarto de hora de juego. Ante Finlandia, con la clasificación para las semifinales del Europeo sub-19 en juego (y también el acceso al Mundial sub-20), Joao Filipe se reivindicó y mostró todo el fútbol que lleva dentro, plagado de regates y fuegos artificiales. Jota, apodo con el que también se le conoce, representa la esencia de la escuela del extremo portugués de toda la vida. Se trata de un atacante tremendamente habilidoso, que disfruta regateando y buscando el uno contra uno ante el lateral rival. Es imaginativo, creativo en el dribling, aunque a veces más bonito que efectivo. Esta tarde Joao Filipe se divirtió. Y cómo lo agradeció Portugal.

Se notó que el extremo del Benfica tenía la chispa del día bueno desde el primer minuto. Portugal volcó el juego hacia la banda izquierda y Joao Filipe desbordó con éxito desde el primer intento. Se convirtió en toda una pesadilla para el lateral derecho del anfitrión, Mirko Virtanen, que no sabía cómo contener a un futbolista tan creativo en el uno contra uno. Falto de ayudas, Joao Filipe empezó a minar la moral de la zaga finlandesa. El conjunto local quiso defenderse con el balón y le discutió la posesión a Portugal en los primeros compases. Generó alguna que otra ocasión de gol, se instaló en campo contrario e intento salir jugando desde atrás, con el portero siempre sirviendo de puerta en corto. Sin embargo, este escenario también concedió metros a Joao Filipe, que supo aprovechar un encuentro propicio para explotar sus virtudes. En poco más de media hora, Joao Filipe se inventó dos goles. El primero, en un libre directo que él mismo provocó tras una combinación con Quinta. El segundo, con una asistencia preciosa para José Gomes, que solo tuvo que empujar con la cabeza el balón servido por su compañero en el Benfica.

Joao Filipe centra a José Gomes en la jugada del 2-0.
Joao Filipe centra a José Gomes en la jugada del 2-0.

Finlandia no pudo frenar al talentoso extremo encarnado y acabó sucumbiendo ante un rival inspirado. El anfitrión se despedirá del Europeo sub-19 que ha organizado sin ningún punto, con tres derrotas, pero lo hará con la cabeza alta y desplegando un fútbol bastante bueno acorde con las bajas expectativas que existían alrededor de su rendimiento. En la segunda parte, Finlandia intentó recortar la diferencia, pero no pudo superar el entramado defensivo de Portugal, que siguió amenazando a la contra. Pudo ampliar la distancia con varias transiciones rápidas -una de Joao Filipe resultó particularmente espectacular, cuando cruzó el campo de área a área en el minuto 70 para acabar disparando cuando tenía una mejor opción de pase- y acabó rematando el encuentro en una contra en el descuento. Mesaque Dju solo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red, con el portero batido. El pase, cómo no, fue de Joao Filipe. Cuando rezuma confianza y le salen sus regates, en zonas determinantes, es un futbolista tan vistoso y espectacular como devastador. Es pura improvisación.

“Soy un jugador distinto porque creo que tengo el juego de la calle”

Joao Filipe atendió a los medios en la zona mixta después del partido. A continuación transcribimos sus declaraciones:

¿Qué valoración haces del partido?

– Sabíamos que Finlandia era un muy buen equipo, lo esperábamos. En mi opinión quizás sea el equipo con más calidad a la hora de jugar el balón. Teníamos que jugar nuestro partido para ganar y asegurar la clasificación para el Mundial con las semifinales, que era uno de nuestros objetivos. Lo logramos, así que estamos muy contentos.

Has marcado un buen gol de falta, ¿lo entrenas a menudo?

– Es algo que trabajamos en el club. Estoy muy contento por marcar un gol así. En la preparación, en Toulon, marqué uno muy parecido a este.

¿Es fácil para ti regatear a los defensas cuando tienes el balón o para ti es más fácil alejar el balón e irte así del contrario, como ocurrió en el segundo gol?

– En la acción del 2-0 fue más un pase que un regate. Tenía que decidir si mantener la pelota o pasarla a mi compañero. También así fue la falta del primer gol.

¿Cómo te describirías como futbolista?

– Soy un virtuoso. Me gusta estar feliz en el campo y hacer mis cosas. Soy un jugador distinto porque creo que tengo el juego de la calle en mis botas. A veces pierdo un poco [el balón] por eso y tengo que adaptarme al juego moderno, ese es mi objetivo.

Joao Filipe reivindica el fútbol de la calle.
Joao Filipe reivindica el fútbol de la calle.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Quizas sea ese “juego de la calle”, ese “aun no adaptarse al futbol moderno”, pero lo que ha hecho ante Finlandia a sido pura fantasia en ataque, cuando tocaba el balon, habia que estar atento, porque algo haria seguro, los controles, los regates, el tiro que tiene. Ahora tocara disfrutarlo en la semifinal, que junto a Quina, Florentino y las potentes alas, ya sea Francia, Inglaterra o Ucrania, el partido pinta espectacular!!

Deja un comentario

*