Una pesadilla llamada Supriaha

La velocidad de Supriaha fue una tortura para la mayoría de rivales.

Vladyslav Supriaha es una de las grandes revelaciones del Europeo sub-19. No llegaba al torneo como una de las principales estrellas del campeonato, ni siquiera de su equipo, que basaba su fortaleza en el trabajo del colectivo tras las bajas sensibles de Kashchuk y Lunin, seguramente los dos mejores jugadores de esta generación. Sin embargo, Supriaha está aprovechando de maravilla el escaparate que supone el Europeo de Finlandia para demostrar que está capacitado para atormentar a los mejores defensas del continente. En un conjunto construido para contragolpear y rajar a los adversarios haciéndoles correr hacia atrás, Supriaha encaja de maravilla. Ucrania no podía soñar con un delantero más adecuado para ejecutar su plan.

La principal fortaleza de Supriaha es la velocidad y el partido que saca a su cuerpo para chocar y ganar la posición a los defensas contrarios. Supriaha destaca por su aceleración y velocidad punta, que le convierten en un futbolista difícil de neutralizar cuando Ucrania contragolpea. Lee muy bien dónde debe moverse, a qué zonas debe caer, y busca la espalda de los centrales y los laterales. Intuye dónde habrá espacio y estira a su equipo por ahí. Después de esta interpretación, acelera y es lo suficientemente rápido para ganar el balón largo si este llega con un mínimo de intención y precisión. Con dos mediapuntas técnicos por detrás como Tsitashvili y Buletsa, con capacidad para filtrar el último pase, Supriaha es abastecido con frecuencia

supriaha-regatea-ucrania sub19 marcadorint

Más allá de la velocidad de Supriaha, el delantero ucraniano también sabe usar su cuerpo para ganar la posición a los centrales. Una vez ha ganado la ventaja a través de su rapidez, no la deja escapar. Sabe chocar con los hombros y con la espalda para evitar que el defensa le gane la partida. Incluso cuando se mide con futbolistas más curtidos en la élite, como demostró en la acción de la expulsión de Malang Sarr en la primera jornada o en el duelo con el corpulento Trevoh Chalobah en la segunda. La maniobra previa al gol que anota contra Inglaterra es propia de un futbolista de muy buen nivel. Parecía imposible desplazarle y arrebatarle la pelota cuando ya había ganado el espacio que quería atacar.

El impacto de Supriaha en el arranque del Europeo sub-19 es una de las claves de la clasificación de Ucrania para las semifinales del torneo y, en consecuencia, también para el Mundial sub-20 que se disputará el próximo verano en Polonia. Supriaha milita en el Dnipro-1, club fundado en 2017 que ha ocupado el rol que dejó el FC Dnipro tras desmantelarse a raíz de sus problemas financieros. El año pasado ayudó a su equipo a ascender a Segunda, categoría en la que debería jugar esta temporada. i nadie lo evita este verano, claro.

Supriaha (7) y Tsitashvili (10) ya jugaron el Europeo sub-17 con Ucrania el año pasado. Son dos de los tres integrantes de la plantilla ucraniana que han nacido en el año 2000.
Supriaha (7) y Tsitashvili (10) ya jugaron el Europeo sub-17 con Ucrania el año pasado. Son dos de los tres integrantes de la actual plantilla ucraniana que han nacido en el año 2000.
Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*