La oportunidad griega

Grecia sub-19 MarcadorInt

La selección griega afronta el último partido de la fase de grupos con cierto optimismo. Tras llegar al torneo con una preparación bastante escasa, sin haber disputado demasiados amistosos ni haber conseguido resultados satisfactorios en ellos, Grecia ha respondido a la hora de la verdad y ha sumado cuatro puntos en los dos primeros encuentros ante Ucrania y Austria. Respaldados por una afición que ha estado a la altura tanto en Veria como en Larissa y con tres unidades de ventaja respecto al combinado austríaco, los helenos necesitan un empate para asegurarse el pase a semifinales sin necesidad de mirar de reojo lo que suceda en el Austria-Ucrania. Sin embargo, el rival será complicado. Francia no quiere perder la primera plaza del grupo, aunque asimismo varios de sus mejores futbolistas llegan tocados y lo lógico sería que Gonfalone realizara algunos cambios para que descansen de cara a semifinales. Por un lado, Francia acumularía menos calidad sobre el césped sin Coman, Lucas y compañía. Por otro, será una oportunidad para que los suplentes intenten convencer al técnico para que les dé más minutos en los partidos decisivos.

En el equipo griego, parece que Orfanidis regresará a la titularidad. La estrella del debut ante Ucrania (gol y asistencia) fue suplente frente Austria y lo lógico es pensar que volverá a gozar de un importante protagonismo contra Francia, más todavía después de que a sus compañeros les costara generar ocasiones de peligro ante los austríacos en la segunda fecha. El principal problema de los helenos llega a la hora de generar ocasiones si el contexto les invita a llevar la iniciativa. El conjunto de Goumas dispone de futbolistas rápidos por bandas, más o menos desequilibrantes, y de delanteros corpulentos, pero su juego no es demasiado fluido ni sus piezas lo suficientemente técnicas para desbordar con regularidad a un conjunto firme y ordenado en defensa. En cambio, con espacios o en acciones a balón parado Grecia resulta más peligrosa.

Orfanidis Grecia sub-19 MarcadorInt

¿Será titular Orfanidis después de quedarse en el banquillo frente a Austria?

Lo mejor -qué sorpresa- lo tiene Grecia en el apartado defensivo, donde Roussos y Tselepidis vienen formando una buena pareja en el eje de la zaga. Aunque el primero, futbolista de la Juventus, llegaba con mejor fama, Tselepidis también es un defensor de enorme calidad y ante Austria rindió a un nivel superior al de su compañero. Ambos son fuertes físicamente y sólidos en el juego aéreo, pero en ocasiones Roussos carece de la contundencia necesaria en su posición: alguna vez deja botar el balón cuando no debería o se complica más de la cuenta en los despejes, no siempre bien orientados. En cambio, es el central con mejor toque y desplazamiento en largo para encontrar a las piezas más alejadas del sistema griego. Por su parte, Tselepidis mantuvo un alto nivel de concentración frente a los austríacos y siempre estuvo atento para corregir los errores de sus compañeros, a menudo apareciendo in extremis al cruce para abortar acciones de peligro. De hecho, es uno de los futbolistas griegos que más broncas pega a sus compañeros, pese a no lucir el brazalete de capitán. Además, en la segunda mitad contra Ucrania vimos a una selección griega con cinco defensores, fórmula que podría repetirse ante un conjunto con tanto potencial ofensivo como el galo.

Grecia sub19 Tselepidis MarcadorInt

Tselepidis, central griego.

A la consistencia de la pareja de centrales hay que sumarle el ímpetu de los laterales y un doble pivote bastante sólido que de vez en cuando filtra buenos pases, pero que sobre todo aporta músculo en esa parcela. Esto será importante frente a Francia, seguramente el conjunto más poderoso en este aspecto del torneo pese a las molestias que han afectado a varios de sus futbolistas. No obstante, el centro del campo heleno y la selección griega en términos globales funcionan del mismo modo que el público, que empuja y aprieta mucho (de algún lado surge la leyenda del infierno griego, que tiene parte de verdad), pero en definitiva el fútbol heleno se constituye a base de arreones. Es irregular, con altibajos bastante pronunciados, aunque en los tramos en los que tanto el estadio como la selección se vienen arriba pueden generar ocasiones muy peligrosas, por fe y chispazos de los extremos y los delanteros, capaces de firmar acciones dignas de atacantes autosuficientes. Puede que no ganen, y que incluso caigan eliminados si Austria derrota a Ucrania y Francia vence su tercer encuentro, pero no lo pondrán nada fácil: hay pocos conjuntos más complicados de derrotar que estos correosos griegos.

Grecia sub-19 Goumas Marcadorint

Goumas, campeón de Europa en 2004, es el entrenador de Grecia sub-19.
Fotografías: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*