A Serbia le faltó un Mitrovic

Veljko Paunovic Serbia Foto: Edu Ferrer Alcover

Serbia se marchó con amargura del Europeo Sub-19, pero a los pocos minutos ya estaba sacando conclusiones positivas. Aseguró su presencia en el Mundial Sub-20 del año que viene en Nueva Zelanda y vio cómo el torneo hizo crecer a algunos futbolistas que no habían estado presentes en el título del pasado verano en Lituania. Nada fue nunca fácil para el equipo de Paunovic: uno de sus jugadores más importantes, Veljko Simic, se lesionó en el primer partido; el capitán Nemanja Maksimovic fue expulsado con roja directa en el descuento del encuentro frente a Alemania por una dura entrada en el centro del campo y se perdió el decisivo choque final de la fase de grupos; Andrija Zivkovic abandonó la concentración tras ese 2-2 frente a los germanos para ir a ayudar al Partizan en su eliminatoria de Champions frente al Ludogorets… Considerando todos los condicionantes, Serbia sub-19 firmó un Europeo notable pese a no haber podido defender su condición de campeón. Pero se marchó sin perder ni un solo partido (ayer Portugal le ganó por penaltis tras un choque sin goles y muy equilibrado en el juego) y la sensación que dejó el equipo es que teniendo un poco más de calidad en la finalización habría podido repetir título perfectamente.

Veljko Paunovic Serbia Foto: Edu Ferrer AlcoverVeljko Paunovic compareció ante los medios muy orgulloso del Europeo que habían firmado sus jugadores.

En Lituania, Aleksandr Mitrovic fue la figura de la Serbia campeona. Marcó sólo un gol, pero su aportación al colectivo fue tan extraordinaria que lo acabó contratando el Anderlecht tras verlo en el Europeo. Si nos fijáramos estrictamente en los datos, diríamos que la diferencia de nivel entre el delantero centro de 2013 y los dos que han ido alternándose en esta posición en 2014 (Luka Jovic y Stanisa Mandic) no ha sido lo que ha marcado la diferencia entre ganar o no ganar. De hecho, ambos han anotado un gol habiendo jugado menos minutos que Mitrovic el año pasado. Lo de Jovic es especialmente meritorio si tenemos en cuenta que tiene aún 16 años. Pero en el fútbol no sólo cuentan los números, y la influencia en el juego de los dos atacantes de esta campaña ha sido muy inferior a la del hoy futbolista del conjunto de Bruselas hace doce meses.

Mandic Serbia Sub-19 MarcadorIntStanisa Mandic anotó el gol en el descuento que clasificó a Serbia para semifinales, pero ante Portugal no logró marcar diferencias.

Con Zivkovic en Belgrado, Paunovic llamó a última hora a Sergej Milinkovic-Savic, que el mismo domingo había estado en el banquillo en el partido de la liga belga entre el Malinas y su nuevo club, el Genk. Veinticuatro horas después corría por el Pancho Aréna de Felcsut actuando casi de segundo delantero. Este centrocampista -nacido en Lleida- al que se le cae el talento en cada gesto acabó llorando porque él falló el penalti definitivo en la tanda, pero estuvo a punto de marcar dos goles desde el centro del campo y fue, con diferencia, el mejor futbolista del partido a lo largo de los 120 minutos. Pese a dar la sensación de estar muy cansado por el viaje relámpago, Paunovic lo mantuvo en el campo, seguramente porque pensaría que era el jugador con más gol que tenía en el césped.

Genk Serbia Milinkovic-Savic Foto:Edu Ferrer AlcoverLlegó a última hora, falló el penalti decisivo… pero Sergej Milinkovic-Savic dio una clase maestra ante Portugal.

El Europeo serbio dejó otros dos nombres para apuntar y de los que no se esperaba demasiado. Por un lado, el defensor Vukasin Jovanovic (Estrella Roja), que fue llamado sólo porque el Tottenham no liberó a Veljkovic y acabó siendo, quizá, el mejor central del campeonato. Por el otro, el fantástico medio centro Sasa Zdjelar (OFK Belgrado), cuya inteligencia táctica y seguridad en la entrega permitieron a Paunovic liberar a Maksimovic, que jugó más adelantado que en Lituania y acabó el torneo siendo el máximo goleador serbio con dos tantos.

Fotos: Edu Ferrer Alcover (todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*