Austria difumina el sueño húngaro

Hungría Ujpest MarcadorInt

Puede que en términos geográficos Ujpest pertenezca a Budapest, pero si alguien sólo visitara la zona adyacente al Ferenc Szusza Stadion no lo relacionaría con la capital húngara. Al fin y al cabo es un recinto deportivo situado en un barrio lejano al núcleo urbano, casi en un polígono industrial. Apenas hay casas, simplemente una larga calle, casi infinita, que lleva desde la parada de metro al estadio de fútbol siguiendo en paralelo el Danubio. En los mapas parece que el trayecto es corto, pero los 20-25 minutos de paseo son inevitables. Excepto si conoces el sistema de buses. Pero no era mi caso. Y tampoco podía escaquearme del sol y del terrible calor de un sábado a las cuatro de la tarde. Más agradable era el trayecto en metro hasta esa zona, aunque el convoy, antiguo y todavía de madera, parece anclado en el siglo XX, en la época en la que Ferenc Szusza se erigió como uno de los ídolos del Ujpest.

En cualquier caso, el estadio está lejos, pero no es difícil encontrarlo. La distancia no supuso ningún problema para que los aficionados locales llenaran las gradas del Szusza casi al 100%. La generación magiar había generado ciertas expectativas. Este grupo de futbolistas lleva muchos años jugando junto y ha disputado cerca de 70 partidos en los últimos tiempos. Tantos que los rivales los tenían estudiadísimos, pero este es otro tema que vamos a ampliar en otro momento. Los futbolistas locales eran aclamados en el calentamiento. También cuando el speaker anunciaba las alineaciones, donde se percibió que el favorito es Zsolt Kalmár, el gran icono mediático de los locales en la previa.

Hungría Ujpest MarcadorInt

Ambiente de lujo en los instantes previos al partido. Foto: MarcadorInt

Campo prácticamente lleno. Expectación. Zona de prensa llena, casi al completo, entre periodistas locales, austríacos, organización, UEFA y demás. Conexión a internet saturada, desbordada por la masiva presencia de medios. Y mosaico con la bandera húngara para acompañar el himno e intimidar al rival con inicio fuerte. Empezó especialmente activo Medgyes por la banda izquierda, pero el subidón del debut le duró muy poco al conjunto local. Menos que el gas de las botellas de tapón azul que beben los periodistas locales. En el minuto 19, era Austria quien vencía por 0-2.

Bytyqi Austria MarcadorInt

Bytyqi anotó el 0-1 desde el punto de penalty. Foto: MarcadorInt

Sascha Horvath, uno de los mejores de Austria pese a ser el segundo miembro más joven de la convocatoria, desequilibró el partido con un magnífico pase en profundidad. Se desmarcó bien Grubeck a la espalda de la defensa húngara, se zafó del portero y provocó un penalty. Bytyqi no lo falló, como tampoco perdonó Blutsch tres minutos más tarde. El delantero Grubeck volvió a intervenir en un gol, pues su presión provocó una pérdida peligrosa del central local David Bobal. Recuperó Austria el balón casi en el área rival y Blutsch ajustó bien su disparo desde una buena posición, pues el robo austríaco descolocó a la defensa magiar. No jugó cómoda Hungría en la primera mitad, pues le costaba mucho superar el centro del campo rival. Presionaba bien Austria, bastante arriba, y provocaba errores. Hrabina, el guardameta local, rifó bastantes balones, pues evidenció un deficiente golpeo con el pie que incrementó el nerviosismo de su equipo, tocado anímicamente por los dos goles encajados en tan pocos minutos.

Con una notable actuación colectiva, Austria borró a Kalmár y Németh, los dos mejores futbolistas húngaros, aquellos que son capaces de inventar algo distinto si se les deja espacio para pensar y ejecutar. Tampoco intervinieron mucho los extremos hasta la entrada de Varga justo después del descanso. El futbolista del Heerenveen tiró de Hungría a base de acciones individuales, conducciones y algún que otro centro… pero ya con otro gol en contra en el marcador. Austria dispuso de una falta en la frontal del área al inicio del segundo tiempo y Michorl, centrocampista que destaca básicamente por su golpeo de balón, ejecutó el lanzamiento a la perfección. Aunque la jugada a balón parado iba más allá, pues Austria situó a dos futbolistas arrodillados frente a la barrera y a varios jugadores incrustrados en ella para tapar la visión del portero y abrir un boquete por el que pasara el balón. La acción salió según lo planeado.

falta estratégia 0-3 Michorl Austria MarcadorInt

Así anotó el tercer gol Austria. Foto: MarcadorInt

Mejoró en el tramo final Hungría, pero ya era demasiado tarde. Embotelló a Austria gracias a un estelar Varga, como comentábamos anteriormente, y también por el bajón físico del conjunto dirigido por Andreas Heraf. El equipo austríaco fue reculando a medida que pasaban los minutos y cada vez le costaba más salir de su campo, pues se iba agotando la gasolina de sus mejores futbolistas. Celebró el público local el gol de Varga, precedido por una magnífica acción de Farkas por el costado derecho, que regateó de forma espectacular al lateral Joppich, quizás el hombre más débil de la alineación austríaca, y el futbolista del Heerenveen acabó empujando el balón a la red tras un par de rebotes. Pese a terminar con un mejor sabor de boca -el seleccionador húngaro Mészöly insistió en ello en la rueda de prensa posterior al partido-, resistió bien la pareja de centrales austríaca, formada por los notables Lienhart y Lovric, sólidos y seguros a lo largo del encuentro, tanto cerca del área como defendiendo algo más lejos, acompañando la presión del equipo. El 1-3 permaneció en el marcador.

Celebraron la victoria los dos espectadores que acudieron al partido con el 75 en la camiseta del Manchester City, para recordarnos que Bytyqi pertenece al actual campeón de la Premier, con el que debutó en un amistoso. Se marcharon más tristes los miles de aficionados locales, muchos de ellos con camisetas con el 10 de Puskás. Les esperaba un amargo viaje de vuelta a casa, fuese en metro, bus o coche. Aunque como mínimo fue menos sofocante, con el cielo casi oscuro y el sol bien escondido. Pese al escozor de la derrota, no todo está perdido tras el debut: Hungría aún no está eliminada y, además, todavía tiene muchas opciones de disputar el próximo Mundial sub-20.

Austria Festeja MarcadorInt

Austria ganó por un claro 1-3. Foto: MarcadorInt

Related posts

Deja un comentario

*