El estadio del primer ministro

Hungría Viktor ORbán European People's Party 2

Félcsut es el municipio más pequeño con representación en la primera división húngara. Según el censo de 2004, sólo 1.688 personas viven en esta pequeña localidad magiar situada a unos 40 kilómetros de Budapest. Pese a sus dimensiones, ésta es una de las sedes estrella del Europeo: acoge tres partidos de la fase de grupos (uno de ellos, del equipo anfitrión) y una de las semifinales. En abril se inauguró un nuevo estadio, con aforo para 3.672 personas. Así pues, la capacidad del Pancho Arena dobla la cantidad de habitantes del municipio. Y ya no quedan entradas para el Portugal-Hungría del martes.

¿Qué tiene Félcsut? ¿Por qué se considera importante en el panorama futbolístico húngaro? La primera respuesta es la Academia Puskás FC, fundada en 2005 con el objetivo de formar a futbolistas que nutran a la selección a medio y largo plazo. Al fin y al cabo, Hungría necesita proyectos para fortalecer su fútbol. El equipo magiar no forma parte de un gran torneo desde el Mundial de México de 1986. El caso de las Eurocopas es incluso más preocupante: sólo ha participado en dos de ellas. La última, en 1972. En el futuro, la apertura a un campeonato de 24 selecciones puede beneficiar a los magiares. Un problema similar sufren sus clubes, que no destacan en la élite europea desde los años 70 y 80, cuando el Ujpest alcanzó las semifinales de la Copa de Europa (perdió en el 74 ante el Bayern), el Ferencvarós cayó en la final de la Recopa del 75 ante el Dinamo de Kiev y el Videoton perdió la final de la UEFA ante el Real Madrid (1985). Han pasado demasiados años.

Puskás Hungría MarcadorInt

Puskás sigue muy presente en Hungría. Foto: MarcadorInt

No obstante, la Académia Puskás todavía no ha dado sus frutos. Paradójicamente, ninguno de los futbolistas de la convocatoria de la selección sub-19 de Hungría que disputa el Europeo juega en la principal academia del país ni ha pasado por sus filas. Sin embargo, este equipo ha progresado en términos deportivos, pues ascendió en 2013 a la primera división húngara y logró salvar la categoría en su debut. La permanencia llegó gracias a la aportación de futbolistas más veteranos como el exsevillista Gallardo (34 años), el portero eslovaco Hajduch (34) o los locales Polonkai (35), Czvitkovics (31) y Balazs Toth (34), que aportaron experiencia en posiciones clave del campo. Además influyeron los 15 goles del delantero de 26 años Lencse. Incorporaciones para ayudar a un equipo joven y mantener a flote un ambicioso proyecto que necesita más tiempo para aspirar a subsistir en la máxima categoría del fútbol húngaro con los jugadores que forma. Con el ascenso, llegaron hasta 28 nuevos futbolistas. Dos, promocionados desde el fútbol base. El resto, fichados o cedidos por otros clubes. El Videoton aportó hasta 16 jugadores. El mismo club que ficha a los futbolistas que más destacan en Félcsut.

De hecho, el Videoton fue el primer equipo húngaro que visitó el nuevo Pancho Arena en el mes de abril. El partido inaugural lo disputaron los equipos sub-17 de la Academia Puskás y el Real Madrid, en la denominada “Puskás Cup”, en homenaje a la antigua estrella del país magiar. Sin embargo, casualidades de la vida, el primer encuentro oficial del primer equipo del Puskás FC fue ante el Videoton, el club más cercano a los de Félcsut. Ganaron los visitantes por 1-3. El primer tanto del Puskás lo anotó Patrick Tischler, fichado del MTK de Budapest el verano anterior.

Sobre la relación entre la Academia Puskás y el Videoton ya escribió Toni Padilla. Al fin y al cabo, Videoton es el club de Székesfehérvár, la ciudad donde nació el primer ministro húngaro Viktor Orbán, que al mismo tiempo vivió durante muchos años en Félcsut, localidad en la que pasó gran parte de su infancia. Orbán también jugó al fútbol en Félcsut cuando el principal club del municipio era amateur. Así pues, el primer ministro tendió un puente entre Videoton y Puskás FC, tal y como hemos visto en el párrafo anterior. Uno de los futbolistas que ha cruzado el país con destino a Félcsut en los últimos tiempos para recalar en el joven equipo de la Académia Puskás es Gaspár Orbán. Sí, el apellido no engaña: se trata del hijo de primer ministro, que disfrutó de 20 minutos de fútbol de élite en la primera división húngara la pasada temporada. Llegó al Puskás FC tras cumplir los 20 años y no lograr hacerse un hueco en el Videoton. Esta será su tercera temporada en el club.

Viktor Orbán Hungría European Parliament

Viktor Orbán, actual primer ministro húngaro, fundó la Academia Puskás. Foto: European Parliament

Sin embargo, la relación del primer ministro húngaro con el Puskás FC va mucho más allá. Viktor Orbán fue el fundador del club, en 2005, quien decidió apostar por este proyecto de cantera con el objetivo de desarrollar el fútbol húngaro desde la base, formando a futbolistas que a largo plazo compitan en la selección. Al fin y al cabo, no es una idea tan distinta a la que ya han puesto en práctica otros países, tanto europeos como de otros continentes. Así pues, Orbán quiso que este proyecto se instalara en la ciudad donde pasó la infancia y donde jugó al fútbol a nivel amateur. En 7 años, este equipo alcanzó la primera división. Por tanto, el proyecto, a nivel deportivo, ha progresado adecuadamente.

Aunque faltaba acompañarlo con un estadio a la altura de la ambición de la Academia Puskás. Un estadio moderno que reflejara las intenciones de este proyecto. Un estadio en el que se puedan disputar partidos internacionales, tanto de clubes como de selecciones. Sin embargo, la construcción de este recinto de grandes dimensiones ha causado polémica en Hungría. ¿Satisface alguna necesidad? ¿Era el lugar más adecuado para erigirlo? El monto total de la obra ronda los 12 millones de euros y una de las empresas que ha asumido mayor protagonismo en su edificación ha sido la empresa de Mészáros es Mészáros Kft (conocida también como M&M). Esta es una entidad jurídica con sede en Félcsut propiedad de Lörinc Mészáros, el alcalde del municipio.

La constructora M&M ha crecido mucho en los últimos años. Entre 2010, cuando Viktor Orbán llegó al poder, y 2012, sus ingresos se multiplicaron por cinco. En parte, gracias a la gran cantidad de concursos de obra pública que ha ganado en los últimos 48 meses y a grandes construcciones como la del estadio de Félcsut. Evidentemente, M&M no es la única empresa relacionada con la construcción del estadio. Entre ellas, Kozgep, otra constructora cercana a Orbán. Si Mészáros y Orbán son amigos personales, en Kozgep uno de los miembros del equipo directivo es el yerno del primer ministro húngaro. Además, la construcción del Pancho Arena se ha visto estimulada por una reforma legislativa que incluye, entre otros aspectos, una menor cantidad de impuestos a pagar en inversiones relacionadas con el deporte.

Actualmente, Lörinc Mészáros es el presidente del Puskás FC. Todo queda en familia.

El Pancho Arena es uno de los tres estadios inaugurados en Hungría este año.

Felcsut Hungría Edu Ferrer Alcover
Pancho Arena. Foto: Edu Ferrer Alcover.
Foto de portada: European People’s Party

Related posts

10 comments

Estan “contentisimos” (ironía) los húngaros con el estadio que se ha construido Kiraly Orban (Rey Orban) o Kim Jong-Orban como ellos le llaman.

Mis felicitaciones por el artículo. Ofrece en muy pocas lineas una visión bastante acertada del estado actual del futbol húngaro y por añadidura del estado del país. Faltaría por expandirlo un poco a la fiebre constructora de estadios (Ferencvaros y Debrecen han inaugurado también estadio este año) para una liga en la que paradójicamente nunca se llenan los estadios (salvo en los derbis újpest-ferencváros)

Cómo curiosidad, un par de meses después de la inauguración del estadio de Felcsút, paré en el pueblo con unos amigos de camino a Tata y para mi sorpresa y alborozo allí estaba Viktor Orbán, campechino él, paseandose y haciendose selfies por la cubierta del Pancho Arena. Una estampa que me pareció maravillosamente representativa del caciquismo imperante por estas tierras.

¡Muchas gracias! Es una situación bastante compleja, porque tiene muchos matices. Lo de la fiebre de los estadios imagino que también viene propiciado por el trato fiscal que estimula este tipo de obras.

Viktor Orban es una persona que me produce muchísimo rechazo por todo lo que he leído sobre él. Este artículo no es ninguna excepción. Refleja lo que pasa allí perfectamente, mis felicitaciones.

La pena es que Orban-Fidesz seguirá ganando y ganando elecciones porque Hungría se ha convertido en un país bastante reaccionario. Y es una lástima.

¡Muchas gracias! La intención era radiografiar la situación e intentar reunir varios de los aspectos que han ido saliendo en los últimos años respecto a la relación Orbán-Felcsút-Videoton. Parece que así ha sido. 😉

Gesundheit, a pesar de la poca simpatía que le tengo a Orban, tu comentario acerca de lo reaccionario que es este país es una simplificación bastante importante de lo que pasa en Hungría(lo digo de primera mano pues vivo aquí). Pero es normal que tengas esa impresión porque la prensa generalista europea es bastante parcial en cuanto al tratamiento que se le da a las noticias de esta zona de Europa (por motivos fundamentalmente geopolíticos). No veo yo a “El País” llamando abiertamente nazis a, por ejemplo, los ciudadanos franceses cuando el auge de la ultraderecha es superior en Francia, y si que veo ese tipo de tratamiento de forma general cuando se habla de Hungría.

Pero bueno me guardo el ladrillo de comentario porque esto es un blog de futbol.

Volviendo a frikismos futbolisticos:

La proxima temporada jugará en primera el “Dunaújvaros PASE” de la ciudad homónima, traducida literalmente como “Nueva ciudad del Danubio” y llamada durante 10 años Sztalinváros que es una de esas ciudades experimentales soviéticas creada desde cero para dar cabida a las nuevas necesidades industriales del país durante la época comunista, en concreto en este caso, se construyo la ciudad para dar servicio a la fabrica estatal de acero Dunaferr

No confundir el equipo con el Dunaújvaros FC, también conocido como Dunaferr SE o Sztalinvarosi Vasas, en español: “Equipo del acero de la ciudad de Stalin” que desapareció en el 2009 y llegó a ganar una liga húngara en el año 2000

Sobra decir que tanto frikismo merece mi apoyo incondicional

Ha sido buen momento para reflotar el articulo (estupendo, no me canso de decirlo) con el Hungria – España sub21 en Felcsút de esta tarde.

Tranquilito partido para España y mejor imagen de la sub 21 húngara de la que vienen dando los equipos magyares ultimamente.

Aprovecho la tesitura para comentar que esta tarde, Adam Szalai se ha unido a la ilustre lista de estrellas mediáticas locales que renuncian a la selección por problemas con el entrenador y la federación. 1º fue Gera, que volvio cuando se fue Erwin Koeman, después fue Huszti, que se fue para no volver con Egervari y ahora es Szalai, que hace lo propio Con Attila Pinter y amenaza con no volver hasta que haya otro entrenador. Es bastante surrealista esta dinámica.

Deja un comentario

*