Adrien Hunou, la joya oculta de Francia Sub-19

Adrien Hunou, posando para MI (Foto: MI)

También se llama Adrien, pero no posee el glamour de Rabiot. Comparten, de hecho, línea medular. Son la pareja de interiores de Francia cuando Smerecki apuesta por el 4-3-3 (como ocurrió en la victoria ante Turquía) y juegan escalonados, uno por detrás del otro, cuando la formación gala se parece algo más a un 4-2-3-1. Rabiot te entra por los ojos desde el primer momento: esa elegancia, esa finura, y con esa altura… Sin embargo, posiblemente el mejor futbolista de Francia en lo que va de Eurocopa sub-19 no sea el centrocampista del PSG –que nos dijo, por cierto, en una entrevista concedida a MI, que desea seguir en París-. Posiblemente, y esto es una opinión muy personal, el de más rendimiento haya sido el otro Adrien, Adrien Hunou. Un chico que no ha debutado con el primer equipo del Rennes. Una de las apariciones más formidables de esta Eurocopa sub-19. Uno de esos talentos cuyo juego acaba resultando tan cautivador que uno siente que viajar a Lituania para ver a jugadores nuevos ha merecido la pena.

Adrien Hunou, hablando con aficionados franceses en Kaunas (Foto: MI)
Adrien Hunou, hablando con aficionados franceses en Kaunas (Foto: MI)

Hablamos de un interior, de un interior que en principio tiene a cuatro jugadores más ofensivos por delante –Rabiot y los tres puntas-. Y pese a ello ha marcado dos de los tres goles de Francia en lo que va de torneo. Apareciendo desde la segunda línea y rematando de primeras un pase desde el costado izquierdo en Alytus ante Turquía. Recibiendo en tres cuartos, recortando a un rival hacia dentro con una extraordinaria maniobra y mandando la pelota con efecto, con rosquita, con calidad pura, al palo opuesto en Kaunas frente a Serbia. Muy buenos goles, especialmente el segundo.

Pero, pese a poseer esa capacidad goleadora, Hunou destaca por su lectura del juego. Por las decisiones que toma, por cómo se coloca, por cómo complementa su indudable nivel técnico con una privilegiada inteligencia táctica. Es menos fino que Rabiot y no posee su físico, pero entra más en contacto con la pelota y se siente más cómodo dictando el guión de los partidos. Esto hace que pueda desempeñar roles diferentes: se le puede encomendar que dirija la salida de balón o que trascienda cerca del área. Tras el partido ante los serbios, le preguntamos dónde le gusta más jugar:

Adrien Hunou: “Me gusta tener libertad. Poder tener una buena perspectiva del juego para decidir cuándo incorporarme, cuándo caer a bandas… Pero para mí llegar al área es importante. Me considero un futbolista fundamentalmente ofensivo, pero también comprometido con las labores de contención que me encomienda el entrenador”.

Adrien Hunou, posando para MI (Foto: MI)
Adrien Hunou, posando para MI (Foto: MI)

A su seleccionador le preguntamos por su posición ideal y por cómo analizaba las dos opciones experimentadas hasta ahora en el campeonato:

Francis Smerecki: Creo que Hunou es un “8”. No es ni un medio centro ni un media punta. Es un interior, un centrocampista mixto que colabora en las funciones defensivas y ofensivas. Personalmente, me gustó más el equipo cuando jugamos 4-3-3, con él y Rabiot a la misma altura. Lo bueno de ese sistema es que cuando uno baja a recibir el otro ocupa la media punta, por lo que pueden alternarse y causar confusión en el rival”.

Francis Smerecki habló sobre Hunou en la rueda de prensa posterior al choque ante Serbia (Foto: MI)
Francis Smerecki habló sobre Hunou en la rueda de prensa posterior al choque ante Serbia (Foto: MI)

Hunou, que aparece en la web oficial del Rennes aún como jugador del filial, espera contar con oportunidades esta temporada en la primera plantilla tras la llegada del ex entrenador de la Real Sociedad Philippe Montanier.

 

Related posts

Deja un comentario

*