El agitador de partidos

foto(31) Adama Traoré

Adama Traoré es uno de los tres futbolistas más jóvenes del Europeo sub-19. Es uno de los tres jugadores nacidos en 1996, lo cual significa que tiene dos años menos que la mayoría. Esto también significa que podría haber jugado el Europeo sub-17 hace un par de meses si España se hubiese clasificado para el torneo disputado en Eslovaquia. Los otros dos casos son el georgiano Zarandia y el portero lituano suplente Gertmonas, pero ha sido el juvenil del FC Barcelona quien ha tenido un verdadero impacto en el torneo.

Entró en el primer partido y lo agitó, aunque no estuvo especialmente acertado. De la Fuente volvió a darle salida en la segunda mitad del encuentro contra Lituania y se inventó una formidable jugada que acabó en el 0-2 definitivo, mientras que ante Holanda participó en la elaboración del segundo tanto, el de la tranquilidad, y sobre todo en el tercero, que llegó poco después. Ha ejercido de revulsivo y hasta el momento ha cumplido a la perfección con su función. Entra cuando el rival está desgastado y esto le permite hacer estragos con su rápidas conducciones. Es muy veloz y explosivo, y una vez arranca es difícilísimo detenerlo.

Por lo tanto, Adama Traoré ha sido el arma del seleccionador español para invertir la dinámica cuando un encuentro se complicaba. Como Álvaro Vadillo, Traoré juega en la banda derecha, es muy rápido y desequilibrante en el regate, aunque en ocasiones va demasiado acelerado, lo cual le resta precisión con el balón en los pies. Pero es punzante y se mueve bastante para desconcertar al ya cansado rival, aunque a menudo recibe pegado a la línea de cal. No combina demasiado por dentro, sino que se marcha hacia fuera para centrar después. Simple, pero efectivo. Y lo hace bien, muy bien.

foto(32)
Adama Traoré, después del partido ante Lituania

Related posts

Deja un comentario

*