En el mapa

foto(1)

Marijampole. Una ciudad de unos 50.000 habitantes en la que juega el Suduva, uno de los mejores equipos de Lituania. Muchos la situarán por primera vez en el mapa en estas dos últimas semanas de julio, ya que es la sede principal del Europeo sub-19. Aquí empieza hoy el torneo. Y aquí terminará el próximo 1 de agosto aunque las selecciones se alojen en Kaunas, una ciudad mucho mayor.

El Arvi Arena se levanta en una zona protegida por los árboles que rodean el estadio. La vegetación, la intermitente lluvia y el viento nos recuerdan que estamos en el norte de Europa, en el Báltico. El centro de Marijampole queda algo lejos, pero no necesitamos llegar al casco antiguo de la ciudad para darnos cuenta que el Europeo está presente en todos los rincones. Banderines en las farolas y anuncios en las paradas de bus. En un país en el que seguramente vivirán con mucha más intensidad el Europeo de baloncesto del próximo mes de septiembre, el fútbol quiere hacerse notar. Quiere tener su cuota de protagonismo.

Aunque el ambiente de fútbol es incluso mayor en el propio estadio. No porque haya muchos aficionados, sino por los asistentes presentes. Periodistas de varios países y scouts de pequeños y grandes clubes no quieren perderse esta cita. Y los voluntarios de la organización, nerviosos, suben y bajan escaleras, pendientes de que todo esté en orden. Pendientes de solucionar los problemas con la conexión a internet o de que los ojeadores reciban su ejemplar del dosier oficial del torneo, con las convocatorias, dorsales y demás información básica. En 20 minutos debutan Turquía y Serbia.

foto(2)

Deja un comentario

*