España y las prórrogas del mes de julio

españa_francia

Las prórrogas no han sido la mayor especialidad de España en este mes de julio que finalizará en un par de días. Después del éxito cosechado en Israel en el Europeo sub’21, las categorías inferiores de la selección española acudían al Mundial sub’20 y al Europeo sub’19, partiendo con un cierto grado de favoritismo en ambas citas y sucumbiendo en ambos casos en la prórroga. Todo ello en apenas veinte días, todo ello en el mes de julio.

Pero lo cierto es que la trayectoria de la sub’20 y de la sub’19 han seguido caminos diversos: España fue de más a menos en el Mundial y decepcionó claramente en su derrota ante Uruguay, mientras que en Lituania no se puede hablar de excelencia, pero sí de que España cumplió en semifinales y de que en la Federación podrán sacar lecturas positivas, relacionadas con el nivel exhibido por varios de los integrantes del equipo dirigido por Luis de la Fuente.

españa_francia

Rubén Blanco, 18 años recién cumplidos, ha sido quizás quien ha causado un mayor impacto. Ya fue hace un par de meses, de forma imprevista, uno de los héroes de la permanencia del Celta de Vigo y en Lituania ha confirmado su condición de guardameta con un gran porvenir. No pudo evitar la derrota, pero volvió a dejar dos o tres intervenciones sobresalientes. No es casualidad tampoco que algunos de los más destacados de España en esta semifinal hayan sido el portero y los laterales (Bellerín y Gayá), precisamente porque si algo echó en falta la selección fue un mayor acierto o inspiración por parte de varios de sus atacantes: precipitado Vadillo, poco activo Sandro Ramírez y voluntarioso pero sin gol Iker Hernández.

Exactamente un minuto fue lo que duró la alegría del 1-0 anotado de penalti por José Rodríguez. Sesenta segundos tardó Francia en igualar esta segunda semifinal. Faltaba entonces poco más de un cuarto de hora para que concluyese el primer tiempo y fue el tramo de partido en el que España perdió el control del juego. Yassine Benzia fue un incordio y Adrien Rabiot no decepcionó. No obstante, ambos hubiesen tenido más protagonismo si cabe en caso de que la selección gala no renunciase al balón como lo hizo. Y es que tras el descanso, el equipo dirigido por Francis Smerecki no mostró intención alguna por poseer el esférico y priorizó su organización defensiva hasta el final, sabiendo que su triunfo pasaba inexorablemente por aprovechar las pocas ocasiones de gol de las que dispondría. Héctor Bellerín y José Luis Gaya, los dos laterales españoles, jugaron un papel importante en la superioridad alcanzada por España en la segunda mitad. Curiosamente ambos entran dentro de la categoría de extremos reconvertidos con el tiempo en laterales. No fue suficiente su presencia para que el equipo de De la Fuente deshiciese el empate y ya en la prórroga un doble error (de Borja López y Pablo Iñiguez en un intento de despeje) condenó al equipo. Esta vez sí que Rubén Blanco no se pudo volver a vestir de héroe.

Si para España se ha repetido este lunes la misma historia del Mundial sub’20 (derrotas en la prórroga), Francia está a noventa minutos de lograr un valiosísimo doblete. Se impuso en Turquía en el campeonato del mundo de la categoría y se enfrentará a Serbia este jueves en la final del Europeo sub’19. Nunca nadie ha vencido el Mundial sub’20 y el Europeo sub’19 en un mismo año. Francia puede lograrlo.

Related posts

Deja un comentario

*