La primera vez que España jugó en Lituania

La grada superior del Dariaus ir Girėno stadionas de Kaunas, repleta de aficionados lituanos

España juega este martes en Kaunas ante Lituania en la segunda jornada de la Eurocopa Sub-19 2013. El partido se va a disputar casi dos décadas después del primer encuentro que la selección española absoluta disputó en el país báltico tras su independencia en marzo de 1990. Fue un partido importante, porque por aquel entonces las fases de clasificación no resultaban tan sencillas como hoy pueden parecer y el conjunto que dirigía Javier Clemente estaba inmerso en una pugna muy dura por la primera posición del grupo, que daba el acceso al Mundial de Estados Unidos. El encuentro se disputó en Vilnius el miércoles 2 de junio de 1993 y España sacó la siguiente alineación:

El once de Clemente en el primer Lituania-España de la historia, disputado en 1993

España acabó ganando por 0-2 con dos goles de Julen Guerrero en la segunda parte. MarcadorInt se ha puesto en contacto con tres protagonistas de aquel partido para que nos contaran sus recuerdos del encuentro y de lo que vivieron en una Lituania que acababa de salir de la Unión Soviética.

Javier Clemente explica que el partido fue “muy difícil porque el campo estaba en unas condiciones horribles”. “Había grandes agujeros en el césped y nos costó muchísimo. Ellos se acababan de independizar, era un país muy pobre y las instalaciones no eran idóneas para jugar. Recuerdo que tuvo que haber una restricción de luz en la ciudad durante toda la tarde para que el partido se pudiera jugar con iluminación artificial y para que tuviésemos agua caliente para ducharnos”, añade. “Era un grupo muy igualado entre nosotros, Dinamarca y República de Irlanda. Los partidos ante Letonia y Lituania había que ganarlos sí o sí porque se daba por descontado que todos íbamos a sacar esos puntos. A nosotros aún nos quedaba ir a Dublín y recibir a Dinamarca en Sevilla, por lo que empatar en Vilnius era muy negativo”. Los dos goles de Julen Guerrero en los últimos veinte minutos evitaron ese temido tropiezo y allanaron el camino hacia la clasificación, que se acabaría confirmando con el gol de Fernando Hierro a Peter Schmeichel en el Sánchez Pizjuán el día de la famosa expulsión de Zubizarreta a los diez minutos y de la memorable actuación de Cañizares entrando desde el banquillo.

Rafa Alkorta es, de los tres entrevistados, el que mejor recuerda el partido. “El campo estaba muy mal, césped altísimo. Nos costó mucho. Ellos muy agresivos, mucha pelea. Nosotros veníamos de haber empatado ya en Letonia en ese mismo grupo unos meses antes y sabíamos que repetir ese resultado nos condenaba. Así que tengo muy presente que nos costó y que Julen no abrió la lata hasta el final. Fueron goles muy de Julen, de aparecer desde segunda línea. Él era muy bueno en eso, sobre todo en jugada. Sacaba más rendimiento a la llegada desde atrás en una acción de juego que no en estrategia. El partido se nos fue complicando y Clemente dio entrada a Quique Estebaranz, que normalmente era un jugador al que utilizaba de revulsivo por su calidad individual”. De hecho, al meter a Quique a la hora de partido, el seleccionador español modificó su esquema inicial de dos puntas puros y pasó al 4-2-3-1, el sistema más utilizado en su carrera. Alkorta recuerda también con mucha claridad qué Vilnius se encontraron: “Muchísima austeridad. Nosotros estábamos en un hotel internacional y no lo sufrimos, pero en las calles de los alrededores se notaba que la vida no era fácil. Daba la sensación de que vivían veinte años por detrás de nosotros. Pero también recuerdo que fuimos a visitar la Biblioteca. Teníamos un guía local que nos contó que Vilnius fue una ciudad muy importante en la escena cultural en la antigüedad, y nos llevó a varios recintos en los que se concentraba esa vida cultural”.

Albert Ferrer, que jugó aquel partido de manera íntegra como lateral derecho, quedó impactado por las escenas de la vida cotidiana que observó en Vilnius, así como en los demás viajes que hizo con el Barcelona y con la selección a la antigua Unión Soviética en aquellos años: “Me chocó mucho la poca luz que había en todas partes. En las viviendas se veía solo una bombilla colgando del techo. Era todo muy gris, muy tenue, y desprendía tristeza. Por las noches hacía bastante frío y en las calles se veían largas colas de gente esperando para conseguir comida. De hecho, es una de las cosas que más me hicieron reflexionar durante mi carrera: la diferencia entre lo que estábamos viviendo nosotros y lo que les tocaba vivir a ellos”.

El único vídeo que hemos encontrado del partido es muy breve, pero se pueden apreciar ambos goles. El relator, eso sí, confunde el nombre de pila de Julen Guerrero.

 

 

Related posts

Deja un comentario

*