Letonia, un lugar de paso

El río Daugava divide Riga

Letonia, ¡ay Letonia! Tu capital tenía mucho más nombre que las de tus dos vecinos y quizás no nos impactó tanto porque nuestras expectativas eran muy altas. Quizás influyó que nuestra localización en la ciudad no fue la óptima para disfrutarte. Pero fue suficiente para captar lo esencial y poder escribir sobre ello una vez cruzada la frontera por última vez en pocos días.

Señorial y monumental. Así es Riga. Así es su casco histórico y el centro de la ciudad, que es casi lo mismo pero no exactamente. Edificios de grandes dimensiones, calles irregulares, plazas, detalles de modernistas en las fachadas de casas y monumentos… y el río, el Daugava, custodiado por la altísima torre de comunicaciones. El río es uno de los grandes actores que define la personalidad de la urbe y delimita la ciudad que todos los foráneos ven. Incluidos nosotros.

El río Daugava divide Riga
El río Daugava divide Riga

Sin embargo, también tuvimos la oportunidad de ver otra Riga. Y no hablo de su noche, de sus pocas horas de oscuridad en verano, sino de lo que se esconde a su alrededor, en los suburbios, más allá del centro, allí donde no hay edificios con detalles de Art Noveau ni calles plagadas de turistas. Porque esos barrios también son Riga, aunque ni siquiera los taxistas los conozcan. Pese a que apenas se vean hoteles, hostales y supermercados. En cambio, hay casas en mal estado, escasas personas en la calle, demasiado solitaria para salir a pasear, y se percibe la miseria. Pero, aunque apenas percibamos actividad, sabemos que hay gente que vive en esa zona.

Es posible que otras regiones de Letonia sean como las afueras de Riga, pero no podemos asegurarlo, ya que más allá de la capital solo percibimos aquello que vemos desde la carretera. Y apenas pasamos cerca de núcleos urbanos. Bauska y poco más. De hecho, el autobús que hace el trayecto Riga-Kaunas para en Panevezys (Lituania) y el que conecta la capital de Letonia con Tallinn descansa en Pärnu (Estonia).

Supongo que aquello que se ve ya está preparado para ser visto, porque la calle principal de Bauska transmite el mismo aire señorial que el centro de Riga. Casas bien cuidadas, plazas anchas con bonitos jardines y gente en la calle. Pero claro, no podemos ver más allá. No podemos adentrarnos un poco más en sus entrañas para ver si aquello que vemos es representativo para todo el pueblo o si sólo se trata de un agradable espejismo.

Bauska, Letonia
Bauska, Letonia

Por lo demás, para nosotros Letonia son carreteras en mal estado, campos y bosques. Las posibles excepciones son Ventspils y los pueblos que rodean el golfo de Riga, como Jürmala o similares, cuyos anuncios tienen mayor protagonismo en el aeropuerto de Riga que los que hacen referencia a la propia capital letona. Cerca del mar están las casas coquetas de madera en las que posiblemente vivan letones adinerados que quieran ir a la playa o tomarse un baño en algún balneario. Pero lamentablemente no las pude visitar. Sólo pude vislumbrar la costa a través de la espesa vegetación que rodeaba una concurrida carretera.

Ante todo, Letonia es, al menos para mí, una zona de paso. De transición entre Finlandia y Polonia, casi. Entre Tallinn y Kaunas/Vilnius. Bosques y lagos norteños que se transforman en extensos campos amarillos rodeados por zonas boscosas, que son más densas a medida que uno se acerca a la frontera lituana. Un país extremadamente rural, de inicio a fin, de norte a sur y de sur a norte, con la excepción de su capital. Un país que inicialmente se parece a Estonia y en el que, una vez te acercas al sur, no estás seguro de haber cruzado la frontera con Lituania porque apenas hay diferencias con su vecino del sur en un inicio.

Con Letonia ocurre lo mismo que con Riga. A medida que te alejas del centro te das cuenta del contraste entre el núcleo y la cáscara, que a menudo no se ve porque luce muchísimo menos y es incómodo llegar a ella. Pero ahí está, también presente, para recordarnos que a veces aquello que vemos cuando hacemos turismo no representa la globalidad del país en cuestión.

Related posts

Deja un comentario

*