Lituania 2-4 Portugal: El talento de Marcos Lopes acaba con el sueño lituano

foto-65

Lituania creía. No con un convencimiento extremo, pero creía. Acudió su gente de nuevo en masa al estadio en Kaunas, pese a todo lo que la invitaba a quedarse en casa: las escasas opciones de clasificación, la manifiesta superioridad de sus rivales en los dos partidos anteriores -aunque ante Holanda el marcador no lo mostrara-, la impresionante imagen que había dado Portugal en Alytus ante los neerlandeses… Lituania se agarró a la posibilidad matemática y volvió a gritarle al mundo que el fútbol le interesa más de lo que se piensa fuera de sus fronteras.

De hecho, hubo un momento en el que Lituania creyó mucho. El partido iba aún 0-0 y Donatas Kazlauskas, el extremo izquierdo, se fue dos veces de Joao Cancelo y generó peligro real. La sensación que tenía la grada era que si la cogían él o Sirgedas -hoy por fin titular, el más revalorizado de los bálticos en este campeonato- podían pasar cosas. Pero no pasaron. Portugal acabó imponiéndose porque en general es bastante mejor equipo. Encima, hoy tuvo un día inspiradísimo Marcos Lopes, su extremo del Manchester City. Anotó el primer gol y estuvo presente en todos los demás.

Sobre Marcos hay que decir unas cuantas cosas. Es del 28 de diciembre del 95, por lo que tiene casi dos años menos que la mayoría de participantes en el campeonato. Nació en Brasil y se fue a vivir con su familia a Portugal cuando tenía cuatro años: esto significa que aún podría cambiarse de selección si quisiera. En realidad, todos lo conocen como Rony. El City lo firmó en 2011, cuando tenía 15 años, procedente del Benfica. En el club lisboeta se había formado desde los 10. Incluso llegó a debutar en un partido de FA Cup ante el Watford.

Su protagonismo indiscutible en el partido se matizó al final, cuando Sirgedas, con Lituania ya sabiéndose eliminada, anotó dos goles de falta. El último, excelente, dio paso al pitido final. Y el estadio reaccionó ovacionando a su equipo, que acabó el torneo con 0 puntos. Este zurdito que lleva el número 17 y que entró desde el banquillo en las dos primeras jornadas ha anotado tres tantos en una Eurocopa sub-19 y su nombre es la esperanza de futuro del fútbol lituano.

Related posts

Deja un comentario

*