Serbia, a la final en los penaltis

Mitrovic

“Silva y Guedes se cargan a Mitrović”. Así había pensado titular este post justo después de que Guedes hiciera el 1-2 en el minuto 79. Pero no. El que ríe el último ríe mejor, dicen, y en este Europeo por ahora el último en reír siempre es Mitrovic.

Arrancó muy fuerte Serbia, que antes de que se cumpliera el minuto 1 ya había rematado y en el 5 ya se había adelantado. La puso Golubović desde la derecha y el extremo diestro Djurdjević la envió a la red de cabeza. Desde entonces Portugal se hizo con la posesión, pero en la primera parte apenas inquietó a Rajković. Las llegadas fueron para los serbios, comandados por un Mitrović que volvió a mostrarse superior a los centrales rivales y que exhibió su gran juego de espaldas. Poco antes del descanso hizo el segundo Serbia, un gol que podía significar la sentencia, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego.

IMG-20130729-WA0020Mitrović volvió a ser protagonista.

Tras el descanso todo cambió. Los de Peixe empezaron a llevar su posesión a zonas más peligrosas y a generar ocasiones. En la mejor jugada del partido, Mané desbordó por la derecha, se la entregó a Bernardo Silva en la frontal, y este empató el partido tras una gran pared con Horta. Pasaban los minutos y Serbia era incapaz de salir de su campo. Mitrović apenas la tocó en la segunda parte.

El delantero que sí apareció fue Guedes, que aprovechó un gran centro de Luís Rafael desde la izquierda para rematar de cabeza a la escuadra y hacer el 1-2. Los de Drulović se ponían por debajo en el marcador y parecían no tener ya fuerzas para atacar. Pero tuvieron una y no la fallaron. Gačinović recibió un gran pase en profundidad, recortó al barcelonista Edgar Ié hacia dentro y batió a Bruno Varela con la zurda.

2-2 y a la prórroga.

En los 30 minutos de tiempo extra apenas pasó nada. Portugal siguió controlando la posesión pero solo generó cierto peligro con disparos lejanos que resolvió bien el portero Rajković. En Serbia, Mitrović, Pavlovski y compañía estaban agotados y bastante hicieron con resistir.

Llegaron los penaltis y fue el momento de Rajković y, cómo no, Mitrović. El arquero detuvo dos y el delantero marcó el decisivo con una tranquilidad y una clase casi insultantes.

Serbia está en la final y tiene al que por ahora es el hombre más destacado del torneo.

 

Related posts

Deja un comentario

*