Serbia y Francia consiguen sus objetivos prioritarios

Ljubinko Drulovic, tras el Francia 1-1 Serbia de Kaunas (Foto: MI)

No fue el 1-1 entre Francia y Serbia en Kaunas un partido para recordar. Los suspicaces -cada día hay motivos para que haya más, especialmente después de unas semanas con resultados bastante extraños en las previas de las competiciones europeas- habrán acertado el signo final del encuentro: el empate que daba la primera posición a los balcánicos y la segunda a los galos. Sin embargo, sería injusto hablar de resultado pactado. Simplemente, la tensión disminuyó en los minutos finales debido a la poca trascendencia de lo que estaba en juego. Así lo reconoció incluso el seleccionador francés, Francis Smerecki:

Creo que en la primera parte hicimos lo necesario para conseguir esa ventaja. Luego, sabiendo que la clasificación estaba asegurada por el resultado del otro partido, bajamos algo el ritmo. Lo fundamental era acceder a semifinales; la primera posición no era tan importante. Además, la fatiga influyó también. Para chicos tan jóvenes, jugar un partido cada tres días no es nada fácil.

El seleccionador francés, Francis Smerecki, en la rueda de prensa posterior al partido ante Serbia (Foto: MI)
El seleccionador francés, Francis Smerecki, en la rueda de prensa posterior al partido ante Serbia (Foto: MI)

También Ljubinko Drulovic, el talentosísimo ex futbolista del Oporto que ahora dirige a la selección serbia sub-19, salió contento con el desarrollo del partido.

Dejamos fuera del once a algunos jugadores fundamentales porque estaban apercibidos de sanción. Ni cuando íbamos perdiendo me planteé meterlos, porque ya estábamos clasificados y no quería correr el riesgo de que se perdieran las semifinales. Teníamos un doble objetivo en este partido: acabar primeros y no tener bajas de cara al siguiente encuentro. Hemos conseguido los dos.

Ljubinko Drulovic, tras el Francia 1-1 Serbia de Kaunas (Foto: MI)
Ljubinko Drulovic, tras el Francia 1-1 Serbia de Kaunas (Foto: MI)

El partido sirvió también para confirmar el gran torneo que están realizando dos centrocampistas ofensivos: el interior del Rennes Adrien Hunou, que marcó el 0-1 con un gran disparo desde la frontal tras un recorte, y el media punta del OFK de Belgrado Marko Pavlovski, que empató el encuentro de falta directa. Una de las figuras de Francia, Yassine Benzia, debió ser sustituido en el primer tiempo tras recibir un golpe en la cabeza, pero Smerecki confía en poder contar con él en semifinales después de que pase veinticuatro horas en observación en el hospital para descartar alguna lesión que ahora mismo no parece probable.

Related posts

Deja un comentario

*