Una vez eliminados, se pusieron a jugar

foto(23)

Uçan, Recep Niyaz y Okay Yokuslu decidieron tomarse en serio el partido que nadie vio esta tarde. Cuajaron su mejor actuación en el Europeo sub-19, aunque lamentablemente llegó demasiado tarde. Quizás tuvo algo que ver que Turquía jugara sin presión alguna este tercer encuentro, pero sus tres centrocampistas se exhibieron en Marijampole.

Aunque los titulares puede que los cope Okan Deniz, autor de los dos primeros tantos de la selección turca, el recital fue de los tres jugadores del centro del campo. Selih Uçan fue el que peor jugó de los tres, aunque tampoco necesita mucho para atrapar a aquel que se fije en él. A medida que avanzaba el partido se sintió más cómodo y empezó a arriesgar más en sus pases. Toca en corto y en largo con suma precisión, aunque a veces tarda mucho en armar la pierna, pero ve sin problemas a aquellos compañeros que están más lejos. Además, estuvo muy cerca de marcar un golazo de vaselina.

Uçan (6) y Yokuslu (8) ante Georgia.
Uçan (6) y Yokuslu (8) ante Georgia

Más difícil es valorar quién fue mejor entre Recep Niyaz y Yokuslu. El segundo, centrocampista del Kayserispor, fue clave en la remontada de Turquía. Con el paso de los minutos empezó a recuperar balones en campo contrario, se anticipó a los jugadores del centro del campo georgiano y armó varios contraataques de peligro. Llegó a parecer omnipresente durante algunos tramos del encuentro. Robaba, conducía, asistía y acababa las jugadas en la zona de finalización. Pese a no ser tan fino como Uçan en el trato del balón, demostró que sabe qué hacer con la pelota.

Pero realmente, al menos para mí, el mejor fue Niyaz. No sólo porque asistió en los dos primeros goles y apareció en el área pequeña para anotar el tercero, sino porque es un mediapunta inteligentísimo. Entró en el primer encuentro ante Serbia y revolucionó un escenario que parecía muy complicado para su selección. Se ganó la titularidad y la aprovechó. Se mueve muy bien en ataque, siempre con sentido, y sus pases son rápidos y precisos. Piensa antes de recibir. Es muy activo. Y siempre busca la zona del campo en la que puede recibir con mayor comodidad. También es bastante veloz y hábil, y además demostró estar muy metido en el encuentro desde el primer momento. Sobre él, Okan Buruk comentó lo siguiente en la rueda de prensa posterior al partido:

Recep Niyaz un jugador muy importante, tiene muchísima calidad. Nació en 1995 -un año menor que el resto- y ha tenido varias oportunidades en el Fenerbahçe. Pero creo que si se marcha a otro club tendría más minutos de juego y podría mejorar muchísimo, lo cual sería una magnífica noticia para el fútbol turco en el futuro.

En cambio, Georgia jugó muy bien en los primeros minutos, Endeladze inauguró el marcador con un zapatazo desde fuera del área, pero después la presión pudo con la selección de Tsetsadze, a la que le costó demasiado inquietar a la portería de Piri. Aunque algunos futbolistas, como Samushia, Pantslaia o Endeladze, no tienen mala pinta. No obstante, estos tres georgianos no jugaron tan bien como los tres mejores turcos.

Related posts

Deja un comentario

*