El error

Borini marcó el gol decisivo ante Holanda (Foto: Cadi)

El partido entre Italia y Holanda era más aburrido de lo que esperábamos. Muy poco ritmo, lentitud en ambos equipos, pérdidas de tiempo al sacar de banda, de esquina o de portería. Los cracks apenas aparecían. Entonces, cuando ya habían pasado 75 minutos de partido, Stefan de Vrij dijo basta y pidió el cambio. Lo habían atendido unos minutos antes, había intentado seguir, pero no pudo más. Entró el cuarto central del equipo, Mike van der Hoorn, porque Nuytinck se lesionó después del partido contra España. Por lo tanto, Holanda se jugaba el pase a la final con su cuarto central sobre el campo. Un chico de 20 años con una experiencia de poco más de una treintena de partidos en la Eredivisie.

Se acercó Italia al área de Zoet cuando apenas habían pasado un par de minutos desde la entrada de van der Hoorn. El central del Utrecht se colocó en paralelo a Martins Indi, deseando que en los últimos quince minutos sus rivales siguieran tan lejos de su área. Sin embargo, era Insigne quien tenía el balón cerca del pico izquierdo del área. Lo pasó a Borini, que se encontraba más cerca de la portería. “Voy a interceptar ese balón, llego para cortarlo”, debió de pensar van der Hoorn. Sin embargo, llegó tarde. Y lo hizo en su propio área. Quiso anticipar, pero Borini fue más rápido. No cometió penalti, pero Borini se quedó solo ante Zoet y definió con el interior.

Apenas se acercó Holanda en el tramo final de partido. Italia era finalista del Europeo sub-21.

Borini marcó el gol decisivo ante Holanda (Foto: Cadi)
Borini marcó el gol decisivo ante Holanda (Foto: Cadi)

Deja un comentario

*