La determinación de Frankowski

frankowski-6-Polonia sub21 marcadorint

No albergaba demasiadas opciones de clasificarse para las semifinales del Europeo sub-21, pero Polonia saltó al césped de Kielce creyendo en sus posibilidades de derrotar a Inglaterra para cerrar el campeonato con un buen sabor de boca. No solo lo creían los jugadores, sino también los más de 13.000 hinchas que apoyaron a su selección en el tercer choque de la fase de grupos y que se desgañitaron a animar a los suyos desde el calentamiento, como si quisieran demostrar que ellos son los verdaderos anfitriones y que por mucho que lucieran las aficiones de Suecia o Eslovaquia nadie aspira a condicionar tanto el desarrollo del choque como los polacos. Sin embargo, Demarai Gray se encargó de silenciar a los anfitriones con un zapatazo desde la frontal en los primeros compases del partido que dilapidó toda esperanza polaca.

Los hinchas polacos abarrotaron el estadio de Kielce.
Los hinchas polacos abarrotaron el estadio de Kielce.

Toda salvo la de un jugador que mostró una determinación espectacular para intentar morir matando a Inglaterra y despedirse del torneo con al menos un empate que dejara fuera al combinado británico. El extremo derecho, Przemyslaw Frankowski, pidió el balón una y otra vez e intentó desbordara a la zaga inglesa en casi todas las jugadas de ataque polaco. El equipo anfitrión echó en falta un juego más coral, quizás por el hecho de no haber dispuesto de choques de clasificación verdaderamente competitivos para armar un bloque más sólido de cara al Europeo sub-21, y a falta de sociedades emergió la calidad individual de uno de sus jugadores con mayor personalidad. Quizás haya otros con mayor calidad técnica pero Frankowski no se dejó amedrentar por la cantada eliminación y aprovechó el escaparate que suponía el partido contra Inglaterra para exhibir varias de sus mejores virtudes.

La lesión de Chalobah dejó aún más espacio a Frankowski.
La lesión de Chalobah dejó aún más espacio a Frankowski.

Extremo rápido, escurridizo y con una buena aceleración en los primeros metros de carrera, Frankowski encaró por la derecha y buscó la línea de fondo para poner un centro e incluso disparar en alguna que otra ocasión. Solo usa la pierna derecha, pero aun así es peligroso y esta temporada ya demostró con el Jagiellonia Bialystok que es un futbolista con una cuota de gol interesante, pues anotó ocho dianas en la liga polaca. Frankowski se aprovechó de que Chilwell no contaba con un extremo por delante que le echara un cable en las tareas defensivas y pudo lucir más aún cuando cayó lesionado Chalobah, que hasta ese momento se había mostrado como una roca en la medular para evitar cualquier avance peligroso de Polonia. Sin el mediocentro del Chelsea, Frankowski pudo encarar a menudo a Chilwell en situación de uno contra uno y lo desbordó con frecuencia por pura velocidad.

En una selección polaca cándida en ataque y con dificultades para contener la velocidad de Inglaterra cada vez que los chicos de Boothroyd se desplegaban al contragolpe, Frankowski fue la noticia más positiva del anfitrión. También dejó algunos buenos detalles el mediapunta Patryk Lipski, revulsivo que entró al descanso para agitar el choque y que buscó asociarse con el extremo del Jagiellonia Bialystok, y firmó una notable actuación el portero Jakub Wrabel, un guardameta de 20 años que pertenece al Slask Wroclaw pero que la pasada temporada se la pasó cedido en el Olimpia Grudziadz de la segunda división polaca.

Frankowski no pudo evitar la derrota de Polonia.
Frankowski no pudo evitar la derrota de Polonia.
Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*