Bianchetti no es un central cualquiera

Hungría-Italia, 11/09/11. Foto: Groundhopping Merseburg

Marcó Italia a los cuatro minutos de juego tras un error de Jordan Lukaku -el hermano de quien sospecháis, sí- y aguantó su ventaja hasta el final del partido. Se replegó bastante bien pese al dominio belga y creó varias ocasiones para sentenciar al contraataque al aprovechar la velocidad de Andrea Belotti, un delantero que hoy parecía estar empeñado en demostrar que es tan bueno generándose ocasiones como desaprovechándolas.

Pero la selección sub-21 de Bélgica se topó con un equipo muy sólido. Ni la entrada de Tielemans tras el descanso sirvió para abrir a una zaga italiana que apenas concedió ocasiones. Intensidad, concentración y Matteo Bianchetti en el centro de la zaga. Ésas fueron las claves de la victoria. Porque el capitán de la Azzurra sub-21 jugó a un nivel extraordinario. Nació en 1993, pero ya estuvo en el último Europeo de la categoría (fue titular en la final) y en partidos como el de hoy demostró por qué es el líder del equipo.

Formado en las categorías inferiores del Inter, apenas ha jugado 10 encuentros en el último año con el Hellas Verona, su actual club. Pero no lo parecía. Estuvo en todas las acciones defensivas de su equipo ante una selección exigente que alineó a futbolistas importantes en la liga belga como M’Poku, Thorgan Hazard o Batshuayi cerca de su área. Y ni se inmutó. Buena colocación, sobriedad a la hora de entrar, capacidad para anticiparse a los rivales, buena lectura para interceptar las jugadas rivales y notbale físico para pelear con los delanteros. Hasta sacó el balón jugado en varias ocasiones. Sostuvo a su selección con la ayuda de los mediocentros Baselli y Viviani para mantener el 0-1. En Bianchetti hay madera de muy buen central.

Foto de portada: Groundhopping Merseburg

Related posts

Deja un comentario

*