Pione Sisto y Emre Can empiezan fuerte

England U21 v GermanyUEFA European U-21 Qualifying

República Checa 1-2 Dinamarca

Presentó sus credenciales Dinamarca en una actuación que fue de menos a más en cuanto a los daneses se refiere, ya que necesitaron remontar el tanto inicial de la anfitriona República Checa: fabuloso el recorrido durante toda la tarde del lateral derecho Pavel Kaderábek por su banda. El Hoffenheim ya se ha apresurado a hacerse con los servicios de este lateral diestro checo.

Es tal la acumulación de talento que presenta el combinado danés que ha de aspirar al título de campeón de Europa sub-21. Su talento se reparte por todas las líneas del campo. Si Kaderábek brilló en la banda derecha checa, el costado izquierdo de Dinamarca fue el territorio en el que Jonas Knudsen se convirtió en una de las figuras del encuentro: por su rapidez, por sus incorporaciones al ataque, por su buen golpeo de balón y por la asistencia que envió a Jannik Vestergaard en el 1-1. Fue Knudsen el zaguero más destacado de un equipo que ‘juega’ con la versatilidad de Andreas Christensen. El adolescente del Chelsea (solo 19 años) empezó la tarde como centrocampista hasta que la lesión de Sorensen en el eje de la zaga propició el cambio de Christensen al rol de central derecho.

Artículo relacionado: “Futuro nórdico”, por Tomàs Martínez.

De mediocampo hacia delante, Dinamarca acusó el día gris de Pierre-Emile Höjbjerg, llamado a ser el canalizador y el cerebro del juego del equipo. Se movió como mediapunta, cayendo hacia el flanco izquierdo, pero su incidencia en el encuentro no fue excesiva y no pudo filtrar ese último pase que marcase la diferencia. Los daneses, de hecho, vivieron minutos de cierta espesura en un ataque donde no terminó de encajar Viktor Fischer en su rol de falso ‘9’ del equipo. Fue sustituido en el minuto 56 por Pione Sisto, sustitución que dio lugar a los mejores minutos de Dinamarca en un partido que resolvió (1-2) el propio Sisto. Nació hace 20 años en Uganda, ha vivido en Dinamarca desde que tenía unos meses y dio razones en la media hora final del partido inaugural de este Europeo sub-21 para pensar que pronto será titular en el torneo –se incorporó más tarde tras estar el pasado fin de semana con la absoluta-.

Jess Thorup, seleccionador danés sub-21, desplazó a Rasmus Falk a la banda derecha y situó a Yussuf Poulsen como ‘9’ cuando Sisto entró al campo para actuar en el costado izquierdo. Thorup tendrá que encajar con acierto las piezas en ataque tras un primer partido que refuerza a Pione Sisto y que reafirma la sensación de que Viktor Fischer necesita jugar por detrás de un ‘9’ o al lado de un ‘9’, pero no como punta del equipo.

Hojbjerg-Guardiola-Bayern-Focus

Hojbjerg vuelve este verano a la disciplina del Bayern tras su cesión unos meses al Augsburgo (Foto: Focus Images Ltd)

Serbia 1-1 Alemania

Hubo un tiempo en que Moritz Leitner era uno de los centrocampistas más prometedores del fútbol alemán. Eso ya es pasado. Solo tiene 22 años, pero lo cierto es que su progresión se ha frenado casi por completo desde que recaló en 2011 en el Borussia Dortmund, club al que todavía pertenece. Su primer tiempo frente a Serbia fue tan flojo que Horst Hrubesch, seleccionador alemán sub-21, optó por prescindir de él en el descanso y dar entrada a Joshua Kimmich. “No entramos en el torneo hasta la segunda parte”, admitió Hrubesch tras el partido.

En el primer tiempo fue Leitner y en el segundo tiempo fue Kimmich quien acompañó en la medular germana a la figura de la noche: Emre Can. El futbolista del Liverpool, con el número 11 a su espalda, brilló en su posición natural y anotó un gol que difícilmente puede firmar cuando Brendan Rodgers le ubica como defensa central o como lateral derecho. Ha contado Hrubesch que desde el Liverpool le han asegurado que Can actuará la próxima campaña como centrocampista, ayudando a cubrir el hueco dejado por Steven Gerrard. Su actuación frente a Serbia fue, por momentos, portentosa: lideró al equipo, tuvo recorrido en el campo, marcó el tanto del empate, trabajó en defensa y ayudó a anular a Filip Djuricic con el paso de los minutos.

El 10 de Serbia tuvo un arranque de partido digno de Kaká o de Javier Pastore: marcando el 1-0 con una elegancia descomunal y luciendo durante 20 minutos un imán en el pie derecho para que cada balón de Serbia en tres cuartos de campo estuviese pegado a la bota de Djuricic. No obstante, el mediapunta del Benfica perdió precisión y confianza, y su presencia se fue diluyendo al mismo tiempo que la figura de Emre Can crecía en la noche de Praga.

Más allá del nivel de Emre Can, Alemania dejó dudas en su estreno. Más dudas de las esperadas en un combinado que presenta a futbolistas como Marc-André ter Stegen, Max Meyer o Kevin Volland sobre el césped. El del Schalke 04, Meyer, pasó sin pena ni gloria durante 75 minutos por un partido en el que la selección alemana echó en falta la inmensa calidad del mediapunta rubio entre líneas. Su puesto, a priori, no peligra, aunque sí podría peligrar el de Amin Younes en la banda izquierda tras la buena aportación de Leonardo Bittencourt saliendo desde el banquillo en el cuarto de hora final.

England U21 v Germany UEFA European U-21 Qualifying

Moritz Leitner fue sustituido al descanso (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

hola a todos. Tuve la suerte de asistir al partido de Alemania-Serbia ayer por la noche y para mi lo más destacado fue la solidez de Serbia, la falta de convencimiento de Alemania y Djuricic. Que crack! Se diluyó con el paso de los minutos pero apunta maneras! Emre Can y el capitán serbio también son dignos de mención.

Un saludo y a seguir así!

El fuelle de Serbia tuvo mucho que ver con la fuerza, el despliegue y el ímpetu de Causic y Brasanac en el medio mientras aguantaron.

Deja un comentario

*