Praga cree en ellos

República Checa - Ralf Roletschek CC BY-SA 3.0

Alemania y Dinamarca son las dos primeras selecciones con billete para las semifinales del Europeo Sub-21. Serbia se ha despedido del torneo, mientras que la República Checa ha caído eliminada, aunque mantiene una opción de disputar un playoff por una plaza en los JJOO de 2016 -si Inglaterra se mete en semifinales- y, sobre todo, ha presentado cuatro o cinco nombres muy interesantes en este Europeo Sub-21 del que son anfitriones.

El rendimiento del país centroeuropeo en la categoría absoluta ha sido completamente decreciente desde la gran generación con la que participaron, por ejemplo, en la Eurocopa de Portugal 2004. Milan Baros no se consolidó, las lesiones frenaron a Tomas Rosicky y el relevo de Pavel Nedved, Karel Poborsky o Jan Koller nunca se produjo. Durante estos últimos años, el conjunto checo ha tenido una carencia clara: la ausencia de futbolistas del mismo nivel o un nivel cercano al de Petr Cech, su guardameta. Pese a su eliminación (cerca estuvieron de superar a la poderosa Alemania), la generación Sub-21 entrenada por Jakub Dovalil ofrece nombres que pronto pueden ser fijos en la absoluta de Pavel Vrba. De hecho, Pavel Kaderábek, Ladislav Krejci o Vaclav Kadlec ya tienen experiencia con los mayores.

1279838_Czech_Republic

Piezas que han sido titulares en la República Checa durante el Europeo Sub-21 (Infografía: Footballuser)

Pavel Kaderábek (1992, lateral derecho, Hoffenheim)

De momento, el mejor futbolista del torneo en su posición. Un jugador absolutamente incansable en sus permanentes incorporaciones al ataque, gracias a su portentosa capacidad física. Tiene muchísima velocidad, resistencia, verticalidad y un ritmo que le convierte en un lateral diestro muy desequilibrante en ataque, difícil de defender. Desborda y regatea con facilidad cuando se aproxima al área contraria. 23 años, ya internacional absoluto y firmado hace unos días por el Hoffenheim alemán.

Ondrej Petrák (1992, mediocentro, Nuremberg)

Desembarcó hace ya un año y medio en el fútbol germano, cuando fue contratado por el Nuremberg -ahora en segunda división- en enero de 2014. Ha sido el mediocentro, el eje del equipo checo en la medular, con un despliegue físico importante, con solvencia defensiva en cuanto a coberturas, con buen posicionamiento táctico, fortaleza en los balones divididos y un criterio más que aceptable con el balón en los pies. Jugador de mucho ímpetu, muy intenso. Polivalente, ya que en el Nuremberg ha actuado como defensa central con bastante frecuencia, si bien en el Europeo Sub-21 ha sido indiscutible como centrocampista, zona en la que ha brillado.

Matej Hybs (1993, lateral izquierdo, Sparta Praga)

Aprovechar bien los costados ha sido una de las grandes virtudes de la República Checa en el torneo, algo a lo que ha contribuido la presencia de dos laterales ofensivos: el mencionado Kaderábek en la derecha y Matej Hybs en la izquierda. En el caso de Hybs, quizás sea menos veloz, no tan exuberante físicamente como su compañero, pero posee un golpeo de balón más medido, más preciso. Su golpeo de balón desde el flanco zurdo fue fundamental en el 4-0 cosechado frente a Serbia. Pertenece al Sparta Praga, aunque esta temporada ha actuado en calidad de cedido en el Vysocina Jihlava.

Kalas Middlesbrough Focus

Tomas Kalas, que pertenece al Chelsea, ha jugado unos meses cedido en el Middlesbrough (Foto: Focus Images Ltd)

Tomás Kalas (1993, central, Chelsea)

No ha sido uno de los más destacados del equipo, pese a ser probablemente el elemento más conocido y más mediático de esta Sub-21, al tratarse de alguien con experiencia en el primer equipo del Chelsea y que ha llegado a brillar ya en Anfield en un Liverpool-Chelsea. Sin embargo, en este Europeo causó baja el primer día por sanción, jugó (bien) el segundo día contra Serbia y jugó (peor) el tercer día ante Alemania. En cualquier caso, tiene un futuro asegurado en la selección absoluta. Su vinculación con el club londinense se extiende hasta 2017, aunque será complicado que algún día llegue a asentarse allí: esta campaña la ha vivido cedido en el Colonia y en el Middlesbrough.

Václav Kadlec (1992, atacante, Eintracht Frankfurt)

Solo 23 minutos en el torneo. Se perdió la primera jornada y sufrió una lesión de tobillo en el 23′ ante Serbia. ¡Pero qué 23 minutos jugó ese día! Sobresalientes. Como segundo punta, por detrás del ‘9’ (Kliment) en el dibujo táctico de Dovalil, demostrando buena parte de sus recursos. Es rápido, cae muy bien a los costados para generar superioridades, ataca bien el área, tiene un fantástico golpeo de balón y es inteligente a la hora de asistir al resto de atacantes. Su baja por lesión hizo daño a los checos en la última jornada frente a Alemania. Kadlec, con experiencia en la absoluta, se fue precisamente al fútbol alemán hace un par de años. Firmó por el Eintracht Frankfurt, donde empezó bien pero luego no ha podido consolidarse, siendo incluso cedido este pasado mes de enero al Sparta Praga. Futuro incierto en Frankfurt para este talentoso atacante.

Jan Kliment (1993, delantero, Vysocina Jihlava)

Su caso es especialmente singular. No debutó con la selección Sub-21 hasta once días antes del Europeo: se estrenó en un amistoso frente a Ucrania. Llegó al torneo, por tanto, casi sin experiencia en la categoría, siendo un desconocido para todos aquellos que no forman parte del fútbol checo y jugando en el modesto Vysocina Jihlava, 10º clasificado de la liga checa.

Así se presentó en el Europeo y firmó un hat-trick en la segunda jornada ante Serbia. Marcó tres ese día y desaprovechó un par de situaciones de mano a mano frente al guardameta Dmitrovic que hubiesen supuesto una actuación memorable con cuatro o cinco tantos. La pregunta es sencilla y clara: ¿es flor de un día? Personalmente, su figura me genera más dudas que certezas. Trabaja mucho, pelea por cada balón hasta el minuto 90 cual Mario Mandzukic, pero no es muy rápido, ni muy técnico, ni muy ágil. Se mueve bien fuera del área y trabaja en beneficio del colectivo, pero su hat-trick a la selección serbia puede ser engañoso. La historia reciente de torneos de categorías inferiores está plagada de delanteros que aparecen de repente (sin una trayectoria destacada), firman un gran torneo a base de goles y luego ‘desaparecen’ y tienen muchas dificultades en la élite: Marcus Berg, Maceo Rigters, Ilhan Parlak, Borko Veselinovic, Nassim Ben Khalifa, Yannis Tafer, Henrique, Dominic Adiyiah o Sani Emmanuel.

StaraBlazkova

República Checa presentaba en 2004 una de las mejores selecciones del continente (Foto: StaraBlazkova)

Los otros protagonistas

Además de Kaderábek, Petrák, Hybs, Kalas, Kadlec o Kliment, otros futbolistas han completado el bloque de este combinado sub-21 con Tomás Houbek (Hradec Králové) ofreciendo garantías bajo los palos, con el oficio de Jakub Brabec (Sparta Praga) en el eje de la zaga, la vitalidad de Jiri Skalák (Sparta Praga) en el extremo derecho o los movimientos en tres cuartos de campo de Martin Frydek (Slovan Liberec), Tomás Prikryl (Sparta Praga) y Ladislav Krejci (Sparta Praga).

La participación de la selección checa Sub-21 en este Europeo se puede entender como la aparición de brotes verdes en un país que añora aquellos tiempos de Nedved, Poborsky, Koller y cía.

Foto de portada: Ralf Roletschek CC BY-SA 3.0 (Fotografía de la selección checa absoluta en 2014, incluyendo ya a Pavel Kaderábek con el dorsal número 2)

Related posts

2 comments

Lo de Kliment creo que si fue flor de un dia y seguro desaparecera del mapa pero por ejemplo Kaderábek y compañia si que parecen que seran grandes.

Opino lo mismo en cuanto a Kliment… le he visto un par de partidos, uno de ellos el del hat-trick y bueno, buenos movimientos y bien colocado, es más, dos de los goles fueron de empujar, eso sí, estando donde debía. Pero no, no le veo absolutamente nada más…

Deja un comentario

*