Albania cae al final

Nani of Portugal during the International Friendly match against Argentina at Old Trafford, Manchester
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
18/11/2014

Portugal había tenido ocasiones suficientes para irse al descanso con una cómoda ventaja en Elbasan, pero no consiguió acertar en el remate hasta el tiempo de descuento de la segunda parte, justo cuando el encuentro agonizaba y parecía que el conjunto de Fernando Santos daba por bueno el empate. Malo no era: Dinamarca había empatado por la tarde en Armenia y esto suponía que a los lusos les hubiera bastado con un punto ante los de Morten Olsen cuando les tocara recibirlos en Braga el 8 de octubre para clasificarse matemáticamente para la Eurocopa. El gol de Miguel Veloso a centro de Ricardo Quaresma en el último córner del partido prácticamente selló el billete para la selección portuguesa, aunque es cierto que aún no lo tiene plenamente en su poder. Sólo una hecatombe (perder los dos choques que le quedan frente a Dinamarca y Serbia y que Albania saque como mínimo cuatro puntos en las dos últimas jornadas) obligaría a Cristiano Ronaldo y compañía a jugar otra repesca.

ALBANIA 0-1 PORTUGAL: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Albania vs Portugal - Football tactics and formations

Fernando Santos sacó en Elbasan un equipo sin delantero centro (Éder esperó su momento en el banquillo) y en el que dos jugadors acostumbrados a partir desde la banda (Danny y Cristiano) formaban en punta. Era un 4-4-2 que privilegiaba la generación de oportunidades desde los costados con Nani y Bernardo Silva y que carecía del perfil del enganche clásico o del interior con llegada (lo que venía haciendo Joao Moutinho). El ex seleccionador griego se blindó en el medio con un doble pivote en el que Danilo Pereira ejercía de medio centro más posicional y Veloso salía a presionar la primera fase de construcción del rival. Danilo, firmado por el Oporto este verano tras dos buenos años en el Marítimo y después de haber pasado por el Parma, el Aris de Salónica y el Roda Kerkrade, es el invitado sorpresa del once titular luso en este tramo final de la fase clasificatoria. Su rocambolesca trayectoria nos haría pensar que tiene más edad que los 24 años que cumplirá mañana (fue subcampeón del Mundial Sub-20 de Colombia en 2011, aquel que ganó Brasil con un hat-trick de Oscar en la final).

La Albania de Gianni De Biasi salió con su 4-5-1 habitual y con una disciplina táctica que es la principal razón que explica su milagrosa transformación. Sustentada por las intervenciones de Berisha, el liderazgo de Lorik Cana y la correctísima toma de decisiones del polivalente Taulant Xhaka, la selección balcánica aguantó el 0-0 cuando Portugal la sometió en el primer tiempo y se animó a ir a por la victoria cuando se vio físicamente superior en el segundo. Quizá ese creérselo demasiado la acabó condenando: Eliseu falló un mano a mano en un contragolpe en el 83′ y Veloso ganó por arriba el centro de Quaresma en el 91′ en un momento en el que los albaneses estaban más pendientes de poder tener una ocasión final para ganar el partido que no de defender con la misma intensidad que lo habían hecho hasta el 70′. El gol en contra supuso un mazazo, ya que acababa con la virginidad de un equipo que aún no había perdido en toda la liguilla. Sin embargo, Albania lo sigue teniendo en sus manos: Dinamarca la aventaja en un punto pero sólo disputará una jornada más (ese choque frente a Portugal en Braga). A los futbolistas dirigidos por el ex técnico del Levante, en cambio, les quedan dos: en casa ante Serbia (con un clima muy caldeado por los incidentes de la ida en Belgrado) y en Armenia en el cierre del grupo. Si Dinamarca no gana en Portugal, a Albania le basta con vencer uno de los dos partidos para acceder directamente a la Eurocopa.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*