La campeona del mundo sufre para sumar sus primeros tres puntos

Müller anotó dos goles en la victoria de Alemania. Foto: Focus Images Ltd.

Cuando sólo tienes que retrotraerte dos meses para recordarte levantando la Copa del Mundo en Maracaná, cuando aún te dura en la saliva el sabor de la gloria y cuando tu hambre de éxito está absolutamente saciada con el título más prestigioso al que un futbolista puede aspirar, no es fácil volver al día a día, ponerte el mono de trabajo y jugar el clásico partido de clasificación para la Eurocopa ante Escocia. Sin embargo, a Löw las circunstancias le facilitaron ese proceso de “vuelta al mundo real”: Entre las retiradas (Lahm, Klose, Mertesacker) y las lesiones (Özil, Khedira, Hummels, Schweinsteiger), sólo 6 hombres de los que jugaron la final ante Argentina fueron titulares hoy en Dortmund. El partido sirvió para que el seleccionador alemán pudiera hacer algunas pruebas y para que el espectador pudiera comprobar hacia dónde evoluciona la campeona del mundo.

Germany vs Away team - Football tactics and formations

 

Formaciones iniciales

Lo que más se criticó de la selección alemana durante el pasado Mundial fue la poca fluidez de su ataque posicional. Si bien transitando era absolutamente devastadora, cuando tenía que enfrentarse a un rival inferior y, en vez de contraatacar, ser creativa con el balón, se la veía bastante incómoda.  Hoy, especialmente en la primera parte, vimos bastante trabajo en ese aspecto. Frente a una Escocia absolutamente conservadora en un principio, Löw quiso evitar que su selección se estrellara ante el rígido bloque bajo anglosajón, así que dispuso muchísimo movimiento delante del balón: Kroos dirigía, los laterales se iban arriba, los extremos permutaban y tanto Reus como Götze actuaban de falsos nueves: jugaban de espaldas y buscaban constantemente moverse, intercambiar la posición y recibir a la espalda de los mediocentros escoceses. Un sistema este que tiene como hombre absolutamente troncal al que ya es el líder indiscutible de esta generación: Thomas Müller. El del Bayern de Múnich se basta sólo para rematar centros laterales, finalizar jugadas, intuir rebotes… Al jugar sin un nueve puro y al no ser ni Reus ni Götze especialmente mortíferos finalizando, el sistema precisa de la habilidad del atacante bávaro en su plenitud, que se encarga de suplir ese déficit con su descomunal talento. Él da sentido a todo.

Es cierto que no se puede decir que Alemania avasallara a su rival, pero sí que dominaba con absoluta comodidad. Y lo hacía no sólo porque consiguiera llegar con más o menos frecuencia al área de Marshall, sino, sobre todo, porque cuando perdían el balón estaban absolutamente implicados y compenetrados a la hora de presionar tras pérdida. Escocia no podía salir casi nunca y los de Joachim Löw recuperaban el balón de inmediato. La sensación de peligro rival era prácticamente nula.

Fue en la segunda parte cuando la campeona del mundo dio peor imagen: en parte porque Escocia dio un paso adelante y en parte porque ellos se relajaron. El riesgo de jugar con la defensa tan adelantada es que si no eres solidario a la hora de presionar tras perder el balón y si tus centrales no son especialmente rápidos, puedes dejar muchísimo espacio a tu espalda. Eso fue lo que pasó en el 1-1: el vertiginoso Anya, como tantas otras veces a lo largo del partido, le ganó la espalda a Rudy y ningún central pudo salir a su auxilio. No fue el único aviso de Escocia, que tuvo verdaderos tramos de dominio donde sacó a relucir las costuras de Alemania (Kroos sufre como mediocentro posicional, Rudy es un extraordinario mediocentro, pero no es lateral…) y pudo hasta ganar el partido, pero, al final, el de siempre, el que juega con el mismo ímpetu en una noche lluviosa de Diciembre en un campo de Tercera que en la final de la Copa del Mundo, Thomas Müller, acudió al rescate para sumar los primeros tres puntos de su selección en el camino hacia la Eurocopa de Francia.

Foto: Focus Images Ltd

Related posts

10 comments

Un aspecto que me gustaría comentar y que no me ha cabido en el texto es el paso adelante que tiene que dar Götze con esta selección y con su equipo y que ayer ya se empezó a vislumbrar. Su primer año con el Bayern fue francamente decepcionante y el ex del Dortmund tiene sin duda talento para ser uno de los líderes de esta generación y no un suplente de lujo. Esperemos que el gol de Maracaná le haya dado ese empujón, ya que ayer se le vio con bastante personalidad.

A mi me parece que Gotze no lo usan bien ni Pep ni Low. Me gustaria que en un futuro Klopp dirija a la seleccion alemana y seguramente asi veremos al mejor Mario Gotze o que regrese al Dortmund(imposible). Gotze necesita a Klopp.

Comparto en absoluto el texto, y principalmente con la relajación como factor fundamental en este partido de Alemania. Sin embargo, ¿quiénes se vislumbran como los próximos laterales alemanes? me da la sensación de que con la salida de Lahm, se debilita en demasía este puesto.

Pues a mi me convencieron las prestaciones de Escocia, compitieron hasta el final y en la segunda parte crearon peligro. Viendo como está el fútbol escocés de necesitado creo que la imagen que dieron ayer fue más que aceptable. Igual es un punto de inflexión, jugando así le pueden competir a Irlanda y a Polonia perfectamente. Gran análisis.

Escocia sin duda que lo hizo lo mejor que pudo, no habría imaginado antes del partido que le pondría tantos problemas a una selección que recordemos que ha ganado la copa del mundo. El problema es que lo bien que lo ha hecho la selección en este partido, y lo bien que lo haga pueda hacer en toda la clasificación (en mi opinion tienen bastantes opciones de clasificarse o como mínimo jugar repesca), no tiene nada que ver con el nivel de la liga escocesa. Si te fijas en la convocatoria de la selección la gran mayoría de los jugadores juegan en la premier league, no en escocia. Sinceramente creo que Escocia lo tiene muy mal de cara al futuro, lo único que puede hacer, por mucho que para los románticos del fútbol sea una gran pérdida, es que se incorporen a la premier. Lo mismo que Bélgica y Holanda deberían juntar sus ligas, o por ejemplo Noruega, Dinamarca y Suecia. La competencia es brutal en todos los aspectos del fútbol de hoy y es lo que hay.

Volviendo al partido, recuerdo varios ataques buenos de escocia en la segunda mitad, una de Naismith rozando el palo cruzado y otra en la que Durm debió ver la roja al hacer falta a Naismith siendo último jugador y ocasión clara de gol. Por otra parte alemania desperdició varias oportunidades buenisimas incluso dentro del area, estuvieron poco acertados en el remate. También me desesperó por momentos la lentitud en la segunda parte al mover el balón, Kroos intentaba bajar a recibir pero estaba muy marcado, por lo que o empezaban la jugada Boateng o Howedes o recibia Kroos pero sin líneas de pases buenas. Quizás como dijo Perarnau a Axel en la entrevista los jugadores alemanes noten el desgaste esta temporada.

Hola,una simple puntualización sobre este buen articulo. Cuando te refieres al “rígido bloqueo bajo anglosajón” bajo criterio geográfico y étnico supongo que “celta” sería más conveniente para referirse al conjunto escocés. Además, teniendo en cuenta las gaitas que sonaban en Dortmund de parte de algún aficionado escocés.

A mi no me sorprendió nada esta inestabilidad en la defensa. Kramer con unas inseguridades enormes. Rudy atacando convence. Defendiendo era muy su actuación, pero tiene que ver con el rival y con el equilibrio en todo el equipo.
Me gustaron Boateng con su presencia, Kroos en la primera mitad y por supuesto Müller…

De los escoceses me gusto Anya, por supuesto.

Mal lo de Reus…

Temo que Gotze se convierta en un nuevo Iniesta por decidir una Copa del Mundo, aunque el primero es joven y el segundo ya tiene 30, y le seguirán sobrevalorando. Y Muller es Dios.

Deja un comentario

*